EL VERDADERO RETO DE SOACHA

En todas las partes la realidad es tozuda, digan lo que digan los datos oficiales, y os cuento esto a raíz de la polémica que vive SOACHA (Metrópoli de Bogotá, Colombia) al reivindicar que su población real es de un millón de habitantes a pesar de los datos oficiales del departamento estadístico nacional solamente reflejan la mitad. Pero, ¿Qué importancia tiene esto? Pues más de la que os pensáis… Os cuento:

Resulta que Soacha, el más populoso y a la vez el más pobre de los “distritos” de la capital, ha sido la tradicional puerta de llegada a la gran ciudad de aquellos que huían sea de la violencia sea de la miseria, con la esperanza de empezar una mejor vida. Y esto se ha traducido en un índice de crecimiento tremendo pero también desordenado, haciendo prácticamente inservibles hasta el momento los esfuerzos planificadores de su alcaldía. Y es que la mitad de su población vive hoy en “barrios informales”, un eufemismo con el que se refieren en América Latina a los barrios inmundos que fueron creados al margen de toda lógica y en los que confluyen toda clase de riesgos naturales y carencias de servicios… Y en los que es fácil adivinar la virulencia de los conflictos sociales que afectan a sus gentes, y su frustración a sabiendas de que difícilmente saldrán de su miseria.

Pero demás se da otra realidad, ya que su inmediatez con Bogotá hace que asimismo se estén desarrollando otros megaproyectos “organizados” de modo que ya hay licencias aprobadas de aquí a 2020 para más de 120.000 viviendas, con lo que Soacha se habrá triplicado en apenas 20 años. Sin embargo la rigidez de los datos oficiales no sabe recoger esta dinámica y, como os decía, el municipio reivindica que se reconozca esta realidad, a fin de que pueda recibir fondos del estado para afrontar sus terribles déficits en servicios urbanos, transportes, equipamientos o en medioambiente.

Y es por ello que su alcalde (Eleazar González) ni corto ni perezoso, le pidió hace unos meses a su Secretaria de Planeación (Mª Andrea Rozo) que saliera con sus funcionarios a la calle a preguntar, puerta a puerta, cuántas personas viven en cada casa, con la idea es hacer un censo por su propia cuenta, algo inédito para una población de este tamaño, que demuestre que en Soacha viven al menos un millón de habitantes. Lo que se situaría a Soacha entre las ciudades de mayor tamaño de todo el país.

imagen de ProBogotá

Y por otro lado, como ya habréis imaginado, contar con unos datos de población razonablemente fidedignos es esencial para abordar con el rigor necesario la transformación progresiva de Soacha en una ciudad que posibilite que sus habitantes se puedan desarrollar como personas.

En fin, este es el contexto en el que mi equipo, con el apoyo de la alcaldía y coordinado por el Departamento Nacional de Planeación, va a diseñar su Plan de Ordenamiento Territorial, con criterios innovadores y comprometidos… Y, como podréis imaginar, constituye un compromiso profesional y personal de la mayor magnitud…

¡Así que ahí estaremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *