La vuelta y el montón de mierda

Afortunadamente, las vacaciones se acaban en el momento justo en el que te has decidido a ordenar el trastero. Regresan este blog y la Liga, lo que demuestra que las comparaciones además de odiosas carecen de sentido.

Algunas cosas se nos han pasado sin comentar, pero no muchas.

Que la Junta ha puesto en entredicho las matemáticas al demostrar que aunque se reduzcan los delegados a la mitad siempre siguen los mismos. Que Sebastián Pérez optará en solitario a su reelección como presidente provincial, quizás porque lo que queda del ‘arenismo’ solo logró convencer a un candidato alternativo en Sevilla y ahora Antonio Sanz, como el don Pelayo que guarda la esencia de la victoria amarga, encabezará desde Cádiz no sabemos si la reconquista o la resistencia.

Por lo menos Sánchez Gordillo se ha reencarnado en serpiente de verano para alegrarnos los días.

Probablemente conozca Marinaleda y al Robin Hood del subsidio mejor que muchos de los tertulianos que andan teorizando sobre el capitalismo y la lucha de clases. Evidentemente, no justificaré ningún asalto a un supermercado aunque sea para confiscar la cerveza sin alcohol y los yogures de pera. Pero eso no me hace olvidar que si no fuera por la marcha que encabezó Gordillo en los ochenta aquellos pueblos serían hoy un coto privado para cazar perdices.

El problema es que cuando uno lleva treinta años interpretando el mismo personaje puede convertirse en héroe o villano, pero ambas cosas no deja de ser una caricatura. Y lo que empezó como la revolución de los jornaleros ha derivado en un comando de litrona y fiambrera que entra en las ciudades al grito de “este cortinglés lo vamos a ocupar”.

Y en Granada nos quedan nuestras salidas de tono, mucho más prosaicas.

Como este comentario que dejó el anterior secretario del PSOE de Güejar Sierra en su facebook, donde compara a sus colegas del PP con un “montón de mierda”.

Curiosamente,  hasta cuatro personas han dicho que les gusta. No sabemos el qué.

2 Comentarios

  1. Independientemente de la mala educación y el poco gusto que muestra el representante de los socialistas. También comete a falta de ortografía más utilizada ….»sinverguenza» ¿Es que no sabe que se escribe con diéresis?; si señor socialista , con los dos puntitos en la u.
    ¡SINVERGÜENZA! (Le indico al señor cómo se escribe correctamente)

    1. SANCAD, es curioso que al recriminarle una falta de ortografía, cometas tú otra (de libro también). El «si señor socialista» se escribe «sí, señor socialista» con su tilde en la i y su coma. De nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *