Salgamos de la oscuridad

Esta mañana de domingo está marcada por el tradicional sorteo extraordinario de la Lotería y será el día de reclamar salud, si no ha habido suerte con los premios. La ilusión es propia de estas fechas, pero quizá ahora más necesaria que nunca. Las muchas crisis que padecemos no pueden hacer que caigamos en una depresión colectiva. Los recortes, dificultades y problemas hacen difícil encarar el futuro, pero lo decía esta semana Mariano Rajoy, de esta crisis saldremos.

Ya he apuntado en estas líneas que debemos salir purificados, limpios de ciertos comportamientos, actitudes y con unas políticas y acciones más transparentes. Precisamente lo que ha conmocionado estos días a la ciudadanía ha sido el anuncio de las subidas en las tarifas eléctricas a partir del próximo enero, superior al 11 por ciento. Creo sentirme como la mayoría de los españoles, sumido en la más profunda oscuridad a la hora de conocer cómo funciona el sistema eléctrico, por el que hay que pagar una tremenda deuda acumulada, los servicios están más caros que en otros países, existe un fuerte déficit y las tarifas se deciden de una manera incompresible, mientras las empresas obtienen unos muy altos beneficios. Y peor todavía es la estética cuando vemos que para determinados políticos que han ejercido papeles muy relevantes estas grandes compañías les sirve de refugio laboral y económico.
El Gobierno parece dispuesto a impedir lo que parece un exceso. Veremos si consigue esa transparencia necesaria en este tema y en otros muchos, como poner freno a la corrupción, caiga quien caiga, y que los culpables paguen, porque no hay día que no conozcamos nuevos capítulos de comportamientos execrables.
Este jueves la jueza Alaya dictaba otro auto por el que ‘pre-imputa’ nuevamente a Chaves y Griñán, entre otros, en el caso de los ERE. Y dos días antes, la presidenta de la Junta, al cumplir cien días de su mandato, anunciaba que todo el dinero defraudado, tanto de este escándalo como el de las facturas falsas de UGT, se destinaría a la creación de empleo juvenil, como había demandado el PP. Lo que me temo es que lo recuperado sea una muy exigua parte. En cualquier caso bienvenida la iniciativa, así como toda la claridad en un panorama todavía un tanto oscuro. Y si hay que hacer más registros, como en la madrileña sede del PP o en la andaluza de UGT, que se hagan. Lo que me temo es que los documentos que pudieran ser comprometidos difícilmente aparecerán. ¿No les parece? Feliz Navidad y que tengamos mucha luz, lo más barata posible.
P.D. Montoro pidió perdón este miércoles por si alguien se había sentido intimidado por sus declaraciones de la semana anterior. Y sobre los medios de comunicación señaló: «Son la columna vertebral de la democracia en España». Después de la crítica no será adulador por mi parte reconocer aquello de «rectificar es de sabios».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *