Crisis del PP: entre el virus, el rotavirus y el rotavátor

Sebastián Pérez habló el lunes de la crisis abierta en el grupo popular en el Ayuntamiento de Granada. El presidente provincial no tiene claro el diagnóstico: duda entre el virus y el rotavirus. Aunque tampoco hay que descartar que se trate de un rotavátor.

Un informe sobre lo sucedido en el pleno del 30 de diciembre va ya camino de Sevilla y de Madrid y, al ritmo que avanza, probablemente termine en Estrasburgo. Bastaría con leer el teletipo difundido ayer donde los cuatro concejales críticos exponían sus motivos. Juan García Montero es el único que alega enfermedad, mientras que los otros tres apelan a su conciencia.

Sebastián Pérez advierte de que el partido no es una “jaula de grillos” y se ha pronunciado con contundencia. Dijo que su dirección no permitirá que se pierda el ‘principio de autoridad’, aunque con los mensajes de ayer también se expone a recibir un nuevo desplante. Tras sus declaraciones, a Juanma Moreno sólo le queda refrendar la crítica del presidente provincial y aclarar las ‘conciencias’ o dar la razón a quienes defienden que lo sucedido no tiene relevancia.

Sebastián Pérez dio el lunes un paso más y anunció que personalmente quería liderar las conversaciones para promover una moción de censura en Granada junto a Ciudadanos. Una negociación que se abortó antes de empezar porque Luis Salvador rechazó provocar un nuevo cambio de alcaldía con un grupo municipal inmerso en una crisis interna.

No sé si fue a propósito o una consecuencia inesperada, pero Sebastián ha colado dos mensajes a su militancia: el PSOE subirá el IBI gracias a la ausencia de los concejales ‘rebeldes’ y Ciudadanos no apoya a un alcalde popular por culpa de ellos.

Y el congreso provincial aún no tiene ni fecha.

3 Comentarios

  1. Chirino, creo que lo único claro es que Don Sebastián está sonado políticamente y que se defiende como gato panza arriba, disparando a todo lo que se menea, sin criterio ni acierto. Olvida que él es el principal responsable del desbarajuste del grupo municipal del PP. El partido debería abrirle expediente disciplinario a él.

    Pero lo verdaderamente antidemocrático e inconveniente es que una persona que lleva ya 13 años de Presidente provincial pretenda seguir siéndolo. ¿ Esta es la regeneración del PP-A que pregona Don Juanma, el licenciado en protocolo?.

    Lástima que la alternativa tampoco sea la más ilusionante.

  2. Si la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento se ha pronunciado en el informe encargado por el equipo de gobierno expresando que aún no existen evidencias, sino indicios de los delitos los delitos que se investigan, aconsejando “prudencia” ante la personación como acusación del Ayuntamiento en el caso Nazarí. Y por otra parte,El PP de Granada ha presentado una enmienda a la Ponencia Política y de Estatutos en la que plantean la rehabilitación de las personas que hayan sido acusadas injustamente por corrupción ¿como se entiende la apertura de expediente disciplinario a los concejales que se ausentaron para no votar a favor de la personación del Ayuntamiento como acusación?
    No comprendo que la presunción de inocencia no opere ni entre los miembros del mismo partido. ¿Es posible que sean otros intereses los que se esconden detrás de la disciplina de partido?
    Simplemente no comprendo la actitud del Partido Popular, actuando en contra de sus propios intereses y por otro lado pretendiendo una moción de censura para mejor gestionar la ciudad cuando no son capaces ni de gestionar su propio partido.
  3. Querido Carlos, la actuación del Partido Popular de Granada en todo este asunto es muy fácil de definir: errática, en tanto que dirigida por un señor sin formación y profundamente sectario. Es como el que pone un revolver cargado en manos de un niño. Mientras los acontecimientos han llevado en volandas al PP, todo era muy fácil. Ahora que surgen los problemas, se le van de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *