Categoría: Sin categoría

Rumores de un terremoto con el sabor de cervezas y helados

Todos aseguraban que varios periódicos nacionales habían publicado el anuncio de que un violento terremoto, el mayor de los vividos hasta la fecha, destruiría la ciudad. A pesar de que nadie dijo haberlo leído por sí mismo, eran capaces de dar el día concreto del suceso e incluso, algunas versiones, la hora exacta de la catástrofe. Sería la noche del domingo 26 de abril de 1964. Para dar autenticidad a la mentira, se atribuyó la revelación al adivino que predijo el asesinato de Kennedy que, al parecer también anunció el temblor de tierra que destruyó la población marroquí de Agadir en 1960.  Para una ciudad que comenzaba a disfrutar de las mieles del incipiente turismo, aquel bulo sentó bastante mal. IDEAL desmintió la noticia y durante unos días publicó imágenes de la felicidad de los granadinos que vivían «un terremoto de alegría y de animación en las calles y terrazas» y que, mientras festejaban el día del libro en un fin de semana primaveral, se reían «a mandíbula batiente de los bulistas y los necios que les prestaron oídos».

Ambiente en la terraza del Café Granada aquel sábado de abril del 64. Torres Molina/Archivo de IDEAL
Ambiente en la terraza del Café Granada aquel sábado de abril del 64. Torres Molina/Archivo de IDEAL

Granada a través de sus refranes y coplas (I)

En la memoria de los más mayores aún se conservan sentenciosos refranes y líricas coplas en los que la protagonista es Granada. Este post es una pequeña recopilación de algunos de estos dichos, publicado en un artículo de IDEAL el 2 de octubre de 1953

La situación topográfica de Granada no puede ser señalada más poéticamente que por esta copla:

“Al pie de Sierra Nevada

se crían las granadinas

con esos ojos gachones

y esas caras divinas”

Y después de esta galantería, en otra copla nos da su cancionero más detalles

“Granada sobre la Vega,

sobre Granada la Alhambra,

sobre la Alhambra la Torre

y en la Torre, la campana”

Torre de la Vela

La campana de la Torre de la Vela ha inspirado otros versos:

“Quiero vivir en Granada

porque me gusta de oír

la campana de la Vela

cuando me voy a dormir”

Sonido que habla más al alma que al oído:

“En lo alto de la Vela; 

hay una campana de plata;

cuando suenan sus metales

dice que, ¡viva Granada!”

Como saben, las chicas que tocan la campana de la Vela el 2 de enero, encuentran marido ese año:

“La que toca el dos de enero,

la campana de la vela

se casa dentro de un año…

… si no se queda soltera”

Torre de la Vela

Permítanme que incluya una un poquito más actual…

“Me encontrarás de noche en la carretera
O en lo más alto de la Torre de la Vela
Búscame allí
Iré donde tú quieras
Porque tal vez
Nos lleven nuestras piernas hasta el mar”

(La Torre de la Vela. 091)

Penetremos en la ciudad. Nuestros primeros pasos tendrán este feliz encuentro

“A la entrada de Granada,

lo primero que se ve:

la Virgen de las Angustias

y el Molino de papel.”

La patrona a evocado muchas cancioncillas. Aquí una romántica…

“La Virgen de las Angustias, 

la que vive en la Carrera,

que esa señora me falte

si no te quiero de veras”

 Y llegamos al Darro de nuestro lírico paseo. Las crecidas inspiraron más de una copla…

“Pensamientos tiene el Darro

de casarse con el Genil,

y le ha de llevar de dote

Plaza Nueva y Zacatín”

Darro

El nombre de Zacatín es de origen árabe y se refiere a la antigua aduana de la seda y mercado árabe de ropavejeros. Su fama perdura en coplillas como esta…

“Tres cosas tiene Granada

que no las hay en Madrid:

la campana de la Vela,

la Alhambra y el Zacatín.

Tres cosas tiene Granada

que no las tiene Madrid:

el Zacatín y la Alhambra,

y el puente del Genil”

La comparación con la capital se repite en otros versos:

“La Calle Mayor parece

a todas las de Granada:

hay casas que valen mucho,

y otras que no valen nada”

A los que no saben aprovecharse de las oportunidades se les dice:

“¿A qué fue Antón a Granada? A nada”

O la más conocida

“Como el que tiene un tío en ‘Graná’ que ni tiene tío, ni tiene ‘ná'”

Irónica esta otra que critica a los que presumen de trotamundos:

“Mira si he corrido tierras

que he estado en el Albaicín,

en la Carrera del Darro

y en el puente del Genil”

Esta otra, a pesar de lo antigua que es, no desmerece a la actualidad:

“Tres cosas hay en Granada

que duran el año todo:

nieve en la Sierra Nevada,

arrebol para la cara,

y en la calle Elvira… lodo”

… y no lo digo por la nieve en la Sierra…

(Continuará)