AGRICULTURA ECOLÓGICA Y PAISAJE

“El Territorio Comprometido”

Destaca la contribucion de cultivos ecologicos en la agricultura.
Destaca la contribucion de cultivos ecologicos en la agricultura.

Los problemas ecológicos creados por las prácticas de cultivo convencionales originaron la aparición de diferentes propuestas de diversa naturaleza y responsabilidad que pretendían aminorar o eliminar estos problemas. De ahí, surgió la agricultura ecológica. Definirla brevemente no es fácil ya que si algo la caracteriza es la diversidad, por tenerse en consideración, no sólo aspectos agrarios, sino también medioambientales, económicos y sociales.

La definición aprobada en la Orden de 26 de septiembre de 2000 define que la Agricultura Ecológica es un sistema agrario cuyo objetivo fundamental es la obtención de alimentos de máxima calidad respetando el medio ambiente y conservando e incrementando la fertilidad de las tierras a medio y largo plazo, mediante una utilización óptima de los recursos naturales, sin el empleo de productos químicos de síntesis y manteniendo el bienestar animal. No obstante, para cumplir con estos objetivos es necesario abarcar multitud de conceptos y técnicas. En agricultura ecológica no se utiliza una mera sustitución de insumos sino que el manejo de la finca o granja debe basarse en una serie de prácticas que actúen como medidas preventivas y aminoren los problemas de fertilización y de manejo de plagas, enfermedades y malas hierbas. Muchas de estas prácticas van encaminadas al aumento de la biodiversidad. Sobra decir la importancia que tiene esta biodiversidad para asegurar la estabilidad a través del tiempo de un agroecosistema.

Un ejemplo de agricultura.
Un ejemplo de agricultura.

Los agricultores ecológicos ven el resultado de su trabajo no solo en la satisfacción de quienes consumen sus productos, sino también en el estado de los campos, arroyos, árboles y montes que los rodean. Aunque el Reglamento de la UE sobre agricultura ecológica no especifica con exactitud qué prácticas han de emplearse para la buena salud de estos recursos, algunas de las normas y prácticas voluntarias a las que se adhieren los agricultores ecológicos tienen su efecto en este sentido.

Toda actividad agrícola implica la modificación del ambiente natural. Sin embargo, la agricultura ecológica intenta reducir al máximo este impacto, con lo que las granjas ecológicas tienden a difuminarse en el paisaje circundante.

La agricultura sigue siendo un sector fundamental en muchas regiones del planeta.
La agricultura sigue siendo un sector fundamental en muchas regiones del planeta.

La agricultura ecológica se adhiere a prácticas que ayudan a mejorar y preservar los paisajes rurales, entre los que se incluye la creación y la conservación de:

  • Setos
  • Prados
  • Flora y fauna autóctona
  • Vías fluviales naturales
Cultivos de agricultura ecológica.
Cultivos de agricultura ecológica.

La diversidad de especies animales y vegetales empleadas en la producción ecológica, así como la variedad en los usos de la tierra, contribuyen a crear un paisaje más interesante y variado. Se conservan las zonas de vegetación silvestre y se plantan especies no cultivables que ayudan al desarrollo de los depredadores naturales de las plagas.

Además de ser visualmente atractivos, los paisajes que crea la agricultura ecológica son los más idóneos para los lugares en los que se encuentran. Esto es posible porque:

  • Se utilizan recursos in situ, y no insumos externos
  • Es prioritaria la utilización de especies vegetales y animales autóctonas
Una típica huerta tradicional.
Una típica huerta tradicional.

Prácticas que contribuyen a la mejora de la estructura del suelo y de les recursos hídricos que, asimismo, ayudan a mantener el equilibrio natural de las distintas zonas.

Las prácticas agrícolas ecológicas diseñadas para mejorar el bienestar de los animales pueden también crear una visión más atractiva de la ganadería de cara a los que son ajenos a ella:

  • Todas las especies animales tienen acceso a espacios abiertos con pastos.
  • Un número más reducido de animales pasta en cada parcela
  • Suelen emplearse razas tradicionales y autóctonas, lo cual resulta mucho más atractivo
Agricultora en Centroáfrica.
Agricultora en Centroáfrica.

Además de los beneficios para la naturaleza y para los seres vivos, los paisajes que resultan de la agricultura ecológica también pueden traer consigo beneficios socioeconómicos adicionales, como es el incremento del atractivo de las zonas rurales. Ello hace más probable que estos lugares atraigan y retengan habitantes en una época de migración masiva a áreas metropolitanas.

Fuentes: ‘Manual para la diversificación del paisaje agrario’

Por Gosia Janusz. Paisajista de GRarquitectos

4 Comentarios

  1. Interesantísimo curso y taller sobre el paisaje… Lastima no poder asistir personalmente… Será interesantísimo publicar en este formato sus conclusiones… Os esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Current ye@r *