CENTRO “JOSÉ GUERRERO”

“La arquitectura Comprometida”

Os ofrecemos un nuevo capitulo de  la serie en la que hacemos nuestra particular visita a los museos y centros de interpretación de la provincia. El elegido en esta ocasión es el  “Centro José Guerrero“, un museo excepcional, tanto por su una ubicación urbana, junto a la Catedral de Granada, como por la acertada  intervención arquitectónica en el edificio que lo alberga, con mas de un siglo de vida.

Fuente: centroguerrero.org
Fuente: centroguerrero.org

La inauguración del Centro José Guerrero en junio de 2000 se producía en un contexto en el que otros espacios dedicados a la cultura contemporánea acababan de nacer o estaban a punto de hacerlo. En los años transcurridos desde entonces se ha transformado el mapa español de los museos con la apertura de numerosos centros de arte en la periferia, centros cuyo denominador común es la búsqueda de una identidad propia.

José Guerrero no sólo fue una de las voces más singulares del expresionismo abstracto americano, sino que además ejerció una notable influencia en la renovación del panorama artístico español en los años de la transición. A pesar de la destacada trayectoria de este artista el museo consagrado a su memoria parte de la convicción de que no debe convertirse en un lugar de culto cuya actividad se centre sola y exclusivamente en su vida y obra. Por ello, ha diversificado sus intereses y quiere articularse como un espacio público al servicio de la sociedad que lo acoge, como un lugar donde sea posible la confrontación y la conciliación de los valores e ideas que confluyen en la cultura contemporánea.

El Centro José Guerrero ocupa un edificio rehabilitado y adaptado con todos los requisitos de la museología actual por el arquitecto Antonio Jiménez Torrecillas, bajo la supervisión de Gustavo Torner.

Se ubica en la Alcaicería, el más importante centro mercantil de la medina árabe, dedicado principalmente al comercio de la seda. En la misma calle Oficios se encuentran la Lonja y La Madraza, antigua Universidad Árabe y Ayuntamiento de la ciudad durante mucho tiempo. Muy próxima estaba la gran mezquita, donde hoy está la catedral renacentista y la Capilla Real, cuyas cresterías son el fondo de la sala superior del Centro José Guerrero. En el campanario de la catedral tuvo su primer estudio el pintor José Guerrero, como lo tuvo, cuatro siglos antes, Alonso Cano. Se trata por lo tanto de un ámbito cargado de significado histórico y artístico.

Fuente: centroguerrero.org
Fuente: centroguerrero.org

El edificio del Centro fue construido por Indalecio Ventura Sabatell en 1892 según proyecto del arquitecto Modesto Cendoya, exponente del eclecticismo y autor más tarde del Hotel Palace en la colina de la Alhambra. Construido para albergar unos almacenes, paso a ser imprenta en 1901, hasta que en 1939 se instalaron en él los talleres y oficinas del diario Patria, que pervivieron hasta 1983.

La obra de rehabilitación, premiada en 2003 por el Colegio de Arquitectos de Granada en la modalidad de Restauración y Rehabilitación, se articula a través de la idea del recorrido como leit motiv de la función museística, a la vez que ahonda en el tema arquitectónico ya esbozado en el antiguo edificio: el exterior se abre a la calle y el interior se vuelca sobre sí mismo y genera un espacio favorable a la contemplación estética. Las propias dimensiones del inmueble favorecen la implementación del modelo museístico finalmente adoptado, basado en la especialización, en la medida, en la escala humana. Los museos pequeños son más fácilmente visitables por un público que cada vez dispone de menos tiempo y de más ofertas culturales, son más abarcables por las instituciones que los crean y mantienen, más ágiles en su creación y funcionamiento y más atractivos para los visitantes.

Fuente: centroguerrero.org
Fuente: centroguerrero.org
Fuente: centroguerrero.org
Fuente: centroguerrero.org

La próxima exposición  tendrá lugar en las salas del Centro José Guerrero del 24 de febrero al 3 de junio de 2012 y será comisariada por Alfonso de la Torre, autor del Catálogo Razonado de pinturas de Manuel Rivera editado por la Diputación de Granada y la Fundación Azcona en el año 2004.

El próximo mes de abril de 2012 se cumplirá el 85 aniversario del nacimiento de Manuel Rivera (Granada, 1927 – Madrid, 1995). Con esa ocasión, el Centro José Guerrero tiene prevista la realización de una exposición sobre este artista capital para el arte español que analizará unos años fundamentales en su devenir creativo, los transcurridos en torno a la década de los cincuenta.

HORARIO

Martes a sábados, de 10:30 a 14 y de 16:30 a 21h.;
Domingos y festivos, de 10:30 a 14h.;
Cerrado lunes y domingos por la tarde

 

Enlaces de interés:

http://www.centroguerrero.org/

 

 

Santiago Salas Martín, arquitecto de GRarquitectos

5 Comentarios

  1. ¿Qué tendrá el José Guerrero que a mis hijas, desde muy pequeñas, les ha gustado entrar y disfrutarlo?. Seguramente las escaleras, las sorpresas de los amplios espacios y de los espacios minúsculos y recónditos que se dejan atravesar entre las dos pieles del museo. Es evidente que las obras de Guerrero no les resultan extrañas, sino más bien próximas e inteligibles para su desbordante estética colorista infantil. Antonio supo darle al viejo edificio del Patria la magia que saben descubrir mejor que nadie los niños…a los niños, ya se sabe, nos gusta la magia, y mi amigo Antonio es uno de los mejores magos.

  2. Lo de la tercera y última planta me parece simplemente espectacular. La manera de resolver el espacio, el enmarcado de los tejados de la catedral y la luz que acompaña en todo momento al espacio son, como dice Gabriel, mágicos. Sólo le echo en falta unos banquitos para los que nos gusta ir a leer a este tipo de sitios y que la terraza fuese de acceso público, casi hasta tocar las tejas de la catedral. Propuestas ambas que quizás pudieran llevarse a la práctica sin apenas coste.

  3. Sin duda es un edificio que te va sorprendiendo a medida que lo recorres. Ya desde la primera planta su acceso no te deja indiferente, lo mismo que ocurre con sus escaleras o con su mirador de la última planta. Una vez que estas arriba, ante esta “postal” de la Catedral, es verdad que dan ganas de acceder a la terraza, quizá el hecho de que esa opción no sea posible haga que el edificio sea aún más mágico. Gracias Santiago por este artículo.

  4. Me sorprende cómo pasa casi inadvertido cuando paseas por la zona. Me parece excepcional la estrategia seguida de girar un cubo dentro de otro cubo para crear los espacios de servicio mientras se mantienen estancias cuadradas para las exposiciones. El cambio en la amplitud de la escalera para distorsionar la perspectiva está muy bien utilizado y destacar, otra vez más, la maravilla que es la última planta, con un gran paño transparente que te permite disfrutar de la catedral desde otro punto de vista.

  5. Hace pocos días hice de anfitrión con un colega de Barcelona que llegó a nuestra ciudad. El programa fué: mańana de trabajo, comida en la el Museo memoria de Andalucía, y sobremesa visitando el templo de San Antón y el Museo Guerrero… Se fué encantado y alucinado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *