#ideasparalospolíticosdegranada

Los ciudadanos han dejado ya más de mil comentarios en #ideasparagranada, lo cual demuestra que es posible reunir un millar de propuestas sin necesidad de organizar un simposio o una conferencia política. E, incluso, que no todas las ideas tienen que ser obligatoriamente malas.

Tanto tuit y retuit nos han dejado medio descolocados a todos y, para no ser menos, en este blog queremos aportar algunas ideas a la cosa política para que no se convierta en una causa.

De entrada, no gastarse más dinero en simposios y observatorios. Salvo que yo sea uno de los ponentes, claro está; que una cosa es tuitear y otra bien distinta tontear. Aunque a veces se confunda.

Cuando un dirigente toma posesión de su cargo, en lugar de regalarles un bastón y una medallica a los que no sacan ningún provecho, les entregaría un paquete de doritos a modo de kit de superviviencia, como a los perros San Bernardo. Y que me disculpen los perros por esta comparación tan odiosa. Así ahorraríamos en bártulos y en dietas.

Lo del ascensor a la Alhambra está bien, pero existe el riesgo de que se quede atascado a la altura del Hotel Reúma y mientras te sacan de allí te llevas un par de horas escuchando a los autómatas que van a colocar en la Casa de las Chirimias y después cualquiera te quita esa música de la cabeza. Así que lo mejor sería utilizar todos los coches oficiales a modo de lanzadera y que cada cuarto de hora subieran a una excursión de turistas al monumento.

El ‘Caler Force One’ se reservaría para las visitas ilustres o por si volviese Michelle Obama.

En lugar de gastarnos otros sesenta kilos en levantar un espacio escénico, como la sede del Cubo se va a quedar medio vacía podríamos convertirla en un teatro. Al fin y al cabo, no necesita una reforma muy profunda.

Y si con todas estas #ideasparalospolíticosdegranada no mejora la ciudad, le echamos la culpa a Málaga o a Sevilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *