El paisaje unido por el hombre: ARANJUEZ

“El Territorio Comprometido” (I)

Por Gosia Janusz. Paisajista de GRarquitectos
Detalle del interior del recinto.
Detalle del interior del recinto.

Hoy desarrollamos el primer artículo de la prometida serie de ejemplos de los Paisajes Culturales más sobresalientes de la Humanidad, donde se destaca la estrecha vinculación entre la naturaleza y el ser humano.

Para empezar os queremos presentar el primer paisaje cultural declarado en España (año 2001): Aranjuez, cuya mayor virtualidad está relacionada con la armonía con la que en este lugar ha sido resuelta “la unión de diversas influencias culturales para crear un paisaje cultural”; así como porque “marca una etapa seminal en el desarrollo del diseño del paisaje” (Textos de la Declaración por la UNESCO). Además, Aranjuez debe ser destacado este lugar debido al impulso que desde su declaración le ha dado a las políticas de recuperación y puesta en valor de sus recursos paisajísticos, hasta el punto de que constituye todo un referente internacional en esta materia.

Este lugar tan peculiar está localizado en la Comunidad de Madrid (España) y ocupa la superficie de 2.047,56 hectáreas (más otras 16.604,56 hectáreas de Entorno de Protección). Aranjuez es un conjunto que está distribuido en cuatro áreas:

  1. El Palacio y Jardín de la Isla.
  2. Las Huertas y Paseos Históricos.
  3. Casco Histórico.
  4. Los Jardines del Príncipe.
Vista aérea.
Vista aérea.

La excepcionalidad de lo natural está definida por los ríos Tajo y Jarama que sinuosamente marcan el flujo de sus aguas y fertilizan la tierra que se encuentra en sus orillas contrastando con la aridez de los alrededores. De este importante privilegio  ha sabido aprovecharse el hombre. Durante el siglo XVI introduce la tecnología hidráulica que junto con tierras fértiles convierte a este terreno en un lugar maravilloso para el cultivo de gran variedad de especies vegetales exóticas que constituyen una colección excepcional y digna de mencionar. Todo enriquece una serie de edificios de varios estilos arquitectónicos y por supuesto el único diseño paisajístico que en la época de su creación pasó de ser un importante ejemplo innovador a seguir.

Esta firme relación entre la naturaleza y el ser humano permaneció durante los siglos hasta hoy y nos permite ser testigos de su fruto. El uso específico que aplicó a este territorio el ser humano lo podemos calificar como una verdadera actividad sostenible, por compatibilizar de manera ejemplar la protección y la conservación de sus valores naturales, históricos y culturales. Debido a estos rasgos no es de extrañar que Aranjuez forme parte de los Paisajes Culturales de la Humanidad, siendo un  buen ejemplo de convivencia equilibrada donde el hombre y la naturaleza no deben permanecer ajenos el uno con el otro.

Pincha en la imagen para acceder a la Galería Fotográfica
EL PAISAJE UNIDO POR EL HOMBRE: ARANJUEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *