Ese pene lo conozco

Si alguna mañana encontrara en otro periódico que no es el mío la foto de dos bomberos rescatando un pene en un quirófano, diría que un periodista serio como yo no escribe de esas polladas. En cambio, si la foto cayera en mis manos en exclusiva la sacaría sin lugar a dudas en portada.

Somos así y si fuésemos de otra forma no seríamos periodistas.

No me ha extrañado nada que algunos sibaritas anden por ahí dando lecciones de ética, porque yo probablemente habría hecho lo mismo si me pisan una información. Pero más me ha sorprendido la reacción de la Consejería de Salud, que ha iniciado un expediente para aclarar la filtración de la noticia.

Efectivamente, la Junta de Andalucía tarda menos en abrir una comisión de investigación sobre un pene que sobre los mil millones de euros que se han ido con los ERES. Y el hospital está más preocupado de quién hizo las fotos que de los recortes o del cierre de camas en verano.

Son así, y si no fuesen así no serían de la Junta.

La misión de la Consejería de Salud es la de evitar que se filtren imágenes de un quirófano y la de los periodistas intentar conseguirlas.

Hasta ahí comprendo su cabreo, pero lo absurdo es decir que se ha producido una “grave violación del derecho a la intimidad y confidencialidad” del paciente.

Resulta que alguien estaba en su casa hojeando el periódico, intuyó un trozo de pubis difuminado y exclamó: “¡Tate, ese pene lo conozco!”.

De haber sido mi miembro viril el implicado habría pasado totalmente desapercibido -desgraciadamente- pero supongo que a alguien le pueda suceder. De lo contrario, no entiendo qué intimidad considera la Junta violada si no se han dado nombres y la única parte del cuerpo del paciente que se ha mostrado ha sido un trozo de pene desenfocado.

Seamos sinceros. Aquí todos nos aprovechamos de la intimidad del prójimo, con consentimiento o sin él; unos por interés periodístico, otros para sacarle rédito político. Cuando la consejera da ruedas de prensa con menores a los que los médicos han salvado la vida, cuando se vende un trasplante de cara, cuando se trae a un inmigrante para extirparle un tumor o cuando le salvan a un tipo el pirindolo.

La misma Consejería de Salud que ahora se pone exquisita es la que se trajo a una joven en coma ingresada en Inglaterra -le felicito- y, al mismo tiempo que aterrizaba el avión en Granada, difundía un comunicado a todos los medios en los que se atribuía el mérito político de haberlo conseguido antes que otras administraciones.

Como somos tan amarillos, nada más enterarnos nos fuimos al hospital en busca de la chica y de la foto. Pero al llegar, ya estaba allí el delegado de Salud con su jefe de prensa.

Ni siquiera puestos a ser sensacionalistas somos los primeros.

 

 

16 Comentarios

  1. Por una vez no estoy muy deacuerdo contigo. No es un pene es «su pene» y el hombre tiene derecho a la intimidad del mismo.

    Que la Consejeria haga unas cosas bien y otras directamente no las haga no significa que no tenga que velar por los pacientes y la intimidad de sus penes y por tanto tomar las acciones oportunas.

    Espero que puesto un nivel tan alto no nos obliguen a hacer la próxima acción reivindicativa en tanga atigrado.

    Con lo bien que os lo habeis pasado con esto…..

    1. Pero el pene de la foto no es su pene, es un pene cualquiera. No se ha vulnerado nibguna intimidad y si se ha hecho lo tendría que decir un juez, no la consejería. Piensa qué habría pasado si se da la misma noticia sin foto. Nada. Nos escandalizamos más de un pene que de la prima de riesgo

  2. No sé que da más verguenza ajena, si sacar en portada (y con foto) una noticia tan amarilla (digna de El Mundo Today) o encima estar orgulloso de ello y no reconocer que fue un error.

  3. La noticia me ha provocado una carcajada y no precisamente por la violación de la intimidad de nadie, sino porque me he preguntado ¿Qué «pollas» hace un tío con el pene en un tubo?

  4. La noticia me ha provocado una carcajada y no precisamente por la violación de la intimidad de nadie, sino porque me he preguntado ¿Qué \"pollas\" hace un tío con el pene en un tubo?

  5. Semos la leche (por no decir lo otro). El interés de las fotos de marras no es el cigüeñal del hombre, sino cómo se procedió a cortar el tubito contenedor del aparato del paciente. Lo noticioso es lo pintoresco de tener que reclamar el auxilio de los bomberos para la operación. Es algo que parece que no se comprende.
    Los periodistas a informar y la Sra Consejera a ordenar a sus huestes para ofrecer el mejor servicio…a veces nos la cogemos con papel de fumar (sin segundas).

  6. Por más vueltas que le doy al amplio despliegue de Ideal acerca de esta anécdota escabrosa que se eleva a la categoría de «noticia» no le encuentro por ningún lado ese «interés periodístico». Deberíamos dejar los corporativismos a un lado y reconocer lo bajo que ha caído el periodismo para preocuparnos porque los diarios de la ciudad no acaben convertidos en un catálogo del morbo, a base de sucesos y curiosidades. Por cierto, un bombero no puede dedicarse a grabar una operación en el hospital con su móvil, sea del pene o de amigdalas. Lo vivido estos días es vergonzoso.

    1. La gente lo conoce, habla de ello, suscita debate, opiniones encontradas, es insólito, también morboso,informa, además entretiene… ¿por qué no es noticia?

  7. Para empezar decir que estoy en total desacuerdo con la publicación del blog. Empezando por que esta «noticia» no creo que sea tal, solo es el morbo de que el protagonista es un pene, pero estoy seguro que casi a diario muchas personas en el mundo tienen este tipo de accidentes «raros» con otras partes del cuerpo y no se monta tanto show, ya sea porque meten los dedos donde no deben, ponen la lengua en tal sitio, etc.
    Para concluir, pienso que se ha actuado fatal al publicar esta chorrada de «noticia», que no lo es, y se ha incumplido el derecho a la intimidad de una persona, la cual a sido fotografiada aunque sea alguna parte del cuerpo y publicada en internet a la vista de todo el mundo. Sinceramente, hay que ser idiota para no darse cuenta de esta mala actuación, espero que los responsables sean castigados según la ley.

  8. De que periodismo hablamos, del que considera una exclusiva la noticia de un pene dentro de un tubo y encima lo publica en portada. Vamos anda, con lo que esta cayendo con un sistema que hace aguas por todas partes y nos entretenéis con esta \"pollada\". Eso se llama periodismo amarillo y no creo que sea para presumir de profesionalidad.
    En cuanto a la publicación de la foto no se si sera legal, pero desde luego no es ético mostrar a una persona en un quirofano en plena operación, aunque pixeles su cara o su miembro viril, esto ultimo por puritanismo supongo, y todo por la vanidad de un bombero orgulloso de su hazaña o por el interés del concejal de turno por publicar la proeza. Así nos va.

  9. Ha sido una noticia insólita, a mi me ha gustado y me he entretenido con el despliegue que se ha hecho, con el vídeo, con los artífices y con este debate.

    Y bien puesto en portada por que así nos hemos enterado todos mejor y hemos podido comentarlo -con cachondeo o no- con más gente. Además también es necesario salir un poco del ambiente depresivo que tenemos cada día en los periódicos. Aunque hay que reconocer que pillarse la chorra con un tubo no sea precisamente algo festivo.

    Como dice el autor este artículo ha motivado que un político español investigue un hecho que no se ajusta a los protocolos, a lo mejor se animan y siguen investigando asuntos más graves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *