Se empeñan en vivir de espaldas al sol

“La Sociedad Comprometida”

Estos días se ha publicado en diferentes medios de comunicación el contenido del borrador del nuevo decreto del gobierno, que pretende gravar el autoconsumo energético. Según se ha explicado desde el ministerio de industria, este nuevo impuesto pretende hacer pagar a los consumidores por utilizar la red eléctrica, ya que no son totalmente autónomos. Por parte de las eléctricas se esgrime que todo el mundo ha de pagar el mantenimiento de la red que utiliza. Es cuánto menos llamativo, que incesantemente, por parte de las autoridades se intente gravar una práctica tan sostenible, más cuando existen sobradas razones para fomentar las energías renovables.

1434045755_578391_1434045940_sumario_normal
El restaurante Lasal del Varador, en Mataró, genera un 65% de la energía que consume con su instalación fotovoltaica. Fuente: El Pais

Incluso dejando a un lado que España cuenta con una posición geográfica privilegiada, en las que las horas de sol al año son superiores a las del resto de Europa, hay factores de mucho peso como el hecho de que es vitalmente urgente comenzar a minimizar los impactos del calentamiento global mediante la reducción de las emisiones de CO2, y las energías renovables son una excelente opción.

En España se han contabilizado casi cuatro millones de personas que viven en situación de pobreza energética (Datos de la Asociación de Ciencias Ambientales, presentado en el trabajo “Análisis de Tendencias de pobreza energética 2014”). Por otra parte llaman la atención los datos sobre la energía primaria consumida en España en el 2013 (fuente “Libro de energía en España 2013” del Ministerio de Industria) “ha tenido relevancia el cambio de estructura de la generación eléctrica. En concreto, en 2013 volvió a caer la generación con carbón, que había subido en los dos años anteriores, además del fuerte aumento de la producción hidroeléctrica, eólica y solar. Debido a esto, en conjunto, la generación en 2013 tuvo mayor rendimiento que el año anterior, en términos de energía primaria, por el tipo de tecnología empleada.”

g´rafico
Gráfico que muestra el 28%de incremento de la producción bruta de electricidad con recursos renovables. Fuente: MInisterio de Industria

Por último la tecnología relacionada con la obtención de energía solar cada vez es más espectacular y eficiente. Aparte de las ya anunciadas baterías Tesla, que todavía no han llegado al mercado, a día de hoy ya están funcionando algunas infraestructuras, cuánto menos impresionantes. Por ejemplo en el desierto de Mojave, entre Nevada y California (EE.UU) ya está en funcionamiento la mayor planta solar térmica del mundo que da suministro a 140.000 hogares, y ocupa 13 kilómetros cuadrados. A diferencia de la energía fotovoltaica, que convierte la radiación solar directamente en electricidad, esta instalación genera calor. Los más de 300.000 espejos colocados en círculos concéntricos alrededor de las tres torres reflejan y concentran la radiación solar recibida en una caldera situada en la parte de arriba de cada una de las torres, elevando la temperatura del agua que contiene a más de 1.000 grados Fahrenheit. Este calor hace girar las turbinas, que generan electricidad.

fotovolt

En conclusión la energía solar, al igual que el resto de renovables son el futuro. No podemos seguir dependiendo del carbón o el petróleo, ya no sólo por su limitada existencia, sino por la contaminación que de ellas emana. Además podría ser un sector económico nuevo, que dinamizara y compitiera con las grandes eléctricas que actualmente funcionan en España.

4 Comentarios

  1. Las plantas del estilo a la de Mojave, cierto es que tienen un contrapunto, y es el gran impacto medioambiental que generan, ya que desplazan a los seres vivos que habitan en las proximidades de las mismas. aun así, ¿no es menos cierto que el calentamiento global también termina desplazando a las especies para encontrar su confort climático?. No estoy en absoluto de acuerdo con nuevo decreto del gobierno, en la factura de la luz YA se paga el famoso “mantenimiento de la red”. Es incomprensible que por un lado en el “libro de la energía” citado en el artículo se hable del calentamiento global y la necesidad de minimizar fuentes de enrgía como el carbón, y por otro el ministerio de industria no pare de poner trabas, hasta el punto casi de conseguir que las instalaciones sean del todo nada rentables para los usuarios.
    Dice un refrán piensa mal y acertarás….y pensando…será que el ministro pretende terminar como muchos en un consejo de admon. de alguna eléctrica….

  2. Quiero felicitar a Natalia Palomares, asesora ambiental de GRarquitectos y de Desarrollo de Ciudades Comprometidas, por este artículo tan oportuno y que nos debe hacer reflexionar…
    Finalmente los gobiernos están formados por aquellos a los que nosotros elegimos, y no es lo mismo aplicar una políticas u otras… Tenemos la opción de forzarles a cambiar a planeamientos lógicos y responsables o la opción e forzar el cambio de gobiernos… la opción por tanto es nuestra.

  3. Las famosas puertas giratorias… Sin ellas desgraciadamente no se entenderían ciertas políticas. Viendo las imágenes aéreas del desierto de Mojave he recordado un estupendo documental, sobre todo desde el punto de vista visual. del fotógrafo aéreo Yann Arthus-Bertrand, (disponible en RTVE a la carta: http://www.rtve.es/alacarta/videos/documaster/documaster-home-historia-viaje-1-parte/3159278/) donde documenta desde el aire cómo viven las gentes y cómo está afectando el cambio climático.

  4. Al hilo de este artículo, el martes salió publicado en prensa un gran avance ideado por ingenieros españoles, los molinos de viento sin aspas, que además de reducir el coste de mantenimiento, producen un menos impacto ambiental, como bien se apuntaba en algún comentario anterior . Esto es lo que desde mi punto de vista necesita España, un impulso a la investigación nacional en materia de infraestructuras para la generación de energías renovables.

    http://www.elmundo.es/ciencia/2015/06/16/557f178322601d2e518b45a5.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *