Diario de un fotoperiodista

Hay cosas que ya voy dejando para otra vida, en esta no me da tiempo, una de ellas era escribir, llevo 30 años trabajando en periódico como fotóperiodista y nunca he escrito nada. Y como me gusta salir de mi zona de confort, voy a empezar a reducir la lista de cosas que voy dejando para otra vida y hacerlas en esta, por si acaso.

Así nació “Diario de un fotoperiodista”, un lugar donde compartir con amigos, mi “punto de vista” sobre diversos temas, un punto de encuentro en el que tu puedes opinar y compartir tus inquietudes fotográficas con el resto de amigo.

Espero que encuentres aquí temas de interés.

Para que me conozcáis un poco mejor, os dejo la presentación de mi libro 30 años de Fotoperiodismo en portada.

“Ramón L. Pérez, lleva treinta años trabajando como fotoperiodista y, por más que resulte imposible resumir tanto revelado – digital o analógico, no importa- , ha seleccionado cincuenta y seis portadas que, de una manera u otra, definen su vida, la de la gente que le rodea y, de paso, la nuestra. La suya y la mía.

Acerca a los fotografiados a las temáticas que protagonizan cumpliendo con exactitud su papel de mensajero, de transmisor o de traductor fotográfico de lo que acontece para ayudar a su entendimiento.

Siempre ha creído en lo que hace, en que todos los contextos son adecuados para innovar e ir un paso por delante, y en que el contexto local nunca está lo suficientemente agotado.

Trasladando su magisterio gráfico a diario a los lectores de IDEAL a través de sus fotografías. Miles de imágenes que forman parte ya de la historia gráfica del periódico y, por qué no, de Granada.

Ramón tiene todo eso, posee entusiasmo, interés por lo que ocurre, oficio, nivel, y le ocurre como la sangre, que acude a la herida sin esperar que la llamen.

Con este libro Ramón L. Perez nos ofrece una retrospectiva de sus treinta años de trabajo como fotógrafo en los periódicos HOY de Badajoz e IDEAL de Granada. Ha escogido, entre sus más de mil imágenes publicadas en portada, las cincuenta más relevantes para desvelarnos su mirada y las ha acompañado de textos que explican una vivencia compartida con los protagonistas de la noticia.

Las fotografías de portada en un periódico local resumen la historia diaria de una ciudad y la responsabilidad de esa imagen de nuestra sociedad recae sobre el fotógrafo de prensa, quien debe cuestionarse constantemente qué información necesita conocer el lector con una rápida visualización.

Su incesante búsqueda lo mantiene en tenaz aprendizaje mediante la asistencia a cursos o seminarios y la perseverante investigación sobre los maestros de la historia de la fotografía, como Eugène Smith o Sebastião Salgado, o sobre la trayectoria de otros grandes fotógrafos como Emilio Morenatti o Marcelo del Pozo, por citar algunos de los que más le han influido. Su actitud amigable, directa y humilde le lleva a aceptar con gusto las influencias y consejos de amigas y amigos del mundo del arte que le rodean siempre y le respetan. Este libro trata de dar testimonio de ello.

Observen una a una sus fotografías y descubrirán la honestidad de su disparo, su compromiso con las personas que retrata, la implicación constante con su profesión y el humor con que en ocasiones nos deleita.

Todo empezó con esta fotografía, fue el 10 de septiembre de 1984, cuando abrí el periódico por la página de la sección de deportes y encontré publicada mi primera fotografía en prensa, treinta años después, aún me recorre por el cuerpo el nerviosismo de ver mis fotos publicadas. Te preguntaras porqué hago referencia a treinta años en el título del libro si empiezo en 1985, pues muy sencillo, no fue hasta el 18 de febrero de 1985 cuando publiqué mi primera fotografía en portada.

Con la fotografía que ilustra este texto empezó todo, apenas ocupaba dos columnas en la página de apertura de la sección de deportes, era una tarde de plácido domingo, como desde hacía unos meses, acompañaba a un partido de fútbol, a mi maestro Alfonso Rodríguez (Fotoperiodista del HOY de Badajoz), Cuando rebelamos los carretes en el laboratorio del periódico y positivé las ocho o diez fotos que por norma le entregaba a Alfonso, me comentó “este tiro a puerta no lo tengo, la vamos a publicar”.

Aquella noche se me hizo eterna, esperando que llegase el periódico a casa para ver publicada mi primera fotografía. Ese lunes me llevé el periódico al instituto para enseñárselo a mis compañeros de clase.

Desde entonces más de mil portadas publicadas entre los periódicos Hoy de Badajoz e Ideal de Granada. Intento ser consecuente mi trabajo, tratando a todos con el mismo respeto. En estos años mi mayor satisfacción ha sido, sin duda, la de poder dar voz, a través de mis fotografías, a tanta gente anónima que no tenía otra fórmula para contar sus problemas al resto de la sociedad.”

RAMÓN L. PÉREZ , FOTOPERIODISTA

1 Comentario

  1. Esto es un ejemplo de comentario en WordPress. Puede editarlo o añadir otro comentario. Puede crear tantos comentarios como desee y gestionarlos en el administrador de WordPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *