APOSTANDO PARA QUE NUESTROS HIJOS SEAN MEJORES CIUDADANOS Y MEJORES PERSONAS

Hace unos días asistí a la primera reunión de padres en el nuevo colegio de mis hijos pequeños (“Virgen del Mar”, en Almería) y por una serie de casualidades o quizás por el afán con el que fui, el caso es que cuando me quise dar cuenta ya me habían fichado para apoyar en la intermediación entre los de padres y el centro escolar… Algo nuevo para mí, lo reconozco, ya que siempre me he dedicado a lo menos importante (trabajar, trabajar y trabajar) pero me sentí feliz por poder tener ahora la oportunidad de poder “dar la vuelta a la tortilla”… y por tanto, como escribió el gran Proust: “¡A la recherche du temps perdu!”

Pero de lo que quiero hablaros es que me llamó mucho la atención de algo que dijo la tutora (la profesora Librada) que me sonó muy, pero que muy bien: que el colegio había elegido diversos proyectos formativos complementarios… ¿Y eso qué era? Pues una vez que he investigado un poquito (con la ayuda de algún que otro padre/madre) os lo cuento, ya que me parece una magnífica práctica a fin de ir construyendo formando en valores a los alumnos, algo esencial para avanzar hacia una sociedad más comprometida… Ya sabéis que suelo repetir que no es posible construir una mejor ciudad sin una buena ciudadanía… Veréis…

Resulta que existe un programa regional denominado: PLANES Y PROYECTOS PARA LOS CENTROS ESCOLARES DE ANDALUCÍA a través del cual se ofrece la posibilidad de que, a elección de los propios centros escolares, se incorporen a la oferta educativa una serie de “temáticas y aspectos plenamente actuales y que preocupan a la sociedad, tanto en los centros educativos como fuera de ellos, y abarcan desde la salud y la prevención a la seguridad vial, desde el medio ambiente y el consumo responsable hasta la lectura y las bibliotecas escolares, las conmemoraciones de hechos o personajes relevantes, el flamenco, etc.”

Y a modo de ejemplo os voy a sintetizar algunos de ellos, los que más me han agradado desde luego, aunque lo mejor es que podáis visitarlos en los enlaces que os dejo preparados… pero desde luego que constituyen una magnífica herramienta para que no solo nuestros hijos, sino también nosotros, sus padres, vayamos caminando en la educación en valores y en buenos hábitos sociales, culturales, ambientales o de salud:
Hábitos de Vida Saludable Las Consejerías de Educación, de Salud, de Igualdad y Políticas Sociales y de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, ponen en marcha una propuesta integradora que para los más pequeños (inclusive para la educación Primaria) se concreta en Creciendo en Salud 
Educación Ambiental Con el objeto de actualizar la oferta educativa ambiental con una perspectiva más integral y con enfoques didácticos innovadores, orientados al fomento de la conservación de los recursos naturales y del desarrollo sostenible, con el objeto de “contribuir a una sociedad más proambiental, justa y solidaria, permitiendo el logro de una educación integral, que comparte y se asienta en los cuatro pilares educativos que propone la UNESCO: Aprender a ser / Aprender a convivir / Aprender a conocer / Aprender a hacer.”
Programas Culturales Que incluyen cosas tan interesantes como “Vivir y sentir el patrimonio” (Una posibilidad de que alumnado y profesores conozcan el Patrimonio desde diferentes puntos de vista, la historia, el arte, la cultura, el medioambiente, las matemáticas, etc.) o el “Programa Abecedaria” (de las artes escénicas: música, teatro y danza, que busca acercar la cultura a todos los niveles de la sociedad andaluza).
Convivencia Escolar para divulgar los valores universales de la “Cultura de Paz” y de la convivencia, tarea en la que ya llevan bastante tiempo implicados numerosos centros docentes de Andalucía, trabajando en la construcción, día a día, de una sociedad más justa y más participativa. Una sociedad enraizada en la tolerancia, en la convivencia pacífica y en la solidaridad.
Igualdad entre hombres y mujeres, ya que si bien el avance en las últimas décadas ha llevado a la incorporación y participación de las mujeres en todas las esferas de la vida política, social y cultural, sin embargo, estos cambios no siempre han venido acompañados de nuevos modelos de relaciones entre los géneros. Además de que los varones no se han incorporado de la misma forma a los ámbitos de la vida privada y al espacio doméstico. “Además, las relaciones de poder dominantes en nuestra sociedad se siguen manifestando en discriminaciones laborales, y en la violencia contra las mujeres como la forma más arcaica de dominación y sometimiento”. Por eso me parece imprescindible que desde la escuela se potencien los aprendizajes para la vida afectiva e incorpore “el valor y la riqueza que supone la diversidad de modos de ser hombre y de ser mujer que son el sustrato imprescindible para establecer unas relaciones basadas en la equidad, el respeto y la corresponsabilidad.”

En fin, como veis… estoy encantado (y orgulloso) de que la comunidad escolar de Andalucía avance de esta manera decidida en la educación en valores, porque nos hace tanta falta…

FUENTE: “We are the landscape"
FUENTE: “We are the landscape”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *