COPENHAGUE HACE OBLIGATORIO EL EMPLEO DE TECHOS VERDES

“La Arquitectura Comprometida”

La aprobación del Código Técnico de la Edificación significó una apuesta por una mayor eficiencia energética en las construcciones. Pero hay países donde nos llevan mucha ventaja. Muestra de ello es la siguiente noticia que encontramos en la web la reserva.com: “COPENHAGUE HACE OBLIGATORIO EL EMPLEO DE TECHOS VERDES”.

FUENTE: thgintheknow.blogspot.com
FUENTE: thgintheknow.blogspot.com

La ciudad de Copenhague aprobó una ley que obliga tener algún tipo de vegetación en las nuevas azoteas de la ciudad, con el objetivo de mejorar el hábitat y ahorrar consumo de energía. También existen planes para cubrir de vegetación las viejas azoteas de la cuidad y para el 2025 la meta es convertirse en una cuidad neutral de carbono.

Copenhague es la segunda ciudad en el mundo con una legislación sobre las azoteas verdes, anteriormente la cuidad de Toronto en Canadá implemento una ley similar.

La utilización de techos verdes genera muchos beneficios tanto económicos como ecológicos. Además de mejorar la climatización del edificio, se pueden utilizar las azoteas verdes para cultivar frutas, verduras y flores. Este tipo de azoteas filtra los contaminantes y el CO2 del aire y también actúa como barrera acústica.

En un estudio sobre el impacto de estructuras verdes en la zona de Manchester los investigadores comprobaron que los techos verdes ayudaban a bajar las temperaturas especialmente en zonas urbanas.

En la actualidad Copenhague posee alrededor de 20.000 metros cuadrados con azoteas en donde es posible implementar estos desarrollos. También existen al menos 30 edificios con  techos verdes y se prevé que la nueva ley incrementará anualmente 5.000 metros cuadrados  de techos verdes correspondientes a nuevas construcciones.

FUENTE: thgintheknow.blogspot.com
FUENTE: thgintheknow.blogspot.com
FUENTE: thgintheknow.blogspot.com
FUENTE: thgintheknow.blogspot.com

El artículo original podéis encontrarlo en el siguiente enlace: PINCHA AQUI

3 Comentarios

  1. Esto, que parece tan novedoso, venimos haciéndolo en Andalusía desde tiempo inmemorial. La vetusta tradición de “macetar” nuestros patios, rejas y fachadas debe ser recuperada. Sea por tradición y/o por sus connotaciones ambientales, es una buena práctica que, aun perviviendo relictamente en algunos pueblos, debe ser llevada a las ciudades.

  2. Me parece una idea muy interesante desde el punto de vista medioambiental, desde un punto de vista práctico no y diré el porqué.
    Si se hace en nueva construcción no es mala idea pero encarecerá la construcción, que al repercutirla sobre un número elevado de viviendas no creo que encarezca mucho el precio de la vivienda. Pero en el caso de construcción consolidada vamos a hacer unos sencillos numerillos, capa de tierra de 30 cm de espesor, da para cesped y algún arbusto, 5.1 kN/m2 de carga permanente en azotea. La NBE-EA-88, Y CTE, establece una sobrecarga de uso de 1 kN/m2. 5.1*1.35/1/1.5=4.59, supone reforzar la estructura de la vivienda antigua para un incremento de carga del 459%, inviable económicamente. Que sólo ponemos cesped, 10 cm espesor, 1.7 kN/m2, incremento de carga 153 %.
    Sinceramente para edificios ya construidos, con macetas y jardineras no muy grandes tendremos que conformarnos. Para construcción nueva puede ser interesante.

  3. Poco que añadir tras la posición de Luis Álvarez respecto de los techos verdes, pero entiendo que el valor medioambiental también es práctico. Creo que Granada sería una ciudad muy adecuada para abordar la puesta en práctica de una solución así por dos motivos ,además de los ya señalados: El primero, porque suavizaría el impacto visual de las nuevas consruciones y segundo porque restituiría de alguna forma la vega que hemos ido perdiendo y añorando a la par . Granada es una ciudad que posee imnumerables oportunidades de mirarse a ella misma desde sus colinas, no es una ciudad plana que desconoce sus tejados porque no tiene puede de verse desde arriba, por ello debería plantearse alguna vez esta posibilidad .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *