El enemigo es el espejo

5 dardos para el Granada CF – Sporting

 

* Estamos en días de cuentas, estadísticas y proyecciones. Queda poco para el cierre del campeonato y toca hacer números para prever cómo acabará la Liga. Se contabilizan resultados anteriores, tendencias y se escruta el calendario. Pero los números tienden a confundir en los juegos. Suelen ser traicioneros. Por eso no hay que analizar los teóricos duelos difíciles, las visitas complicadas o las jornadas donde toca sumar. A veces, el enemigo es el espejo y lo peor es ignorar que si el equipo está en condiciones, no tiene que ir con pavor a ningún estadio. Tampoco con prepotencia. El Zaragoza es una muestra de que en este campeonato se puede ganar a cualquiera. Afrontar la recta final con cinismo es un riesgo. Toca ser competitivo, esté quien esté delante. ¿Acaso no pudo el Granada hyacerle tres goles al Barcelona en su estadio? Menos maquiavelismo y más pasión.

* Hay jugadores que entran en las convocatorias sin estar a tope, para que entren en la dinámica, disfruten de minutos o animen el vestuario. No suele ser así con los porteros. Si están en la cita, es porque puede jugar. Roberto, buque insignia rojiblanca, no forma parte de la lista para acoplarse en el banquillo. Si Abel le alista, es porque puede actuar de salida. Por tanto, lo hará.

* El Camp Nou sirvió otra derrota para el Granada, pero el estímulo de tutear al todavía campeón sirve de acicate para todo lo que vendrá. Es el Sevilla, un conjunto llamado a grandes empresas que alterna contundencia con zozobra. Jesús Navas es su espolón. Benítez y sobre todo Siqueira tendrán que ponerle cepos. Por lo demás, no amedrentarse ante un conjunto que busca Europa y que viene de lucirse en El Sardinero. Los Cármenes requiere de su mejor espíritu batallador.

* No está Martins, con todo lo que ello lastra para las conexiones de los de Abel Resino. Abel encontrará su hueco en la zona ancha, mientras que las bandas serán para Jara y Benítez. El mallorquín, fantástico frente a los de Guardiola, está llamado a abanderar al Granada frente a un rival que le pretendió en verano. En su estado de forma, es capaz de todo.

* Moisés dice que faltan cuatro triunfos. Abel Resino lo ratifica. Puede que sea suficiente, puede que no. Puede que sirva con ganar los duelos directos. Lo fundamental es que la unión persista, la moral se mantenga intacta y que a Martins le puedan levantar el segundo partido de sanción. Y que, cuando vuelva, sepa que le debe una muy gorda al club que tanta comprensión y cariño le ha dispensado.