Merca2.0

“La Arquitectura Comprometida”

Los mercados de abastos viven una época de cambio e incertidumbre. Durante años la sociedad los ha ido abandonando paulatinamente. Varios son los factores que han influido en dicho declive:

– Económico: El capital manda. El libre mercado genera una guerra de precios en la que el pez pequeño acaba siendo devorado por el grande.

– Localización: Dichos mercados, generalmente se sitúan en los centros urbanos de las ciudades. Centros urbanos cada vez más faltos de vecinos y de una identidad de barrio.

– Turismo: Esa pérdida de identidad se potencia, en gran medida, por el turismo. La ciudad ha pasado a ser un parque temático en el que, en nuestro caso, los mercados se convierten en una atracción más.

– Nuestro modo de vida actual: El estrés, la falta de tiempo, la inmediatez y un largo etcétera.

Sin embargo, la crisis vivida está propiciando una segunda oportunidad para estos edificios mediante su reinvención, siguiendo ésta una serie de pautas generales. Ahora no sólo se vende un producto, sino que el usuario puede degustar aquello que después podrá adquirir. Esta hibridación actúa de reclamo sobre el consumidor. El tipo de comercio está cambiando. adaptándose al turismo, en mayor o menor medida, y ofreciendo productos que jamás imaginarías ver en un mercado de abastos. Todo esto acompañado de una reforma, generalmente estética y superficial.

Uno de estos ejemplos es el madrileño mercado de San Miguel, con su incansable y frenética actividad. El interior está repleto de gente y todos los locales abiertos ofreciendo su producto.

La mayoría de gente es extranjera y está de paso. Muchos de ellos tan de paso, que procesionan las calles del mercado sin más. A pesar de este ir y venir de personas sin rumbo, uno puede disfrutar, no sin difilcutades, de las mesas dispuestas en los pasillos en las que tomar algo. Otro dato destacable es la oferta tan variada de productos. Desde jabones a helados, pasando por bodegas. Ya casi no quedaban locales tradicionales con productos frescos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mercado de San Miguel, Madrid. Fuente: Jesús Beas Martín

En Granada pasa algo parecido tras el intento del ayuntamiento de actualizar nuestro mercado de San Agustín a la versión 2.0…

Salvando las distancias, el centro de Granada también recibe a diario una gran cantidad de visitantes. Sin embargo la ubicación del mercado lo protege de una masificación turística. Cercano a la Catedral y a Gran Vía aún se resiste a perder  su identidad ligada al barrio.

Tras la reactivación el modelo de negocio cambió y como en Madrid también hibridó. Aunque, afortunadamente, se conservan muchos locales tradicionales como pueden ser fruterías, pescaderías o charcuterías. Se dispusieron mesas en los pasillos y en la plaza exterior. Mención especial merecería la cualidad y calidad arquitectónica de la intervención que se llevó a cabo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mercado de San Agustín, Granada. Fuente: Jesús Beas Martín

En definitiva, San Agustín no es San Miguel pero ambos esperan un milagro ligado, en mayor o menor medida, al turismo. El mercado granadino aún está a tiempo de pasar directamente a la versión 3.0… Una versión pensada por y para los vecinos sin abandonar la hibridación comercial, vinculándose ésta a atraer consumidores locales y olvidándose de seguir explotando la gallina de los huevos de oro que supone el turismo.

4 Comentarios

  1. Los mercados de abastos están viviendo una segunda oportunidad, que supone en cierto modo su reinvención. Ahora no sólo se vende un producto, sino que el usuario puede degustar aquello que después podrá adquirir…
    De la mano del joven arquitecto Jesús Beas Martín hemos realizado un viaje paralelo para visualizar su metamorfosis en el de San Agustín (Granada) y en el de San Miguel (Madrid)… Bienvenido a La Ciudad Comprometida, donde esperamos contar con tu apoyo una y otra vez!

  2. Enhorabuena! Es un artículo donde se trata un tema muy de actualidad: cómo reinventarse cuando las antiguas fórmulas se han quedado obsoletas. Hay que adaptarse a los tiempos y a los gustos en cada momento, el mundo está en constante evolución y es interesante que, intentando mantener la esencia, se de una vuelta de tuerca para que los lugares de siempre sigan siendo atractivos para el gran público.

  3. Los mercados con materias primas ecológicas y productos de calidad que no pasan los eternos procesos químicos o por lo menos no todas las etapas, es cada vez mas atractiva para el nuevo consumidor y este tipo de ideas en el que además puedes disfrutar de una experiencia gastronómica mientras haces la compra es una muy acertada forma de reinventarse.

  4. Muchas gracias Juan Carlos por brindarme el honor de haber aportado mi pequeña contribución a este blog. Es un orgullo y a la vez un placer.
    Respecto al tema que comenta Lola, se podría plantear integrar en San Agustín parte del ecomercado que se realiza todos los primeros sábados de mes en la explanada del Palacio de Congresos para que, al menos una cantidad representativa del mismo, tenga presencia fija en pleno centro de Granada. Cubriendo así la creciente demanda por parte de la sociedad sobre estos productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *