Una pregunta para Juan

Hay una regla no escrita en este oficio: antes de lanzar a cualquiera un mandoble hay que darle la oportunidad de que se defienda. Después, si se tienen papeles, se puede pasar a cuchillo.

Muchas veces he tenido que llamar a políticos, fingir voz compungida y asegurar que para mí era tan desagradable como para él tener que abordar esa información. En realidad, me estaba relamiendo por el titular a cinco columnas del día siguiente, como al lobo al que aún le chorrea sangre por los colmillos.

En otras ocasiones, es el interlocutor el que te desarma. El coordinador de IU, Manuel Morales, me recordaba recientemente cuando le solicité explicaciones tras retirarle la moto la Policía Local por carecer de seguro. Era el año 2005 y el entonces concejal andaba enfrascado en un pulso con un sector de los agentes. Acto seguido, le sorprendieron con la póliza caducada. Lejos de enervarse o justificarse con excusas absurdas, Manolo me tranquilizó: “No te preocupes, tú estás haciendo tu trabajo. Todos somos humanos. Pero es verdad que me han puesto una sanción que cumpliré porque los políticos tenemos que dar ejemplo“.

Recupero la anécdota porque ayer fue a Juan García Montero al que dos policías pillaron en moto acompañado de su mujer, que no llevaba casco. Y según el informe de los agentes, todo empezó con el clásico ‘ustedes no saben quién soy yo’ y acabó con una presunta alteración del orden público.

Por la noche tocó llamar al aspirante a la presidencia provincial del PP para que ofreciera su versión. Y la conversación terminó de la siguiente manera: “Me quedo perplejo que hayan ido a la prensa. Si a cada ciudadano que le pongan una multa por no llevar casco puesto , se va a IDEAL…. Perdona que te diga, pero me quedo ‘acojonao’. Si el nivel de IDEAL es llamar a un ciudadano al que le han puesto una multa por no llevar casco su mujer, es acojonante. Buenas noches, un abrazo muy fuerte”. Y colgó.

Quizás Juan García Montero no considere noticia que, en su presencia, su mujer -supuestamente- arroje un bolso a uno de los agentes. O que -según el informe policial- les insinúe que se meten el dinero en el bolsillo. Que se niegue a identificarse o les grite “llevadme a la cárcel”. Tampoco que -presuntamente-, al ser parado por los agentes, el concejal les recrimine que le han multado por ser del PP y que todo se debe a una persecusión.

En IDEAL, que tenemos nuestro nivel, lo hemos valorado como una información secundaria en la parte inferior de una página y sin ninguna referencia en portada.

Sólo tengo una pregunta para Juan: ¿Cómo habría querido que diésemos la noticia si el mismo rifirrafe hubiese sucedido con Sebastián Pérez y su señora?

Buenas tardes, un abrazo muy fuerte. Cuelgo.

4 Comentarios

  1. Hombre veo que te desvelas, para saber cosas rapidamente la noche del fútbol….también hubo una agresión a un colaborador de Juan GM y no comentais nada. Y la noticia de Güéjar Sierra fuisteis el último medio en publicarla y en sección provincial, no en primera plana. A veces las amistades obligan, este tipo de periodismo te posicionan, todos sabemos de qué pie cojeas, por eso eres del Betis y no de un grande como el Atleti. saludos

  2. Sí señor, todo un zasca a un político, qué gustazo. Siga así Chirino, que nosotros no tenemos este altavoz para hacerlo, y sean del partido que sean se merecen que alguien les cante las 40. He disfrutado una barbaridad leyendo este artículo.
    Gracias y un saludo.

  3. Algunos periodistas son como los animales carroñeros, van minando en las fuerzas de sus posibles presas (Que no sean de su especie), huelen la sangre y si no se pueden defender y hay más o menos podredumbre que exhale de sus cuerpos……..los devoran sin más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *