Pasar por De Haro

FOTO: ALFREDO AGUILAR

Luis de Haro consiguió el viernes que el alcalde retirase del orden del día el informe de la secretaría del Ayuntamiento que proponía la expulsión de su compañera Pilar Rivas del grupo de ‘Vamos, Granada’. Y digo que fue obra suya porque vi personalmente cómo el lunes previo intentaba convencer a Paco Cuenca de que abortara la tramitación; lo mismo que a lo largo de la semana presagiaba con socarronería que sucedería lo que terminó ocurriendo.

No está de más que, ante la disparidad de criterios, el alcalde eleve el asunto al parecer del Consejo Consultivo. Pero no hay que olvidar que los argumentos encontrados son, por un lado, los de los perjudicados y, de otro, los del secretario y el vicesecretario municipal. Ni que tampoco es habitual que el gobierno municipal pida que el Consultivo actúe de árbitro cuando alguien no comparte los informes técnicos.

Como la forma de proceder ha sido excepcional, hay que preguntarse por qué Paco Cuenca actúa de forma extraordinaria. Evidentemente, porque quiere preservar el ambiente oportuno para que Luis de Haro siga desempeñando su labor política con la maestría que ha demostrado en estos dos años, en los que tanto se ha preocupado por los problemas de los granadinos.

En este tiempo ha denunciado al presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, y las diligencias han sido archivadas por la Audiencia. Ha insinuado que recibió una oferta de los populares para darles su voto en Diputación, por lo que también acabaron emplazados en los juzgados. Y ha amenzaado con llevar a los tribunales a los que se suponían sus compañeros por intentar echarle del grupo municipal de un partido al que no pertenece.

Quizás por eso Cuenca pase por De Haro, aunque desde ‘Vamos, Granada’ le acusen de prevaricar y se exponga a una nueva denuncia.

1 Comentario

  1. Sigamos con la ironía: “encontrados” significa aquí “contrarios”, nada de suerte ni azar. Ya sé que queda demasiado expresivo el sinónimo habitual, pero también más claro. Luego la foto: a quién somos capaces de importunar o entrometernos cuando está haciendo algo privado, fuera de foco, como lo hace Haro? Sí, a alguien íntimo, de total confianza, la que se tienen Cuenca y Haro. Parece que vamos -granada- teniendo más datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *