EL REFUGIO DE GRANDES MAMÍFEROS

“El Territorio Comprometido” (5)

Por Malgorzata Janusz. Paisajista de GRarquitectos

Una vista del Parque.
Una vista del Parque.

Existe un espacio que desde los tiempos muy lejanos constituye el hogar compartido entre el hombre y naturaleza. Situado sobre la tierra negra de África representa un ejemplo de lugares poco presentes en planeta Tierra, y este es el Parque Nacional Lopé-Okanda, de Gabón, que esta caracterizado principalmente por un contraste excepcional formado entre un bosque lluvioso tropical, denso y bien conservado, y una sabana arcaica, dentro de cual se registró la presencia de los asentamientos humanos procedentes de la Era Neolítica y la Edad del Hierro. Los vestigios de estas actividades se reflejan en arte rupestre relativamente bien conservado.

El parque se destaca debido a su gran biodiversidad de hábitats y especies animales, entre las que merece la pena destacar los mamíferos grandes en peligro de extinción, como por ejemplo gorilas o elefantes de bosque.

Actualmente uno de los mayores problemas a que se tienen que afrontar las autoridades del Parque constituye la tala ilegal de los árboles del bosque tropical. Un comercio incontrolable que se extiende con mucha rapidez aumenta el proceso de desertificación de este espacio único.

Pincha en la imagen para acceder a la Galería Fotográfica
PARQUE NACIONAL DE LOPÉ-OKANDA EN GABÓN

4 Comentarios

  1. Gracias Goxia por tu artículo… ¿porqué le costará tanto al ser humano mantener las condiciones que permitan sobrevivir a otras criaturas maravillosas y únicas? ¿Ni tan siquiera en los espacios más simbólicos como este? ¿De verdd que la humanidad va a dejar que este espacio, como otros de idéntico valor, vaya a desparecer?

  2. Hay personas que adoramos a los animales, y mas cuando sabemos que hay otras que incluso pagan por matarlos, colgar sus trofeos y mostrar sus victorias, simplemente unos cobardes, matar a mas de 250 mts con un rifle de mira telescopica y sin dar oprtunidad alguna al indefenso animal

  3. No olvidemos que las dificultades de conservación de estas y otras reservas de la naturaleza emplazadas en países en desarrollo (por emplear un término políticamente correcto) están sobre todo en tres factores (simplificando mucho): por un lado, la demanda de elementos (especies vivas, minerales, etc.) y productos “exóticos” por parte de población de los países pudientes; por otro, las escasas oportunidades de vida para la mayor parte de la población de esos países en desarrollo que, por tanto, antepone sus necesidades vitales (lógico) a las del ecosistema; en tercer lugar, las corrupciones varias entre administradores, gestores, fiscalizadores e inspectores tanto de los países “exportadores” de recursos naturales únicos e irrepetibles, como de los “importadores” con tal de dar satisfacción al mercado (sea negro o blanco). De ahí que, aunque esta degradación de la naturaleza nos irrite (supongo que a la mayoría de la población le sucederá), no debería sorprendernos demasiado. Para terminar, reconozco que no sabía de la existencia de este parque nacional de Gabón y, por la reseña y fotos, me parece maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *