Las texturas

“La Arquitectura Comprometida”

Adquieren gran importancia en la percepción de los núcleos de la comarca las texturas resultantes del empleo de los materiales propios del entorno. Los muros de lajas de pizarra, y los gruesos revestimientos a base de sucesivas capas de cal, conforman los acabados predominantes, estando presentes en todos los elementos que definen la escena urbana (casas, muros de contención, tinaos, lavaderos, fuentes, etc…).

Una casa alpujarreña de lajas de piedra./ Javi Callejas (Archivo GR)
Una casa alpujarreña de lajas de piedra./ Javi Callejas (Archivo GR)

Destacan asimismo las texturas de las maderas empleadas en puertas y ventanas, y la diversidad de pavimentos realizados con lajas de pizarra.

Muro de piedra de un huerto encalado./ Javi Callejas (Archivo GR)
Muro de piedra de un huerto encalado./ Javi Callejas (Archivo GR)

4 Comentarios

  1. Creo que esta forma de construcción se da a todo lo largo y ancho de España.
    Los muros de cachonería de Menorca, los de la Ería de Lanzarote, los divisorios de Castilla-León, etc., son muy parecidos.

  2. hola Roberto. Tienes razón, porque la arquitectura vernácula, como nos decía MariaJosé hace unos días en su post, utiliza los materiales del lugar (piedra entre ellos) a través de sistemas constructivos simples, con tecnología muy básica y con formulas ensayadas repetidamente a lo largo de los años, de los siglos, ¿de los milenios? Pues si, porque en el Argar hace 4000 años ya se utilizaban, pr ejemplo, estos tipos de muros de mampostería… Y ese sistema constructivo que en la Alpujarra se ha ido depurando hasta conseguir una alta calidad estética y compositiva, y que se ha convertido en el distintivo de toda la comarca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *