24 horas para la lista del PP

 

El PP aprobará mañana sus listas al Congreso y al Senado y no es ninguna exageración decir que, a falta de 24 horas, aún hay cuestiones por resolver. La exclusión de los alcaldes del Parlamento andaluz ha trastocado los planes iniciales sobremanera. Aunque en público los populares se rebelan contra esta maniobra del PSOE, en privado reconocen que este debate lo tienen perdido ante la ciudadanía, que está más en la sintonía de que una misma persona ocupe un solo cargo. Postura que abandera Rubalcaba, aunque en las candidaturas socialistas por Granada también figuran alcaldes, eso sí, ninguno en puestos de salida.

Los populares granadinos se han encontrado que tienen que salvar a tres de sus dirigentes más relevantes: Carlos Rojas, Santiago Pérez y Antonio Ayllón. Pero la dirección de Madrid tampoco quiere rellenar sus listas con alcaldes y prefiere diputados con más disponibilidad para poder apoyar al previsible gobierno de Mariano Rajoy.

Ayllón, que gobierna con alfileres en Armilla, tiene a estas horas un puesto seguro en el Senado. El alcalde de Guadix lo tiene más complicado. Se ha manejado la posibilidad de incluirlo en la candidatura del Congreso, pero la dirección granadina quiere gastar ese comodín con otro alcalde, el de Albolote.

Pablo García, que iba a ser el número dos antes de que se decuadrara todo, tampoco tiene garantizada al cien por cien su presencia, aunque es más que probable.

Todo depende de los movimientos de última hora que se puedan producir desde Génova y la necesidad que tenga el partido de colocar en alguna provincia a militantes de renombre que se hayan quedado descolgados. Además, algunos populares granadinos pueden estar jugando sus bazas directamente en Madrid.

No descarto del todo a Blanca Fernández Capel y otro al que se ha visto muy pegado en los últimos días al entorno de María Dolores de Cospedal es a Juan Ramón Ferreira.

El sacrificado de estas listas podría ser el alcalde de Motril.

Carlos Rojas se queda pendiente de Javier Arenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *