El papel del urbanista comprometido

“Foros Profesionales de Arquitectura y Urbanismo LA CIUDAD COMPROMETIDA” (32) + “La Sociedad Comprometida” (16)

El papel del urbanista comprometido se desempeñará:

–    A través de la búsqueda de modelos de crecimiento equilibrados y compatibles con el mantenimiento de la autenticidad cultural del lugar.

–    Ayudando en la búsqueda del consenso social y político, y a que se tomen decisiones responsables con los valores propios del lugar.

–    Favoreciendo la participación, y ensanchando la dimensión social  del urbanismo local. Asumiendo una función pedagógica del urbanismo, que enseñe a hacer ciudad, y que apueste por  los valores arquitectónicos y culturales.

–    Y persiguiendo desde el planeamiento paliar los déficits heredados y empezar a construir una ciudad amable, integradora, bien dotada, responsable desde el punto de vista ambiental, y que juegue adecuadamente su papel en su territorio.

–    Y para ello, la solución a los problemas, que siempre son complejos, debe realizarse a través de numerosas miradas, con el concurso de numerosos especialistas… biólogos, ambientalistas, geógrafos, geólogos, bibilotecónomos, economistas, trabajadores sociales, historiadores, especialistas en arte, etnólogos, artistas plásticos, paisajistas, expertos en movilidad, sociólogos, arqueólogos, restauradores, … y como no, abogados, ingenieros, arquitectos técnicos y arquitectos, pero no solo estos, colaborando de manera cohesionada en los diferentes trabajos… Por convencimiento, por humildad, por responsabilidad y, sobre todo, por vocación.

Y, para finalizar este apartado, quiero recordaros una entrevista al profesor Fernando de Terán que ha sido reproducida en nuestro blog, en la que afirmaba:

El urbanista necesario no existe actualmente, al menos en España: Los ingenieros se inclinan hacia las grandes infraestructuras como presas, puentes, carreteras. A los jóvenes les atrae profesionalmente la obra pública puntual en la que se pueden lucir y sólo algunos empiezan a pensar ahora en términos territoriales. Los arquitectos, por su parte, es como si hubieran tirado la toalla. Están encandilados con el proyecto arquitectónico, cosa que no me extraña porque esto sí que es gratificante, y todo lo más diseñan puntuales intervenciones urbanísticas de pequeña escala. Los únicos que comienzan a pensar en el territorio son los geógrafos. Y sean bienvenidos, hay magníficos ejemplos en el mundo, como Peter Hall, que demuestran que son necesarios. Aunque creo que su formación les permite analizar muy bien los problemas pero no tienen capacidad de intervención, de diseño…”

“… El urbanista del futuro tendría que ser una mezcla de un ingeniero capaz de ver las infraestructuras necesarias en un territorio, un geógrafo que proporcione la visión analítica de cómo se organiza éste y seguramente un arquitecto que sea capaz de proyectar y pasar a la acción… Este nuevo urbanista, en germen, tendrá que afrontar muchos retos. Algunos relacionados con el diseño, pero la mayoría procedentes del eterno choque con la política…”

Y para terminar, voy a rescatar algunas de las ideas que fueron expuestas en el pasado Congreso de Arquitectos de España, en un debate en torno a la situación de acoso que hoy vive la profesión del arquitecto: La grave crisis profesional está marcada por cuatro facetas que confluyen: crisis de Formación, crisis de Asociación, crisis Técnica, y, cómo no, ¡La crisis Económica!  Y es fundamental emprender medidas encaminadas a la recuperación de la dignidad profesional y del prestigio profesional de los arquitectos, muchas veces cuestionado y demasiadas veces puesto en duda… Y para ello se consideran tres caminos fundamentales:

– La coordinación entre las Escuelas de Arquitectura y los colegios profesionales será básica para mejora de la formación y la competitividad.

– Insistir en que la formación humanística, técnica y artística que confluye en los arquitectos nos dota de una formación integral que está en la base de la función social que nuestro colectivo aporta, y

– La necesidad de que se produzca un mayor acercamiento de los arquitectos a las necesidades de los ciudadanos, o lo que es lo mismo, conseguir mayor cercanía con la sociedad…

Por eso quiero pensar que los Foros Profesionales de GRarquitectos, bajo el nuevo formato de LA CIUDAD COMPROMETIDA, eran necesarios… muy necesarios… porque han sido un espacio abonado para que no tengamos que esperar más a que sean otros los que cambien… ¡Seremos tu y yo!, ¡Todos nosotros! ¡Claro que con nuestro cambio de actitud podemos mejorar nuestro entorno social y ayudar a restañar las heridas de nuestro mundo…!

¿En los próximo días? ¿En el próximo año? ¡A qué esperar más!

Muchas gracias a todos, asistentes, blogueros e internautas, por su interés y por su colaboración.

Numeroros publicistas atentos a las conclusiones de La Ciudad Comprometida./ Angie
Numeroros urbanistas atentos a las conclusiones de La Ciudad Comprometida.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *