ÁREA METROPOLITANA DE CÓRDOBA, Observatorio virtual del Paisaje Mediterráneo (4)

Hoyas y vegas Béticas

El río Guadalquivir es un eje central de la geografía física y humana de Andalucía. A lo largo de su curso se suceden algunas de las principales ciudades históricas de la región, verdaderas ciudades fluviales, tanto desde el punto de vista del paisaje como de las funciones urbanas que históricamente se han apoyado en esa posición ribereña.

De esta manera, la confluencia de río y ciudad ha generado algunos de los paisajes urbanos más singulares y representativos de Andalucía, paisajes en los que un elemento natural de gran potencia, como es el cauce fluvial, se incorpora a una trama urbana que construye, a veces, frente a la ribera, su límite y fachada más noble y emblemática. Se han creado de esa manera frentes urbanos de una notable calidad paisajística en los que se logra una buena integración del río a la ciudad.

La vista muestra el emplazamiento actual de la ciudad y es buen ejemplo de una expansión urbana que ha segregado sus usos valorizando social y económicamente las ventajas y preferencias de lugares y paisajes. La vieja ciudad romana y califal, anclada en las márgenes del río, crece contemporáneamente ocupando dos ámbitos de contraste: la ciudad residencial de baja densidad asentada sobre las privilegiadas laderas de la sierra y la más densa masa residencial ocupando en altura los terrenos de la vega. Más allá una periferia en la que el antiguo parcelario agrícola es sustituido por desordenadas ocupaciones urbanas e industriales.

1.     El escarpe de Sierra Morena

Elemento topográfico dominante y mirador privilegiado hacia la aglomeración urbana cordobesa. Tradicionalmente exento de construcciones (salvo determinados hitos de carácter religioso), los últimos decenios han visto como se colonizaba urbanísticamente ciertas zonas privilegiadas de sus inmediaciones.

2.     La ciudad de Córdoba

Sobre la Vega del Guadalquivir, la expansión urbana ha ido colmatando los terrenos aluviales de regadío de la margen derecha del río y ha colonizado las terrazas y el piedemonte de Sierra Morena. La prolongada historia urbana de Córdoba hacen de ella, en expresión afortunada, “una ciudad antológica”.

3.     El paisaje campiñés

Desde la ciudad, el paisaje de la margen derecha es representativo de las campiñas de secano del Valle del Guadalquivir. Un espacio exceptuado históricamente de la urbanización, tierras cerealistas y olivareras organizadas por cortijos dispersos.

4.     La Vega

La llanura aluvial del Guadalquivir tuvo tradicionalmente una dedicación agrícola y de regadío. El crecimiento urbano contemporáneo ha tomado esa dirección con un proceso de urbanización difuso y escasamente ordenado. Como resultado de ello los espacios agrícolas han terminado por constreñirse a zonas marginales, bolsas de suelo aisladas y a la espera de su ocupación urbana o suburbana.

5.     El río Guadalquivir

La vegetación de las riberas del Guadalquivir destacan como casi exclusivo terreno arbolado en la Vega y en la lejana campiña. El Guadalquivir se acerca a la ciudad histórica a través de acusados meandros que horadan los materiales campiñeses.

 

Panorámica de Córdoba desde la Sierra
Panorámica de Córdoba desde la Sierra
Vista de Almodóvar del Río y de la vega del Guadalquivir desde el Castillo de Almodovar
Vista de Almodóvar del Río y de la vega del Guadalquivir desde el Castillo de Almodovar

Vista de Córdoba, 1850
Vista de Córdoba, 1850

Córdoba está hacia el occidente del río grande. El reino de Córdoba se encuentra al oriente del reino de Sevilla, en los lados meridional y oriental del reino de Badajoz y en la parte meridional del reino de Toledo, cuya ciudad está desde Córdoba entre el septentrión y el oriente, como unos siete días. El perímetro de Córdoba es de 30.000 codos, y es Córdoba de las más grandes ciudades de Andalus. Está fortificada y tiene una muralla de piedra de gran espesor. El número de mezquitas se eleva a mil y el de los baños a setecientos. En Córdoba hay siete puertas, y su patronato, llamado Elamin, se encuentra en la parte occidental de la ciudad de Medina Azahara, que se asienta al pie de una montaña.

Ismael Imad-ab-Din-al-Ayubi (Abulfeda), principe árabe natural de Damasco, guerrero, historiador y geógrafo, Siglos XIII y XIV

Por Almudena Garcia Mezcua, Arquitecto de GRarquitectos

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *