BODEGAS CUATRO VIENTOS

El Centro Temático del Vino se ha convertido en el icono emblemático del enoturismo de la comarca de la Alpujarra. Cuando hace un tiempo todo el equipo de GR visitamos la Bodega Cuatro Vientos nos convertimos en testigos activos de inagotables olores, texturas, colores y sonidos ligados a esta antigua tradición vinícola.

Fuente: www.bodegacuatrovientos.es
Fuente: www.bodegacuatrovientos.es

El turismo enológico por La Contraviesa nos acerca a la historia y a las tradiciones de esta comarca.

El recorrido de la visita es el siguiente:

-Sala de catas (con audiovisual de bienvenida)

-Antigua bodega

 Fuente: www.bodegacuatrovientos.es
Fuente: www.bodegacuatrovientos.es

-Museo  enológico

-Espectáculo audiovisual “El alma de la bodega”

 Fuente: www.bodegacuatrovientos.es
Fuente: www.bodegacuatrovientos.es

-Bodega de maceración

-Jardín de la vid

-Museo de la trilla

 Fuente: www.bodegacuatrovientos.es
Fuente: www.bodegacuatrovientos.es

Finaliza con una degustación de sus vinos

El Centro Temático del Vino abre sus puertas del recién remodelado Museo Enológico de La Contraviesa.

Situado en la parte más antigua de la Bodega Cuatro Vientos  reúne la más completa colección de objetos relacionados con la tradición vinícola de la comarca.

 Fuente: www.bodegacuatrovientos.es
Fuente: www.bodegacuatrovientos.es

Aquí se pueden encontrar diferentes herramientas y objetos de distintas épocas reunidas y restauradas con paciencia para poder conservar y transmitir las peculiaridades de esta tradición milenaria.

En el mismo museo se ofrece a  los  visitantes el espectáculo audiovisual El alma de la bodega donde un personaje virtual, como representante de los característicos bodegueros de La Contraviesa, muestra con detalle los antiguos procesos de elaboración de sus vinos, desde la vendimia hasta el envasado y distribución, mientras muestra los objetos del propio museo.

Tras el espectáculo audiovisual de unos 15 minutos y la visita al museo, se puede conocer el proceso actual de elaboración de los vinos de Bodega Cuatro Vientos, a través de otro audiovisual exhibido en la siguiente sala.

La Bodega posee además una vinoteca compuesta por unos 100 departamentos repartidos en varias salas que son nichos, puros y duros, con sus cancelas y candados negros, para que las personas que lo deseen puedan tener su colección de vinos pertenecientes a esta bodega.

Cada nicho puede albergar 20 cajas de vino y sus caldos pueden ser tomados dentro o fuera de la vinoteca, cuando el cliente lo desee.

6

 

Datos de interés

 

VISITAS GUIADAS

Grupos de más de 10 personas: 3-€ c/u

Visitas individuales o menos de 10 personas: 4.-€ c/u

Duración del recorrido: 90 min. aprox.

VISITAS GUIADAS CON CURSO DE CATA

Grupos de más de 10 personas: 10.-€

Curso de cata con audiovisual interactivo a cargo de Francisco Molina, enólogo de la Bodega.

Duración del recorrido y curso: 3 horas

Horario:

Sábados, domingos y festivos. De 10 a 18 horas

Días laborables para grupos de más de 10 personas con cita concertada

Teléfono de contacto: 616 407 250

Santiago Salas Martín, Arquitecto de GRarquitectos

3 Comentarios

  1. Yo, que enamorado del placer de un buen vino en el paladar (y como no se cantar) bien acompañado de los cantos de la tierra por mis amigos, prometo que visitare las bodegas Cuatro Vientos y me deleitare con sus caldos bien criados.
    Al costado familiar no le faltan buenas tierras aragonesas y monumentales momentos de buen comer, regado con divino caldo y al son de la jota (que podéis ver en “videos cantos de la bodega” y en la web de “Almonacid de la Sierra”. No os lo perdáis, porque en el video están todos los familiares joteros. Os relato uno de esos días:

    Al día siguiente, todos fuimos a las bodegas de Almonacid de la Sierra, donde Paquito (un primo), ya tenia las brasas encendidas y el perol bullendo con el arroz y los tropezones de conejo. Después, ya sentados, todos como podíamos, fueron las chuletas de cordero haciéndose al calor de las brasas. Sin olvidar el vino “pajarilla”, de mas de dieciséis grados, que arrancaba jotas bravías al rasgueo de una guitarra mal afinada. Esta es la tierra de Aragón, que hace olvidar las penas y alegrar el corazón, como diría una jota, bien entonada por mi primo Paquito.
    Ciertamente ha sido un acierto el quedar por unos días en esta comarca donde las cepas de viña, parecen hermosas doncellas borrachas de sol, con fruto escondido en sus verdes enaguas. En este cielo azul blanquecino, que hace del estío el juego de sombras donde guarecerse del sol picante, que busca al grano de uva para alcoholizarlo, con su calor seco de humedad.
    Subo la senda de las bodegas, por el cerro de sus oquedades profundas donde se guardan del calor, barricas con caldo espeso que con el tiempo, toman un aroma que escancia el paladar y acalora la garganta.
    Desciendo por las escaleras de una bodega, que cuando el vino está en plena fermentación, se ha de llevar una vela y cortar el paso, cuando su mortecina luz, muera antes de morir quien la lleva por falta de oxigeno. Subo por una escalerilla que me empina al borde de una tinaja, donde el caldo se mece en un reposo de dioses. Cojo un tubo de goma, aspiro y dejo caer el dorado río, de sabor que no da sensaciones de plátano, frambuesa, manzana o pera. El caldo, solo da el aroma del roble y del vino, que levanta a dioses. Tomo el vaso. Lo escancio. Lo huelo. Mojo mi lengua y reparto su sabor por mi paladar. Hago un chasqueo en mi boca y se escapan aromas de tierra de secano, con brisas en el arco iris de las sensaciones. Bulle mi gaznate, y mi cuerpo lanza el éxtasis de calores que elevan mi temperatura, hasta las delicias del jardín del dios Baco.

    GRACIAS

  2. Felicidades a Juan José, alma mater de esta magnífica iniciativa, y sobre todo a su enólogo, a quien tuve la oportunidad de conocer desde distintos primas (guía en visitas improvisadas, de visitas concertadas, etc.). Creo que juntos hacen un equipo magnífico, por lo que brindo por ese insuperable “Teticas de la Sacristana”, de inigualable boqué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *