ahorrosLa UE ha llegado a un acuerdo sobre las reglas de los futuros rescates bancarios. Lea la noticia que enlazo y trate de sacar conclusiones. Tómese tiempo… Posiblemente y debido a la confusa palabrería económica y política que de manera deliberada se utiliza en estos mensajes institucionales, llegue a la conclusión generalista de que sus depósitos estarán seguros en cualquier banco siempre y cuando no superen los 100.000 euros. Si es así, ¡muy bien! ¡Le acaban de vender la burra!

Como ya no permiten la “letra chica” en los contratos y menos aún en las normativas, lo suyo ahora es hilvanar un glosario de términos, circunloquios y, en resumidas cuentas, palabrería, para tratar de añadir opacidad a lo que debería de explicarse muy claramente. Así que, vamos a explicarlo en lenguaje llano:

Los accionistas serán los primeros en devaluar su participación y a partir de ahí se imponen quitas al resto de acreedores de deuda

En resumen, a partir de ahora (como ya se hacía) los rescates bancarios los pagan los inversores (accionistas, preferentistas, bonistas…) y acreedores ¿?¿?¿? ¿Acreedores? ¿Quienes son los acreedores? Usted y su fondo de inversión, usted y su depósito a plazo, usted y su plan de pensiones, usted y usted otra vez. Es decir, todo lo que no esté en una simple cuenta corriente con su nómina domiciliada, se entenderá como “acreedor”.

Visto así, ahora entenderán por qué son tan “listos” de garantizar los “depósitos” hasta 100.000 euros. Pregúntense, ¿qué afortunado ignorante tiene inmovilizados 100.000 euros en una cuenta corriente ? Nadie en su sano juicio, si es que las facturas le permite llegar a fin de mes con más de 100 euros en la cuenta. Sigamos:

Los primeros (menos de 100.000 euros) tienen una “superprotección” y los segundos (más de 100.000 euros) también tienen una protección especial

¡Ojo al término! “Superprotección”. ¡Casi ná! Vale, superproteja mi cuenta corriente con 100 euros con un fondo que está por crear con dinero de… efectivamente, del contribuyente. Pero es más, “protección especial” para los fondos de más de 100.000 euros de PYMEs y particulares. Sigan con el cuento de la lechera. ¿De verdad se lo creen? ¿De verdad piensan que van a crear un fondo que garantice cualquier depósito? ¿Qué hay que entender por superprotección? ¿Y por protección especial? Muy sencillo, llegado el momento, si hay que meter mano, la meterán porque cuando un banco cae, sus acciones no valen nada y lo que queda, su dinero, es lo único que responderá a la quiebra. Entonces para qué tanta superprotección, muy sencillo, para no minar más la confianza fiduciaria  que no es otra que la que yo le otorgo al banco cuando le presto mi dinero confiando en que me lo devolverá. Da igual que sea acreedor que ahorrador. Ahora, por si cabía alguna duda, se lo dejan bien clarito.

De eso va toda la palabrería de este acuerdo, de preparar los futuros rescates de la banca a costa del dinero de los de siempre, vía impuestos, vía ahorro. Ahora ya puede darse por avisado.


Grecia a la deriva
Un problema de un billón de euros