Dejarme solo

Uno de los grandes problemas que tienen los dictadores es que pierden el contacto con la realidad, muchas veces apoyados por sus subordinados, que para hacerse merecedores del dictador, son capaces de crearles una realidad imaginaria, como la fábula del nuevo traje del emperador.

Benito Mussolini que fue primer ministro de Italia con poderes dictatoriales desde 1922 hasta 1943, que fue encarcelado. Se escapó gracias a los nazis, que le dieron el cargo de presidente de la República Italiana desde 1943 hasta 1945. La fotografía que os muestro se utilizó como propaganda para exaltar las dotes de líder al fascista Mussolini, que aparece victorioso montado a caballo y levantando una espada montada.

En la fotografía original realizada en 1942 podemos ver como un hombre sujeta al caballo mientras el el dictador se hace la foto. Como ves en la imagen que fue distribuida, no aparece este gentil señor, para no dar una imagen poco heroica.

En esta ocasión si está demostrado que fue el propio Benito Mussolini, quien pidió que fuera la imagen retocada para presumir de habilidades guerreras.

RAMÓN L. PÉREZ, FOTOPERIODISTA

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *