HOY “VOY A HACER UN NADAL”

Ufff, las “Reflexiones desde La Ciudad Comprometida” de las que ayer os hablaba me han dejado exhausto y eso unido al spsrint final de estos días con mis trabajos bogotanos más la emoción de volver a casa me han dejado bastante plano… jajajaj … (¡Que me voy en unas horasssssss!!!)

Por eso, mi reflexión de hoy será para constatar que no todo puede ser seguir y seguir en la brecha… así que, bien de manera natural, bien de manera forzada, de vez en cuando hay que bajar el ritmo o incluso detenerse… para así luego, una vez repuesto, “hacer un Nadal” y ya veréis con qué fuerza y ánimos vuelvo… Por eso yo, en cuanto termine de escribir esta pequeña nota, me voy antes de que termine de amanecer a la montaña, a mi querido Monserrate del que ya os he hablado alguna vez, para mejorar mi semblante y que cuando llegue a mi querida tierra, nadie crea que paso fatiguitas…

Y como regalo, os regalo una de las estrofas del maravilloso poema “Desiderata” (que imagino que conocéis) con el que tanto me identifico en estos días:

“Camina plácido entre el ruido y la prisa,
y recuerda que la paz se puede encontrar en el silencio…”

Gracias a cada uno de vosotros por estar ahí cada día, escuchando mis cositas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *