EXCELENTE INICIATIVA PARA PROTEGER EL CIELO NOCTURNO DE LA PROVINCIA DE GRANADA

“La Ciudad Comprometida”

La Ciudad Comprometida, consciente de la importancia que supone la contaminación lumínica en nuestras ciudades, asistió en el día de ayer a la jornada de protección del cielo nocturno de los municipios granadinos, que tuvo lugar en el centro CIE. Una jornada organizada por la Diputación de Granada, en colaboración con la Conserjería de Medio Ambiente y Ordenación  del Territorio de Andalucía, y en la tuvo especial participación el Instituto de Astrofísica de Andalucía.

La contaminación lumínica de Granada afecta al Observatorio de Sierra Nevada. Fuente: RAMÓN L. PÉREZ

Las diferentes mesas las integraron miembros de estas tres instituciones, así como representantes municipales y de empresas de turismo astronómico, y se dirigieron a un público principalmente integrado por miembros de las entidades locales.

Durante la jornada se pusieron de manifiesto varias cuestiones principales:

-La importancia de la preservación de la oscuridad de nuestro cielo, y la necesaria puesta en marcha de estrategias que pongan freno a la contaminación lumínica.

-El papel tan importante que juegan los ayuntamientos, en tanto en cuanto son actores principales en la iluminación de los núcleos.

-La necesidad de conservación de la calidad de nuestro cielo como fuente de conocimiento, como patrimonio natural y cultural, y como generador de turismo sostenible y empleo verde.

La contaminación lumínica en los núcleos urbanos viene principalmente por la mala calidad del alumbrado público, bien por la excesiva utilización de luz blanca, bien por una mala elección de las luminarias y de la forma de proyectar la luz, y sobre todo porque tenemos nuestras calles sobre iluminadas. Esta mala gestión provoca la contaminación lumínica de nuestro cielo, además de un uso poco sostenible de los recursos. El alumbrado público supone uno de los principales gastos energéticos y del erario municipal, muchas veces por una mala planificación.

Imagen de las de la mesa de presentaciónd e la jornada. Fuente: elaboración propia

Estas cuestiones se resaltaron durante las jornadas, en las que en repetidas ocasiones se insistió en la necesidad de compromiso por parte de los ayuntamientos de tomar medidas para hacer del alumbrado público, una iluminación sostenible y eficiente, así como aprobar ordenanzas que regulen estas emisiones.

Al hilo de este tema, tanto la Diputación de Granada, como la Oficina de Calidad del Cielo, del Instituto de astrofísica de Andalucía, dan apoyo técnico a los municipios que así lo requieran para realizar sus ordenanzas, así como tomar decisiones para el cambio del alumbrado público. Por otra parte existen subvenciones, como IDAE, para apoyar estas iniciativas, que pueden suponer hasta un 80% del coste del proyecto.

En Andalucía tenemos la suerte de tener una calidad del cielo nocturno muy buena, debido en parte a que casi un tercio de nuestro territorio forma parte de espacios naturales protegidos, y sin duda es una característica a mantener y a explotar. Por otra parte tenemos una producción científica en el campo de la astrofísica de una calidad excelente, que tiene su base territorial en dos de los centros de observación más importantes como el de Sierra Nevada y Calar Alto.

Todas estas ventajas comparativas pueden ser explotadas para el desarrollo de actividades turísticas relacionadas con astronomía, y que ya son una realidad en muchos municipios de Andalucía. Este fue otro de los puntos fuertes que se quiso resaltar en las jornadas, como la preservación de nuestro cielo es importante también como generador de riqueza. Esta oferta turística, además de generar empleo y desarrollo sostenible, minimiza el impacto de la alta estacionalidad del sector en nuestra tierra.

Programa de la jornada

Por último se habló del marco normativo en el que la Junta de Andalucía lleva trabajando desde hace 15 años, y que en muchos momentos ha sido pionero en España, y del que os hablaremos próximamente en otro artículo.

Desde la Ciudad Comprometida, y desde GRarquitectos, llevamos años trabajando, a través del planeamiento urbanístico, en cuestiones de contaminación lumínica y de protección del cielo nocturno, y sin duda es de resaltar la labor de divulgación de estas Jornadas, así como el apoyo que desde las diferentes instituciones públicas se está prestando a los municipios para conseguir una utilización sostenible y eficiente de nuestra energía, y que podamos mirar al cielo y ver lo que realmente hay…estrellas, como escribió Pablo Neruda ¡Qué sed de saber cuánto! ¡Qué hambre de saber cuántas estrellas tiene el cielo!

LA LUCHA CONTRA EL EXCESO DE LUZ SALTA A LOS ESPACIOS NATURALES

“El Territorio Comprometido”

Cerca del 30% de la superficie de la comunidad andaluza tendrá la máxima protección contra la contaminación lumínica. La Consejería de Medio Ambiente ya ha elaborado su propuesta para declarar como “áreas oscuras” todos los espacios con algún nivel de protección medioambiental que hay en la región. Así comienza el articulo del País Digital sobre la contaminación lumínica en la comunidad andaluza y en particular sobre los nuevos condicionantes para los espacios naturales y para el area de influencia de los  observatorios  de Sierra Nevada (Granada) y el de Calar Alto (Almería).

La Dirección General de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano abrió el plazo de información pública para su declaración el pasado 22 de julio. Los interesados ahora deben presentar sus alegaciones. La previsión que maneja esta dirección general, según informó ayer la consejería, es que en septiembre esté ya rematado el proceso administrativo y se pueda aprobar el mapa andaluz de zonas oscuras.

En las nuevas áreas E1 estará prohibida “la instalación o uso de rótulos luminosos”. Además, en estas zonas oscuras “el alumbrado exterior que no sea necesario por motivos de seguridad se mantendrá apagado durante el horario nocturno”. Es decir, los Ayuntamientos deberán desconectar la iluminación entre las 24.00 y las 6.00 en invierno y entre la 1.00 y las 6.00 en verano, según se recoge en el reciente Reglamento para la Protección de la Calidad del Cielo Nocturno de Andalucía.

Observatorio de Calar Alto. FUENTE: elpais.com
Observatorio de Calar Alto. FUENTE: elpais.com

En esta norma, que se aprobó hace un año, se contempla que, una vez “oídos a los Ayuntamiento afectados”, la Junta de Andalucía fijará las zonas de máxima protección tomando como referencia las áreas que tengan algún tipo de especial protección autonómica, estatal o comunitaria. El objetivo es evitar el efecto “perturbador de la luz artificial” para los “hábitats y especies con gran valor ecológico”.

La nueva legislación andaluza también trata este asunto. En la resolución sometida ahora a información pública se establecen dos “puntos de referencia” en la comunidad: los observatorios de Calar Alto y Sierra Nevada. Y, alrededor de las dos estaciones, se fijan áreas de influencia para que la luz artificial no impida la actividad científica.

Dentro de estas áreas también se establecen limitaciones de horarios y se restringe el color de la luz. Según señala Galadí, se limita el uso de la luz blanca, que perjudica más que la anaranjada en las observaciones astronómicas ya que llega más lejos.

Tras la aprobación definitiva de las áreas con más restricciones, la nueva normativa establece que se deben crear otros tres tipos de zonas: E2, E3 y E4. En este caso, los Ayuntamientos serán los que tengan la voz cantante. La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) está trabajando también con la consejería para la elaboración de una ordenanza tipo en la que se recojan las novedades del reglamento aprobado hace un año. Sin embargo, entre el Gobierno regional y los alcaldes también han surgido roces. La FAMP ha recurrido ante la justicia parte de este reglamento al entender que la Junta invade competencias de los Ayuntamientos. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía será el que tenga que decidir este contencioso.

Para acceder al artículo original, PINCHA AQUI