El Estado somos todos

 

Han ocurrido esta semana dos acontecimientos coincidentes en Madrid y casi en el tiempo. Primero el martes, en la sede del Senado, se reunieron los máximos representantes del Gobierno y las Comunidades Autónomas, en la denominada Conferencia de Presidentes, con la presencia protocolaria del jefe del Estado y la lamentable incomparecencia de los presidentes del País Vasco y Cataluña. Es la primera vez que en este foro se toman decisiones comunes sobre distintas materias, entre ellas la financiación autonómica, auténtico caballo de batalla. Aunque esos acuerdos no significan ni mucho menos que los temas ya estén totalmente concluidos o cerrados, sí se han puesto en marcha unos procesos para trabajar sobre ellos, con la confianza de que fructifiquen y se vaya avanzando.


Les anuncio, amigos lectores, que mañana IDEAL les ofrecerá una entrevista con Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y del PP, en la que hace balance de esta cumbre, dibuja la situación económica y política, y aborda otras cuestiones de actualidad. No les anticipo más, pero creo que el clima del necesario diálogo, fruto del resultado de las últimas elecciones, va por el rumbo adecuado, aunque quede mucho camino por recorrer.
De las cuestiones de Estado, permítanme que pase al otro que, aunque parezca más mundano, no es menor para España, el turismo. Al día siguiente de la Conferencia de Presidente abría sus puertas Fitur, la gran Feria Internacional de Turismo. Fueron muchos los presidentes y presidentas autonómicos que aprovecharon el viaje a la Villa y Corte para matar dos pájaros de un tiro y pasearse por los pabellones y potenciar sus respectivas ofertas, en ese gran escaparate de este sector, cuyo peso en la economía nacional y en la creación de empleo, especialmente para una comunidad como Andalucía y para provincias como las nuestras. Lo que saben que llamo territorio IDEAL, Almería, Jaén y Granada, es capaz de ofrecer una oferta magnífica, tanto de costa como interior, sobre la base de unos parajes naturales y paisajísticos excepcionales, con un patrimonio arquitectónico, monumental y artístico singular. No voy a venderles las excelencias de estas tierras que conocemos pero que quizá todavía no valoremos lo suficiente, sobre todo cuando a la hora de viajar nos proponemos como destinos lugares más lejanos, sin olvidar que la calidad es un elemento fundamental por el que deben luchar nuestros empresarios y trabajadores. La marca España es sumamente valiosa en un marco donde el Estado somos todos, integrado por gobierno central, autonómicos, diputaciones y ayuntamientos, en el que no pueden existir fisuras que atentan contra nuestra convivencia. ¿No les parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *