EN ESTOS DÍAS SE NOS OLVIDÓ SER CIUDADANOS

Algunas veces a los que trabajamos en la ciudad, seamos técnicos, asesores, funcionarios, representantes vecinales o incluso políticos locales, nos obsesionan tanto los resultados formales y físicos de las cosas, o cómo se gestionan, quien los paga o en qué plazos se construye esa porción de la ciudad (una calle, una plaza, una rotonda, un edificio o una barriada), que se nos olvida que tan importante es construir “ciudad” como “ciudadanía”…

¿Pero qué es eso de ciudadanía? ¿Y qué puede ser construir ciudadanía? ¿Y a quién correspondería? ¿Y habría alguna manera de medir los éxitos conseguidos? ¿Y es fácil tirarlo todo por la borda?

Aunque pareciera obvio, pero como no solemos hablar tanto de cosas como la ciudadanía quizás cueste algo más definirlas… pero seguramente una manera de hacerlo sería señalando a esos ciudadanos cuya actitud heroica salvó vidas o fue ejemplarizante:
– Todos recordamos la ejemplaridad de Adolfo Suarez y del General Gutiérrez Mellado, cuando no se doblegaron ante los golpistas en el Congreso de los diputados… Fueron ejemplares y heroicos.
– Esos miles de voluntarios que se han dejado la piel en los desastres naturales de Puerto rico o de Ciudad de México.
– O a aquel abnegado ciudadano, cuyo nombre ya todos olvidamos, que murió ahogado tras salvar a otras personas…

O a ese/os ciudadano/s ejemplar/es, que en todas las comunidades existe/n, cuya entrega hace más fácil la vida a los demás:
– Hoy por ejemplo, en la radio, hablaban de un grupo de jóvenes voluntarios que ayer limpiaron la suciedad de las playas en Almería haciendo una llamada a la concienciación de la sociedad.
– Recuerdo que en Arequipa (Perú) había un señor mayor que regulaba el tráfico en el entorno del Convento de Santa Catalina y que era de una amabilidad exquisita… y todos lo querían y valoraban su voluntaria contribución.
– Conozco a una chica que se llama Pilar, cajera de supermercado, cuya amabilidad es tan exquisita y cuya sonrisa es tan amplia que todos quieren que ella les atienda en sus compras…

¿Y cuantos centenares o miles o millones de personas nos hacen bien… incluso más

Barcelona. Fuente: jotdown.es
Barcelona. Fuente: jotdown.es

que bien su trabajo diario? Cada uno de nosotros conocemos a muchos de ellos… buenos maestros, excelentes personas que atienden al público, sacrificados policías, militares en misiones internacionales, personas que nos tratan bien y con amabilidad, un taxista comprensivo, el panadero el barrio que mima sus productos…

Recuerdo que hace un par de meses me perdí en la montaña a varios kilómetros de Villa de Leyva (Colombia) y estaba tan desorientado que no era capaz de deducir donde estaba la casa de mis anfitriones, y un joven desconocido se ofreció a llevarme en su moto durante bastante tiempo hasta que pudimos encontrarla…

También en estas páginas de La Ciudad Comprometida de manera periódica vamos ampliando nuestra nómina de “ciudadanos comprometidos”: un diputado que hablaba como la gente llana, alguien que por las noches enseñaba a leer y a escribir a sus paisanos analfabetos, alguna autoridad verdaderamente implicada en algún proyecto ejemplar, un ciudadano anónimo que hizo algo hermoso, o aquel que con su ejemplo diario irradiaba luz en su comunidad, siendo un verdadero ejemplo de vida….

Por eso, sin negar la importancia de que una ciudad, un barrio o un territorio sean armónicos, tengan buenos servicios o sean sostenibles… es decir, que siendo importantísimo construir “ciudad”, para nada servirá si al tiempo no construimos ciudadanía… para nada… ¿Una bella ciudad con la fealdad de sus gentes?

Y traigo esto al hilo de las terribles muestras, tremendos actos de falta de civismo, de falta de solidaridad, de insensibilidad, de negación del otro o de desbordamientos personales y colectivos que en estos días se están dando sobretodo en Cataluña aunque también en el resto de España a cuenta de ese ortopédico proceso tan lesivo para la convivencia a que nos abocan sus autoridades… Y es que viendo todo este espectáculo de odio, de exclusión, de agresividad e insultos, de mala educación y de mentiras, de chabacanería y de brutalidad, de negación del otro y de abusos colectivos… seguramente a vosotros como a mí os invadirán sentimientos deprimentes…. Porque… ¿De qué serviría, por ejemplo, que Barcelona sea una ciudad preciosa y bella, reconocida por todos, si ahora da una imagen tan deprimente a través de las acciones de sus gentes?

Yo en estos días, sobretodo me he alineado con ese ciudadano, verdaderamente comprometido y a quien todos queremos tanto que se llama Rafa… Rafa Nadal, que en estos días decía que “le entraban ganas de llorar al ver que en un país en el que hemos sabido convivir y ser un buen ejemplo alrededor del mundo llegamos a esta situación… y ver a la sociedad en general, no solo la catalana, tan radicalizada…”

A VISTA DE… ARQUITECTO (I). Barcelona y Monaco

Dia 1

Salida tranquila desde Barcelona. España. Aprovecho los rescoldos de la Tramuntana para encarar el Golfo de León y cambiar costa Brava por Azul. La primera imagen de mi proyecto es de la capital catalana. El sueño de Gaudí en manos de las trazas urbanas del Plan Cerdá. Esquinas achaflanadas, alturas limitadas y homogéneas, grandes e infinitas avenidas con bulevares rectilíneos atravesadas por cuchilladas diagonales. La ciudad, colmatada, parece que funciona o, al menos, no es un caos.

Barcelona. Fuente: jotdown.es
Barcelona. Fuente: jotdown.es
Trama del ensanche barcelones de Cerdá y Avd. Diagonal. Fuente: Google Earth
Trama del ensanche barcelones de Cerdá y Avd. Diagonal. Fuente: Google Earth
Avd. Diagonaly Torre Agbar. Fuente: Panoramio
Avd. Diagonaly Torre Agbar. Fuente: Panoramio

BARCELONA

País: España

Región: Cataluña

Población: 1.611.822 hab.

Densidad de Población: 15.895,68 hab./km²

Superficie: 101,4 km²

 

Llegamos a Mónaco justo cuando nos abandona el rayo verde a nuestras espaldas. Mónaco es el paradigma del urbanismo saturado. 2 kilómetros cuadrados de yates con tejados de oro para el país con mayor densidad de población del planeta. No hay tejido urbano sino adaptación topográfica de villas de lujo. Una cascada de favelas a 25.000€ el metro cuadrado.

Principado de Monaco. Fuente: jotdown.es
Principado de Monaco. Fuente: jotdown.es
Trama de Monaco, ajustandose a la accidentada topografía en la estrecha franja entre entre la ladera escarpada y el mar. fuente: Google Earth
Trama de Monaco, ajustandose a la accidentada topografía en la estrecha franja entre entre la ladera escarpada y el mar. fuente: Google Earth
Edificaciones amontonándose ladera arriba. Fuente. Panoramio
Edificaciones amontonándose ladera arriba. Fuente. Panoramio

MÓNACO

País: Principado de Mónaco

Región:

Población: 36.000 hab.

Densidad de Población: 17.821 hab./km²

Superficie: 2,02 km²

 

Pincha en el siguiente enlace para acceder al primer articulo de la serie: A VISTA DE… ARQUITECTO

“PARAISOS DE BARRIO”

«La Ciudad Comprometida»

El video que hemos rescatado en esta ocasión dentro de nuestra serie “En Movimiento” es de un viejo amigo del blog: El programa televisivo de La 2, “El Escarabajo Verde”. En el capitulo llamado “Paraísos de Barrio”, se hace una radiografía del Parque Urbano del Vallparadís, en  Terrassa, cerca de Barcelona. Se ha entrevistado a especialistas y durante unos meses se ha seguido de forma periódica a los usuarios, analizado quien lo disfruta y qué utilidad tiene para ellos un espacio verde como éste verde asociado a los usos urbanos.

Sin espacios verdes, de proporción y calidad apropiados, no es posible la construcción de una ciudad equilibrada y con estándares de habitabilidad y seguridad. Consituyen la base de un modelo opuesto a la especulación y en ocasiones, dan forma a las medidas mas racionales para minizar los riesgos en la planificación urbana.

Pincha en la imagen para acceder al video.
Pincha en la imagen para acceder al video.

EN MOVIMIENTO: “La Ciudad Jubilada”

“La Ciudad Comprometida”

Comenzamos una nueva serie en la que de manera más o menos periódica compartiremos material audiovisual que en nuestra opinión merezca la pena ser difundido, pues, de una u otra forma, entroncan con todos aquellos temas que tratamos en La Ciudad Comprometida.

Para inaugurarla os dejamos el enlace a un video titulado “La Ciudad Jubilada”, que complementa la publicación «La Ciudad Jubilada: Breve diccionario sobre los huertos informales en los ríos de Barcelona”, que podéis consultar aquí.

Pincha en la imagen para acceder al video
Pincha en la imagen para acceder al video

El día a día de uno de los muchos jubilados que autocultivan sus propios huertos en tierras residuales que no les pertenecen, entre los ríos, las autopistas o las vías de tren de la periferia de Barcelona. Explorar y conocer estos huertos es un modo de aproximarse a una de las muchas prácticas autónomas que, desde su ‘desobediencia’, también dan forma a la ciudad contemporánea. Prácticas que, lejos de ser anecdóticas, nos dan muchas pistas sobre lo que ocurre detrás del supuesto orden urbano. El trabajo se centra en la dimensión social de estos huertos autoconstruidos, entendidos aquí como una lección de autonomía en una sociedad que insiste en asimilar ‘Jubilación’ a inutilidad y dependencia.

MODELOS DE MOVILIDAD PARA LOS CENTROS URBANOS

“La Ciudad Comprometida”

Hemos encontrado en la prensa digital un artículo que traza el mapa de algunas capitales españolas en la búsqueda de su modelo de centro urbano en relación con la movilidad. Según reza el post, “La recuperación de las calles para el peatón se convierte en uno de los objetivos”. Y en la Ciudad Comprometida nos preguntamos.a..¿Hacia donde debe ir el modelo de Granada?

CATÁLOGO DE MODELOS PARA UN CENTRO DE MADRID PARA LOS PEATONES

Según el informe de 2010 sobre la calidad del aire de Ecologistas en Acción, en España hay 34,6 millones de personas (el 74% de la población) que están expuestos a niveles que superan el máximo recomendado por la OMS de partículas PM-10 (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen). Las ciudades españolas necesitan de un nuevo modelo para reducir sus niveles de contaminación y buscan formas urbanísticas para convertir las ciudades en lugares más habitables.
Madrid ha anunciado que peatonalizará cuatro zonas (Carretas, Cava de San Miguel, plaza de Celenque y entorno de Conde Duque) y que subirá el precio del aparcamiento en el centro de la ciudad. Esta medida contra la contaminación que pone en marcha el Gobierno de Gallardón le permitirá pedir la moratoria a la Unión Europea después de superar los límites de contaminación, y así evitar que le sancione. Pero otras ciudades ya se le han adelantado en la búsqueda de un urbanismo más sostenible. Estos son sus modelos.

Sevilla: la ciudad conservadora ante la cruzada contra el coche
Sevilla es una ciudad a la que le cuesta asimilar los cambios. Cuando Alfredo Sánchez Monteseirín llegó a la alcaldía de Sevilla en 1999 (estuvo hasta las pasadas elecciones) uno de sus objetivos y lemas fue hacer de Sevilla «la ciudad de las personas». El Ayuntamiento presentó un plan para reorganizar el centro de la ciudad apostando por la peatonalización de las grandes plazas y calles. El plan era «convertirse en una ciudad más humana, más habitable, mas de todos».

Avenida de la Constitución de Sevilla. FUENTE: elpais.com
Avenida de la Constitución de Sevilla. FUENTE: elpais.com

Sevilla peatonalizó la vía más importante de la ciudad, la Avenida de la Constitución, para salvar la piedra de la fachada de la Catedral, muy afectada por la contaminación provocada por el tráfico. Sánchez Monteseirín ideó un plan de peatonalización que vetaba al coche, además, la calle San Fernando, la Puerta de Jerez y la plaza Nueva, donde está el Ayuntamiento. Para recorrerlo, el Consistorio construyó un polémico tranvía: un kilómetro y medio de recorrido que costó a las arcas municipales 83 millones de euros.
La capital andaluza ha peatonalizado desde 2006 una veintena de calles, entre ellas lugares emblemáticos del centro como la plaza de la Encarnación, ahora irreconocible por el proyecto Metropol Parasol o la arteria comercial del barrio de Triana, la calle San Jacinto. «Sevilla está mejorando la habitabilidad de sus mejores espacios. Las actuaciones que se están realizando en la ciudad son muy adecuadas», explica José María Ezquiaga, arquitecto y Premio Nacional de Urbanismo. A estas peatonalizaciones se sumó la creación de una serie de anillos concéntricos para el tráfico unidireccionales siguiendo el modelo del ring vienés y el Plan Centro, un dispositivo municipal de cámaras de vigilancia por el que se limitaba el acceso al casco histórico y se enviaban multas a los propietarios de vehículos que excedieran los 40 minutos con el coche en el interior del casco histórico. El plan fue derogado por el sucesor de Sánchez Monteseirín, Juan Ignacio Zoido (PP) el pasado 29 de julio.

Bilbao: la recuperación de la ría que cambió la urbe industrial
Bilbao vio en la recuperación de la ría la oportunidad para transformar la ciudad. Atrevida y estudiada es la renovación de Bilbao por el proyecto Bilbao Ría. «Fue el paso para dar el paso a la ciudad postindustrial. El casco histórico mira a la ría, pero el crecimiento de Bilbao en el siglo XIX hizo que el río fuera la arteria de actividades industriales y portuarias», explica Ibon Areso, teniente de alcalde del Ayuntamiento bilbaíno. La idea es que dentro de un anillo que incluye el centro y el ensanche (el casco histórico de Bilbao ya era peatonal) solo circulen peatones y transporte público. «El 60% de los viajes que se hacen en la ciudad se hacen andando, y en coche solo un 14%», explica Areso.

El Paseo de Abandoibarra, en Bilbao. FUENTE: elpais.com
El Paseo de Abandoibarra, en Bilbao. FUENTE: elpais.com

«En los años setenta la industria de la siderurgia entró en crisis, y tuvo un impacto social y urbano. Hubo un 25% de paro en el área metropolitana. Ante esa situación el Ayuntamiento tuvo que reaccionar para crear empleo», explica el teniente de alcalde. Así comenzó la aventura de la transformación de la ría de Bilbao. Luego llegó el icono del Guggenheim y el paseo de Abandoibarra, las amplias zonas verdes y los miradores en escorzo sobre el agua, que le valió a la ciudad el primer premio de la Bienal de Venecia en la categoría de Ciudades frente al agua. Y con estos cambios, regresó el tranvía.
«El proyecto de Bilbao es complicado. El norte de España históricamente tiene una tradición de diseminar o dispersar. Ese disperso que en un principio era rural, ahora es un trozo de ciudad, y es muy difícil de reconvertir», explica José Fariña, profesor de Urbanismo de la ETSAM. Ezquiaga no opina lo mismo.

Barcelona: un proyecto faraónico que se mira en Vitoria
Las llaman supermanzanas. Son un conjunto de manzanas y calles en las que las grandes vías que la enmarcan son ejes de circulación para los coches y las calles menores e interiores pasan a ser un espacio para residentes, ciclistas y peatones, con anchas aceras y más arbolado. Es el proyecto del Ayuntamiento barcelonés (CiU), aunque aún es solo un proyecto.
«No somos enemigos del tráfico, pero dentro de años tendremos un coche eléctrico. Lo que tiene sentido es generar espacios en la ciudad en los que es más cómodo y rápido ir a pie», explica Antoni Vives, tercer teniente de alcalde de Barcelona. Por poner un ejemplo: el Ayuntamiento calcula que, en el distrito de Gracia, las proporciones entre calzada y acera son de 54%-46%. Con las supermanzanas, habría un 75% de espacio para el peatón y un 25% para los coches.
Se apoyan en el concepto de «hábitat urbano», en el que suman conceptos como reciclaje, urbanismo, arquitectura, infraestructura, vivienda o medio ambiente. «Lo que se está haciendo en Barcelona, se está haciendo en una zona fácil, la del ensanche. Lo que me gustaría es que eso se intentara en la periferia fragmentada, que desde el punto de vista social es terrible», explica Fariña. En cuanto a esa periferia y mirando al monte, el Ayuntamiento ha creado el proyecto de las Puertas de Collserolla en el Tibidabo. 16 espacios en los que se crearán párkings para que la gente deje el coche, y desde ahí se muevan en dirección a la ciudad a pie, en bicicleta y a caballo, según el Consistorio.

¿Y Madrid?
El Retiro es un bello ejemplo de convivencia, ¿por qué no van a convivir en Sol o en la Gran Vía?», explica Ezquiaga.
El Ayuntamiento de Madrid le encargó el Proyecto Madrid Centro, un plan para Madrid que incluía las supermanzanas de Barcelona, y que propone una alternativa a medio camino entre la peatonalización radical y las áreas de residentes. «El Ayuntamiento está estudiando su viabilidad y en su momento lo esgrimieron como bandera los ciclistas, porque les beneficia», explica Ezquiaga.

Avenida de la Constitucion,Granada. FUENTE: ideal.es
Avenida de la Constitucion,Granada. FUENTE: ideal.es