Etiqueta: Parques

Desaparecen los cuatro pipicanes de la Zona Norte

PerroOK
El presidente de la asociación de vecinos de Casería Montijo, Clemente Arco Liñán, pidió la palabra. Se trataba de la junta de distrito de la Zona Norte de febrero. Pidió que se retirara lo que quedaba del pipicán del barrio, “que lo han destrozado y se lo han llevado casi todo”.

No ha sido el único pero sí ha sido el último. Los vándalos, gamberros, ladrones han destrozado y se han llevado elementos del mobiliario urbano de otros tres pipicanes más: el de Parque Nueva Granada, el de Parque 28-F de Cartuja y el de Joaquna Eguaras.

«NO VAMOS A PONER UNA PAREJA DE POLICÍA PARA VIGILAR UNA VALAL”
El concejal de Medio Ambiente y responsable de este tipo de los pipicanes, Juan Antonio Mérida, confirma este tipo de acciones vandálicas y explica que «son barrios llenos de gente honrada y trabajadora, pero basta que se produzcan estos incidentes para que llame la atención».

Mérida recuerda que también en el Centro de Granada, en el Realejo, «los vándalos destrozaron el parque del Cuarto Real de SantoDomingo». «Ponemos el vallado y no dura ni 48 horas», reconoce el concejal.

«Si se lo llevan entero, como pasó en Cartuja y en Parque Nueva Granada, no ponemos un pipicán, porque todos los ciudadanos no tienen por qué pagarlo». En el último caso, en el de Joaquina Eguaras, que se han llevado una buena parte, «al ser un lateral, le dijimos a Cecilio Uceta, el presidente de la asociación de vecinos, que lo vamos a reponer y así damos un voto de confianza para ver si dura».

Juan Antonio Mérida, con buena voluntad a raudales, reconoce: «Ya no sé muy bien qué debemos hacer». Pero, continúa: «Lo que sí tengo claro es que no vamos a poner a una pareja de la Policía Local a vigilar una valla de los pipicanes». «No es mi estilo y ya somos mayorcitos», concluye.

* En la imagen, un perro subido en el murete del Parque 28-F de Cartuja. Detrás se ve un parterre en donde había antes un pipicán

Plan de lucha contra las inundaciones en Bobadilla

Las dos tormentas que han caído sobre la ciudad durante este mes de octubre, una en la tarde del jueves día 2 y la segunda en la noche del domingo al lunes pasado, han hecho saltar todas las alarmas de los preocupados vecinos del barrio de la Bobadilla, el pequeño núcleo de población donde Granada desaparece y al que se llega tras cruzar toda La Chana por la Carretera Antigua de Málaga.

La junta municipal de distrito de La Chana de este mes se convirtió en una sesión monográfica para tratar de resolver los problemas del barrio, que se paraliza cada vez que llueve con fuerza. Los vecinos llenaron la sede y el presidente de la junta, el concejal del equipo de gobierno Jorge Saavedra (Partido Popular) compareció con una representación de la empresa Emasagra, responsable de este servicio.

IMG_20141015_161755_828

El concejal Saavedra explicó que se llegó al acuerdo de estudiar el entramado de la Carretera Antigua de Málaga, imbornales, alcantarillas, arquetas y, especialmente, los colectores. «Es en uno de los grandes colectores de la ciudad –dentro caben hasta tres personas y lleva el agua de media Granada– donde parece ser que termina a la entrada de Bobadilla y se ramifica. Yes en estos codos donde se piensa que se pueden detectar algunas fisuras que hace que salga el agua con fuerza», resume la compleja explicación técnica.

Es decir, la hipótesis que se maneja es que hay que analizar el estado de este gran colector y del entramado y repasar la limpieza de todos los imbornales. De hecho, en el transcurso de la sesión, que se celebró el pasado martes, los vecinos no solamente se referían a las dos recientes tormentas, sino que insistían en recordar otra en que ocurrió hace cinco años con la llegada también del otoño y que dejó el barrio patas arriba.

IMG_20141015_161618_846

Según los vecinos consultados, coincide en el tiempo con las obras de remodelación y adecuación del tramo final de la Carretera Antigua de Málaga. «Lo asfaltaron y le pusieron las aceras. Y claro, antes llovía y el agua se perdía en el campo. Ahora, al haber aceras buscan las alcantarillas, pero resulta que el tramo de carretera no tiene más que dos alcantarillas, como si se les hubiera olvidado ponerlas y encima parece ser que están tapadas. Una está donde se encuentra la empresa Maderas Hayay la otra a la altura de la Ciudad de los Niños. Está visto, argumenta, que no es suficiente cuando cae agua a manta».

La junta de distrito concluyó con el compromiso adquirido de los técnicos de Emasagra de estudiar, casa por casa, cada situación para elaborar un informe y tras su estudio presentar una solución a los vecinos del barrio de Bobadilla. Las primeras visitas comenzarán, previsiblemente, esta misma semana según confirmó el presidente vecinal, Manuel Sánchez.

IMG_20141015_162351_275

LOS VECINOS SOLO QUIEREN ÁRBOLES PARA SU PARQUE

El barrio de la Bobadilla tiene, junto a la plaza del Tabaco y tras cruzar la calle Hermano Carlos, un amplio y bien equipado parque para esparcimiento de los vecinos.

El recinto se encuentra convenientemente vallado y en su interior hay un completo parque biosaludable que fue inaugurado por el alcalde, José Torres Hurtado y el concejal Juan Antonio Mérida en diciembre del año 2012. Es decir, que está completamente nuevo.

Sin embargo, los vecinos plantean una queja al equipo de gobierno, que fue expresada al primer edil por el presidente de la asociación de vecinos de este barrio, Roberto Sánchez, la semana pasada, cuando visitaron el lugar a propósito de la limpieza de calles y plazas afectadas por la tormenta de granizo de principios de mes.

IMG_20141015_162108_125

En efecto, resulta que el parque está lleno de matorrales que llegan ya a media altura y que con la intención de ser ornamentales «están muy sucios y los perros los aprovechan para hacer sus necesidades». Así que quieren que se quiten todos «y que se queden solamente los árboles, para que den sombra».

Se ha empezado ya la recogida de firmas y se ha preparado el escrito con esta solicitud, que será registrado formalmente en el transcurso de la junta de distrito del mes que viene.

Realejo: Parques y Porqués

Cuarto real de santo domingo

El Campo del Príncipe cuenta desde esta semana con un parque infantil de los buenos. Cierto es que apenas son un par de columpios, pero está vallado y, lo más importante, cuenta con una superficie de caucho, mullida y colorida.

Esa superficie era necesaria. La arena anterior donde la chavalería jugaba estaba llena de cristales rotos y excrementos de perros. Una marranería. Lo sé porque lo he vivido con tristeza. Soy vecino del barrio y padre de familia.

De hecho, en verano de 2007, escribí sobre esta reclamación del Realejo: “Sin embargo, las obras que nunca empiezan son las del Campo del Príncipe, lugar de encuentro de toda Granada. La Asociación de Vecinos del Realejo reclama un encuentro con el equipo de gobierno municipal. Le pide que lleve a cabo la remodelación de este gran espacio público, algo que el Partido Popular lleva incluido en su programa electoral. También reivindican más seguridad y el vallado de la zona de juegos infantiles para que los pequeños puedan disfrutar sin miedo a encontrarse bien excrementos de canes bien cristales de botellas rotas que, habitualmente, siembran un espacio que debería estar adecuado a la chavalería”.

Del mismo modo, los vecinos reclaman con insistencia el mantenimiento del parque del Cuarto Real de Santo Domingo, completamente deteriorado y lleno de todo tipo de peligros para los niños que allí juegan, con papeleras oxidadas, luminarias rotas con cristales erizados y cables sueltos y listones de madera con sus apliques a la vista.

Por último, el Cuartel de las Palmas, en la Cuesta de Escoriaza, está listo, con toda su vegetación y arbolado plantado. Misteriosamente, sin explicación alguna, permanece cerrado tras haber sido anunciada su apertura al público este verano, ya pasado.

En suma, son una colección de parques con sus porqués sin respuesta que apenas se entienden y que convierten la zonas verdes de la vieja judería en un misterio sin resolver.

Si os apetece, podemos realizar entre todos una lista de porqués. Empiezo.

* ¿Por qué se tardan unos diez años en cambiar la arena de un parque infantil, en este caso en el Campo del Príncipe, por una plataforma de caucho?