UN PASEO POR LOS DÍAS DE TU VIDA

Qué hermoso gozo, en un momento de tu vida, poder levantar la mirada, ya serena, y realizar un paseo por los días de tu vida, deteniéndote en esas personas que de alguna manera te marcaron y te ayudaron a crecer… y reconociendo también esas “circunstancias que te hicieron, ayer y hoy, abrazar la esperanza y cuestionar el tiempo que te ha tocado vivir”.
Y qué hermosa dicha poder deleitarte en las palabras, cargadas de esencia, de quien ya ha realizado ese viaje interior y lo ha expresado para ti, porque “Los poetas ya recorrieron los caminos que hoy transitamos y sembraron la semilla”.
Todo eso encontré en el poeta Antonio Morillas Jiménez, antmorillas@telefonica.net  por cuya obra vitalista transitan los pensamientos y los retos de toda una vida, en los que he querido reconocerme, y con los que he podido conocerlo. Y es que en su PASEO POR LOS DÍAS enfrentándose a su pasado se pregunta: “¿Por qué preferí caminar a volar?”
Por eso, he sentido la necesidad de contaros, entresacados, algunos de estos versos que más hondo me han calado… todos ellos llenos de lirismo pero también, más aún si cabe, de honestidad:

 “En la vida de las personas se producen cataclismos que recolocan los elementos que la conforman. Se altera el lugar que ocupan las cosas, la intensidad de los sentimientos, el afecto hacia quienes te rodean y que, tras el vaivén, unos te ahogan y otros te sirven de acomodo para la esperanza.”

“Ella es así, y la quiero… Pero nunca calla. Jamás la palabra necesaria se le pudrió en la garganta.”

“La vida no habría tenido sentido sin aquellos que me acompañaron para hacerme fácil el camino o para poner aviesas piedras que advirtieran sobre el futuro…”

Gracias por compartirnos todo eso… Yo también espero que sea el principio de una larga amistad.

Fotografía de Nuria Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *