ORGULLOSO DE MI TIERRA Y DE SUS COSTUMBRES

No pude evitar rememorar los dos momentos maravillosos que yo pude vivir. Preciosas vivencias que me hicieron sentirme muy feliz por el Camino recorrido. Y preciosa costumbre la de las instituciones andaluzas la de premiar a sus paisanos cada año, agradeciéndoles su compromiso y su actitud comprometida.

Pincha la imagen para acceder al artículo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *