Alvaro Siza presenta su proyecto “Puerta Nueva” en la Alhambra

“La Arquitectura Comprometida”

El pasado martes dia 8, en la sala de conferencias del colegio de arquitectos de Granada tuvo lugar la presentación del proyecto ganador del concurso internacional de ideas “Atrio de la Alhambra”. Hoy publicaremos una semblanza de como fue la exposición del Proyecto ganador y mañana  un articulo sobre el proyecto, escrito por los mismos ganadores: Alvaro Siza y Juan Domingo Santos.

La presentación del proyecto estuvo dirigida por  María del Mar Villafranca, Directora del Patronato de la Alhambra,  Emilio Herrera presidente del colegio de arquitectos de Granada y los arquitectos ganadores.

La ponencia tuvo tres partes, una introductoria a cargo de María del Mar Villafranca y Emilio Herrera quienes comentaron entre otras cosas la iniciativa del Patronato de la Alhambra donde el equipo de Grarquitectos participó activamente realizando los “Estudios Preliminares para la Redacción de las Bases del Concurso del Atrio de la Alhambra”, así como la participación de 41 equipos de 10 diferentes nacionalidades.

Una segunda parte a cargo del arquitecto Álvaro Siza, el cual presentó su proyecto ganador denominado “Puerta Nueva” con una “arquitectura afirmativa” como denominó el propio arquitecto, que consiste en una serie de volúmenes horizontales relacionados longitudinalmente con un claro aprovechamiento  de la topografía, mimetizados en la verticalidad de la vegetación, con una idea de plataforma y  sistemas de articulación de patios.

Alvaro Siza y Juan Domingo Santos ganadores del Concurso
Alvaro Siza y Juan Domingo Santos ganadores del Concurso

Con todos estos elementos personalmente pienso que cumple perfectamente el objetivo, de ser un espacio de alternativa y que anteceda a la entrada al monumento, pero sobre todo que está enmarcado dentro de las premisas del Plan Especial de Protección y Catálogo del Sector Alhambra del cual nuestro equipo tenemos la satisfacción de ser redactores.

Finalmente una tercera parte con una serie de preguntas, algunas con matices políticos pero sin ningún mal efecto en la misma y bastante bien respondidas por todos los expositores.

De la misma manera el equipamiento hace referencia a la cultura islámica en distintos grados, como el uso del agua a través de canales y sobre todo de componentes intangibles como la luz, la sombra y la sorpresa en los recorridos con diferentes niveles de perspectivas.

Perspectiva de la intervención
Perspectiva de la intervención

Por otro lado creo que es importante mencionar la integridad y continuidad que se ha tenido en el paisaje y la vegetación con un significativo estudio de forestación el cual fue uno de los aspectos mejor valorado por el jurado, según señalaba la Directora del Patronato de la Alhambra.

Pues me queda dar la enhorabuena a los arquitectos ganadores del concurso y que indiscutiblemente se ve el nivel de compromiso que tienen con esta ciudad.

Armando Martínez Alfaro. Arquitecto de GRarquitectos.

21 Comentarios

  1. Gracias a Armando martinez por escribir esta interesante crónica, y a vosotros gacias amigos por leer este enlace de La Ciudad Comprometida, y aprovecho para anunciaros que seguramente mañana publicaremos numerosas imágenes sobre la propuesta así como una reflexión del proyecto realizada por sus autores: ALVARO SIZA y JUANDOMINGO

  2. Soy granadino, amante de mi cuna, critico con mis paisanos y habito lejos, muy lejos de mi tierra. Granada es heredera de la riqueza mas sublime del arte de vivir y estar. Porque aquellos que se aposentaron en nuestras tierras, valoraron su entorno y admiraron el paisaje. Y como todo bien nacido estará unido al paraje que le rodea, crearon palacios, jardines y fortalezas que entronizaran en la naturaleza y su forma de vivir.
    Esta es nuestra herencia. De ella vivimos. De ella comemos. Pero en ella, no estamos. Porque estar es conocer la historia y amoldar nuestra imaginación de usarla, remozarla y conservarla como si fuese nuestra. Y esto exige un esfuerzo que tiene como base, la cultura que se nos da en el colegio ó universidad y la leche materna que nos alimenta. Y este esfuerzo siempre esta ausente generación tras generación de las gentes y tierras granadinas.
    El granadino es anodinamente abúlico y ausente culturalmente de los laureles ajenos. Un simple quiosco en el “embovedado” a revuelto plumas y politiquillos, ha levantado principios y conclusiones de una inquietante cultura del encaje en el mobiliario urbano. Es noticia que engaña al foráneo y le hace creer que en esta tierra la estética y la belleza tiene aposento en un espíritu creado para la utilidad, sin deterioro del arte que le rodea. ¡Grandioso! ¡Ejemplarizante! Todo falso, solo persigue la noticia política y la disputa de la poltrona.
    Desde hace años, los visitantes de la Alhambra y el Generalife, abonan sus entradas al recinto y parece que entran en un tanatorio de gran ciudad. Después, eso si, avanzan y descubren la grandeza de una naturaleza bien casada con el aposento y edificios de fortaleza que más bien parece que defiende la entrada del beligerante, y su verdadero temor seria la entrada del alérgico a la hermosura y al encanto.
    Si se lee a Ángel Ganivet en “Granada la bella” ya decía y pregonaba que, por ejemplo, la entrada a cualquier lugar, debe de anticipar en saber a quien se va a visitar, diciendo entre otras cosas “…si la ciudad en gótica que la estación de ferrocarril sea gótica, y si es morisca, morisca”

    ¿No dice todo esto, que el granadino o le falta cultura o pasa de todo ello?

  3. Hola Paco, en tu ultimo parrafo que quieres decir, ¿que si la ciudad es gótica que la estación de ferrocarril sea gótica, y si es morisca, morisca???? o todo lo contrario??
    perdona pero no te he entendido.

  4. En principio esta frase no es mía y si de una gran granadino como lo es Ángel Ganivet. Literalmente no puede ser tomada, pero su idea encaja como el escritor sigue diciendo: “…pero aun en las estaciones monumentales, como las de Colonia, Hannover o Berlín, en las que el hierro es el material dominante, hay rasgos de buen gusto que las apartan de caer en lo exclusivamente utilitario”. Eso dice Ganivet.
    Esa estación o aquella entrada al monumento nazarí, tendría que llevar elementos de cerámica que con su hermosura nos subyugue; detalles de porcelana dorada que digan algo de las fabricas de Granada y Málaga que tengan algo de los azulejos del mihrab. Comercios de recuerdo granadino en los que los jelices ofrezcan al visitante objetos. Algo así como si los Nasritas o Alahmares, compitieran en agradar al foráneo.
    Es en todo, saber crear un ambiente como si se llegase a un medio oriente ficticio donde el granadino fuese la mano que acompaña y agrada.
    Eso es todo,

  5. Lo siento Paco pero discrepo totalmente de ti.
    El ambiente lo crea el espacio, la luz, el agua la vegetacion…
    Crear un “oriente ficticio” como tu lo llamas con ceramica y azulejos es un pastiche propio de parque de atracciones.
    Si nombramos a personas de renombre en el campo del arte, te puedo aconsejar el libro de Adolf Loos titulado “ornamento y delito”. Ya que delito seria hacer el tipo de pastiche que tu describes.
    Por cierto, ¿que pensarias si el palacio de Carlos V hubiera tratado de imitar a la Alhambra???? Cada epoca tiene su estilo.

  6. Hay un dicho francés que mas o menos dice que las “ideas son como el culo”, cada uno tiene el suy@. Y yo respeto cualquier idea, siempre que no ridiculicen la mía. Tómatelo como broma, que es el lenguaje que mejor acerca a las ideas, aunque no las creencias.
    Mira. Hay que reconocer que el Palacio de Carlos V, es de un merito, gracias a Pedro Machuca que en 1526 y se inauguró coincidiendo con las bodas de Isabel de Portugal. Es una obra excelsa y de indiscutible valor arquitectónico, pero que insulta y abofetea los amarfilados encajes de yeseria islámica de la alcazaba. No hay que olvidar que el Emperador lo construyo para oscurecer la fama de la filigrana árabe. Lo hizo para ofender en su cargo real, la altivez de su raza, creando con tiralíneas de severo trazado, superponiendo las más variadas tendencias arquitectónicas, como si la matemática, fuese su hoja de cálculo en ángulos y capiteles.
    Es una broma. Pero una entupida broma de muy mal gusto.
    ¿Y que decir tiene el crear una entrada del monumento granadino sea en sus lugares de encanto e historia, que unos detalles bien colocados de orden alegórico del general contenido de la ciudad? No seria un “pastiche” y si un aviso al visitante de que entra en un lugar con historia y contenido.
    Eso pienso y modestamente creo. YASTA

  7. Interesante y recurrente debate el de Saul y Paco. Algún día colgaré uno parecido de hace algunos años,donde yo estaba más cerca de Paco que de Saul. Afortunadamente ( en mi caso) lo digo por lo del culo,aunque con resrvas, estoy de acuerdo con Saul.

  8. Paco, en ningun momento he pretendido ridiculizar tus ideas… Lo que pretendo decirte es que cada epoca de la historia tiene su estilo. Por cierto el palacio de Carlos V es una obra de arte propia de su epoca, sin precedente en España.
    Respecto a los Neos, que usted ha mencionado tambien fueron parte de una epoca historica propia de academicistas que para mi entender estuvieron fuera de lugar… menos mal que existieron otros que no la siguieron y si marcaron historia.
    Como le vuelvo a decir y creo que lo entenderá, se puede invitar a entrar al visitante jugando con la luz, como la cultura arabe lo hizo. Jugando con el agua, como tambien lo hicieron, con la vegetacion y como no con el espacio, Y creo que el proyecto de Alvaro Siza lo ha conseguido. Por cierto, por simple curiosidad, lo conoce?
    Las puertas de entrada son hitos propios de cada epoca como ya le he dicho, que hubiera ocurrido si la torre Eiffel (Que se construyo tambien como puerta de entrada a la exposicion universal) hubiera seguido un cierto estilo “clasico” frances?? hubiera seguido alli despues de siglo???

  9. Respetable Saul.
    No tengo mucho tiempo para ponerme ante las letras y si me agrada tú polémica, rica y con matices que nos acercan y alejan. Pero no temas, porque esto es la salsa del parlamentar.
    No tengo la suerte de estar en mi tierra y créeme que tengo una santa envidia con vosotros. Por lo que el proyecto no lo conozco, aunque si atisbo por la foto que goza de espacios abiertos a diferentes alturas y naturaleza ajardinada que lo alegra. Pero siempre habrá algún recinto de entrada para visitantes que espero y remarco en mi anterior expresión, que debiera tener motivos bien colocados y no aglutinados de lo que el visitante encontraría en el recinto alhambreño. Y repito, si es una estación, pues lo mismo, que no sea hortera en su decoración pero si que hubiesen detalles para que el viajero vaya entrando en nuestra ciudad.
    Y mira. Tengo una novela de más de cuatrocientos folios que escribí por amor a mi tierra, no la he publicado porque a un novel desconocido, nadie lo quiere. Toda ella fue por apego a mi cuna y con cariño, solo la tengo guardada.
    Y si lo dudas, te envío un trocico de ella. Hasta pronto.
    “Granada, ¿qué hechizo tienes para mantenerme umblicalmente atado a tu presencia? Vivo en la ciudad urbanisticamente más hermosa de esta España variada, y distinta paso a paso. En ella forjé un trabajo, creé mi familia, me rodeé de buenos amigos y tengo la felicidad que cabe admitir de este mundo lleno de gozos y lágrimas. Me siento unido a esta tierra por su grandeza y por un río de aconteceres, en los que he fijado mi vital cariño.
    Pero, siempre estás tú, Granada. Eres cómo la niña bonita de un amor perdido y siempre amado; no te escurres en mi olvido.
    Tus amaneceres fríos en tus blancos cármenes, tus tardes heridas de cipreses verdes en el rojo de la colina, jalonan mi mente siempre en el ayer, de una juventud que nunca se olvida.
    ¿Qué tienes Granada mía? En tus fuentes de vida nutrí mis primeros amores; por tus paseos bebí copas con amigos, que hoy ya me olvidaron. Pero tú, ¿qué tienes, Granada? Quizá tienes esquinas de bronce que tañen en mi alma, quizá tienes rincones de jazmines que aroman el recuerdo, quizá tienes un callejear de tus gentes, que colorean el aire con su triste sonrisa y rostro de melancolía.
    ¿Qué tienes Granada? No lo sé”

  10. Saúl:estoy totalmente de acuerdo contigo,concibo al el Atrio de la Alhambra como un antesala a un monumento que se podría considerar como único y por lo cual no tiene que rebelar de forma directa toda su belleza, sino intentar insinuar los rasgos tan específicos que la componen.Se podría hablar, no solo de espacios sino de efectos de luz,aromas, colores ,texturas y sonidos, como los que producen los juegos de agua. No todo tiene que ser un reflejo exacto, es importante despertar al visitante perezoso, que se va a enfrentar a un recorrido poco común y que se encuentre expectante de lo que esta por ver.
    Además, reconozco que me gusto mucho el proyecto ganador de Puerta Nueva.

  11. La verdad es que ha sido interesante el debate, Todo un gusto de hablar con una “Pluma” como la suya… Espero algun dia se publiquen sus escritos que tanto alaban a nuestra ciudad, y tan interesantes parecen.
    Un abrazo

  12. Hay proyectos como gustos…el que les presento, con toda esa articulación de volúmenes horizontales abancalados y con un respetuoso equilibrio entre la naturaleza y la arquitectura es un proyecto que no debe compararse con la monumentalidad de “La Alhambra” rescato las palabras del arquitecto Siza “es un proyecto que el tiempo no lo ha comprometido aún”.

  13. Quiero finalizar mi breve tertulia en referencia al proyecto de entrada al monumento nazarí, con el recuerdo de una conversación mantenida con Ian Gibson a la entrada de una sesión del Festival alhambreño y coincidíamos que el bloque de cemento que daba entrada al Generalife, “era un insulto a la visión del espectáculo de las mil filigranas y contornos de la Alhambra llenos armoniosamente de vida”.
    Como granadino, siempre estoy atento a los aconteceres de mi tierra. Sinceramente no puedo tener una idea clara del proyecto por las fotos que en el artículo se intercalan. Soy un enamorado de mi cuna y critico con mis paisanos.
    Un serrallo que cuelga sobre escarpadas peñas, caído sobre un esplendido paisaje, por el que sus balcones sobre hondas laderas, duermen con el correr del agua y el aroma de los bosques, merece un cuidado exquisito para cualquier mejora o mantenimiento.
    Sinceramente espero que cualquier acondicionamiento llevado por afamados arquitectos, logren arrimarse y acompañar a los graciosos ajimeces y jardines de siete suelos, donde el bajo-cielo se aposenta.
    Si el proyecto tiene tanta aprobación y nuestra presidenta Mar Villafranca lo aprueba, tened por seguro que pediré vivir unos años mas, para “irme” tranquilo.

  14. Como esta noticia sigue siendo actualidad, persisto en mis opiniones y considero que es un error la profanación al arte del musulman granadino, una ante-sala que rompe la grandiosidad a la que da entrada. GRACIAS

  15. Querido contertulio Paco, no quiero dejar pasar por alto tu preocupación respecto del Atrio de La Alhambra. En dicho sentido, te trascribo lo que he contestado hace apenas dos días a Manuel Sanchez Aguado que me preguntó en las redes sociales al respecto: “… tu pregunta me pilló viajando desde Lima de vuelta a Granada… creo que se trata de una polémica estéril y absurda, ya que en todo caso llegaría con muchos años de retraso, precisamente los mismos que han trascurrido dese que fue convocado un concurso internacional para la selección de la mejor opción. Comparto plenamente el rigor con el que ha sido publicado este reportaje en el periódico Ideal.es que te/os invito a leer: http://www.ideal.es/…/16/puerta-siglo-20150216001142.html “

  16. El proyecto tiene “cola”. Ahora surgen los temores de acogotar las visitas al monumento alhambreño, dejando olvidada a la ciudad, por una falta de conexión con atractivo al resto monumental granadino. Cuestión que debía de contemplar el mega-proyecto. Pero acá no se simplifica el problema, si nos olvidamos de aquel otro proyecto de conectar en la movilidad de transporte entre Alhambra-Albaicín, (perdido en los estudiosos urbanistas), o aquella solicitud municipal de colaboración entre el serrallo y la conservación de la colina albaicinera, sin olvidar aquella otra querencia de conectar la sierra con la ciudad, con teleférico, quizá porque la Junta no se sintió endulzada. Y tantas ideas creativas e innovadoras del buen hacer. Todo esto, es una inquietud de un personaje que es forastero allá donde esté, que soy yo.
    Cuando se forma una alta pretensión, no ha de olvidarse de que la ciudad de Granada, vive exclusivamente, no de la industria, no de los proyectos fabriles inexistentes, no de las nuevas ideas de promoción laboral, no de una vega carcomida de urbanizaciones y si de un único ramal de riqueza y trabajo, cual es el turismo, las tiendas de recuerdos, fajalauza y las buenas gitanas de la buena-ventura. ¿Y qué queda de Granada? Solo el sultanato nazarí. GRACIAS

  17. Granada, tierra de caminos. Camino del Sacromonte. Camino de los Tristes. Camino del Avellano. Camino de la Alhambra. Camino de la Sierra. Carrera del Darro. Carrera de la Virgen, y no quiero seguir.
    Todos los caminos salen de Granada. Nuestra ciudad es punto de partida y no de llegada. ¿Quién queda en Granada?…pues el granaino que con su sonrisa triste y abúlico carácter, se encierra en sus círculos cercados y con su voz callada, critica sin comprometerse.
    Paco Pipó, criticó el Atrio del Generalife y dice que tiene “cola”…y si que la tendrá, …y aun recordaba el teleférico de la Sierra. Hoy, días más tarde, nuestro diario IDEAL, hace referencia a este proyecto y sus quebrados caminos…! que casual, el articulo !
    No amigo Paco. Granada no es tierra del Ave…¿recuerdas el “cortodeLoja”…llegaba, pero tarde y sin hora de espera. Nuestra ciudad es tierra del “kiosco de Puerta Real”…y ¡ para que mas hablar ! Granada queda para vender bitijicos y residencia de políticos y funcionarios…los demás andan por otras tierras….y quieren a su tierra y comprometidamente saben de ella.
    Pero llegara día que solo quede ….”a la entrada de Granada / calle de los herraores / hay una fuente famosa / con veinticinco faroles..” como decía el Lebrijano. YASTA

  18. Lamentablemente si mitramos con perspectiva la historia de Granada, encontramos ese fatalismo y ese enroque permanente que ya se diría que casi forma parte de nosotros… En mi quehacer como planificador, como urbanista, incentivo el diálogo, el consenso, la concertación de los objetivos y anhelos a medio plazo, la definición en suma de los proyectos institucionales de cada ciudad o territorio, más allá de las gestiones de cada legislatura, de los desvaríos de última hora, de las chavacanas rebajas de última hora propias de los periodos electorales… en definitiva, de espectáculos como el que se da en Granada a cuentas del Atrio de la Alhambra.
    Ese proyecto podría ser un paradigma sobre como se debieran hacer las cosas para impulsar un proyecto ambicioso que por su institucionalidad debería estar fuera de los debates de baja estopa. 1, Fue detectada su necesidad luego de consolidar durante años una transformación ejemplar de la visita pública a La Alhambra y el Generalife, aplaudida internacionalmente; 2, fue programado en el Plan Director de La Alhambra (o lo que es o mismo, el Plan Estratégico del Monumento) que es bueno recordar que su aprobación implicó a todas las administraciones (estado, autonómica y municipal) además de a lo más granado de otras instituciones académicas y profesionales; 3, su impulso, ampliamente difundido públicamente, fue objeto de un concurso internacional que recayó en un equipo (Alvaro Siza-Juan Domingo) caracterizado por su delicadeza y finura proyectual, cuyo jurado estuvo presidido por las mejores cabezas pensantes que pueda imaginarse; 4, todo ello además fe objeto de una exposición ampliamente difundida en la ciudad y en círculos prfesionales; 5, el proyecto ha ido evolucionando bajo la mirada atenta de los asesores del PAG garantizando su inserción coherente con las políticas urbanísticas de la ciudad (Servicios de urbanismo del Ayuntamiento) y de protección del patrimonio mundial de La Alhambra y el Albaicin (actualización del Plan Especial de Protección); y 6, y todo ello bajo con el aval de la Comisión Técnica del Patronato de La Alhambra y del Generalife, una institución cuyos proyectos e iniciativas son premiados una y otra vez, y son replicadas o estudiadas en el resto de los enclaves patrimoniales de la humanidad, para satisfacción y orgullo de Granada, Andalucía y España. Y por si fuera poco, Granada con este aval va consolidando a pasos agigantados su oferta turística global…
    Queda mucho que hacer aún (como por ejemplo favorecer que la visita a nuestro principal monumento incluya la experiencia de llegar al mismo a través de la ciudad histórica, para entender su verdadera esencia en su relación con la ciudad y el territorio), pero no por ello volvamos a tener los granadinos, como tantas veces en la historia, un ombligo más grande que nuestra cabeza e incluso que nuestro corazón…
    Más allá de los pequeños matices, si se quiere, yo estoy plenamente de acuerdo en defender que se construya El Atrio de La Alhambra, un proyecto muy necesario cuya maduración está siguiendo asimismo un camino hasta ahora ejemplar.

  19. Lo esperaba. Lo anhelaba. Me era necesario encontrar una respuesta autorizada de un granadino que con fundamento, expusiera su tesis ante la riada de aceptaciones y controversias sobre la implantación de este Atrio, de las que personalmente expuse mi impresión.
    Dado que siendo granadino y amante de mi cuna, desde la distancia alabo a todo lo concerniente a Granada y a veces me obceco en no admitir las innovaciones que se implantan al uso; teniendo como antecedente la actual entrada al recinto del Generalife, fui muy crítico con este proyecto desde su creación hace más de dos años, basándome en un posible “arreglo” de esta “actual entrada”. También es cierto, que no goza de una unanimidad que ensalce dicho proyecto, todo es cierto. Pero me humillo y posiblemente rectifique, cuando me de la suerte una vida larga y admirar la obra terminada, máxime con el cobijo de una opinión, para mi mas que acreditada, como lo es Juan Carlos G. de los Reyes. Confío en ti.
    Estoy muy acostumbrado a ver dentro de la geografía española, barbaridades de ensamblaje de estilos y sin extenderme en ejemplos, solo doy como referencia, la plaza de la Basílica del Pilar de Zaragoza, en su gran fuente de difícil significado y la entrada de mármoles trasparentes y sangrados de color a las ruinas romanas de la Catedral de la Seo, de la que tuve la sorpresa de criticar ante su arquitecto-creador, con el consiguiente enfado del autor. Sin olvidar un ejemplo muy reciente en las dos fachadas de la Sagrada Familia de Barcelona, que para mi impresión se dan de bofetadas la una a la otra. También corrieron ríos de tinta ante este desapego arquitectónico a la memoria de su amado arquitecto. Todo es opinable, aunque a veces ofenda.
    Sirva como ejemplo para mi desconfianza en el tema y no hay que ir muy lejos y admitir la mezcolanza de estilos, por ejemplo en la Mezquita de Córdoba, con pilares romanos, arcos visigodos, decoracion mudejar y un excelente coro plateresco; y sin ir muy allá, tenemos las catedrales de Sevilla en su gótico y el renacimiento de Granada, que se levantan sobre mezquitas e incorporan partes de su anterior estilo con el renacimiento, el mudejar, mozárabe, plateresco, o el barroco. En total, que la arquitectura morisca y cristiana tienen una variedad de estilos que desde el arte medieval, el renacimiento tardío….los artesanos cristiano y moros, hacían lo que podían o querían.
    Don Álvaro Siza y don Domingo, me arrimo en ustedes y vigilare que ensalcen el legado cultural que nos dejaron nuestros paisanos islámicos, del que aun vivimos orgullosos. GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *