Ministra, si hay que ir se va, pero…

ANA PASTOR EN LA UNIVERSIDAD INTERNACIONAL MENÉNDEZ PELAYO

Juan Jesús Hernández

Los estrategas de la cosa política en el Ministerio de Fomento, o del Gobierno, no están finos. En un alarde de oportunidad y conocimiento  absoluto de la realidad y la actualidad granadina han decidido que la ministra Ana Pastor acuda mañana a Granada para visitar las obras de la  A-7  en la Costa y que hable allí de las obras de la autovía. Mal no está dar la cara por un proyecto que se ha eternizado y acumula retraso  sobre  retraso, pero estaría mejor que la ministra de Fomento visitase la capital para zanjar el debate sobre la ubicación definitiva de la  estación  sobre el AVE en Granada y sobre la variante de la línea de alta velocidad a su paso por Loja, asuntos que no parecen menos urgentes  y  trascendentes. En Granada se espera a la ministra de Fomento con la misma ilusión que a Mister Marshall en Guadalix de la Sierra, pero no    será así y los ‘asesores’ o la propia ministra han decidido viajar a la Costa de Granada para hablar de la A-7 y, cuando se le pregunte por el  asuntillo de la estación del AVE, decir que el proyecto sigue en estudio y que pronto habrá una solución, que es lo que ha dicho en los  últimos  meses, justo desde que el gobierno municipal del alcalde José Torres Hurtado entró en Fomento como elefante en cacharrería con  la  propuesta alternativa de construir la futura estación en Cerrillo de Maracena y dejar para pisos, o lo que sea, la actual estación de  Andaluces.  Y mientras que corran los meses y los años y que los granadinos sigan a la gresca hasta que se cansen. Es posible que la ministra  haya  decidido visitar la Costa para dar su decisión definitiva sobre el AVE. Es posible, sí, pero no estoy convencido de ello.
Lo dijo el sabio: si hay que ir se va, pero ir para ‘na’ es tontería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *