La teoría de la conspiración

Entre la conspiración y la chapuza siempre me quedo con lo segundo. Hace un tiempo que me contaron una teoría extraña, un complot antinatura entre una cuerda oficial del PSOE de Granada y otra oficialista del PP con el objetivo de desgastar al presidente provincial de los populares. A los piratas no les importa hundir el barco para quedarse con los restos del naufragio.

De entrada, no me creo estos pactos, porque me alimento de rumores más que de leyendas. Pero se han ido sucediendo algunas cosas que me han hecho recapacitar.

Llama la atención que, con José Torres Hurtado en su peor momento político en trece años, los socialistas le permitan salvar los días sin asfixiarle.

Ha pasado un mes desde que el gobierno municipal intentara subir el IBI un 10% a hurtadillas pero, en esta ocasión, los socialistas todavía no han puesto una mesa en la calle para recoger firmas, como hicieran en 2004.

DSCN7464.jpg

El PSOE está personado en el ‘caso Serrallo’ pero apenas si hace ruido y se ha preocupado más de salpicar a Sebastián Pérez que de implicar a Torres Hurtado.

Otro ejemplo: tuvo que ser el concejal de IU Paco Puentedura quien pusiera en entredicho la construcción del bloque de pisos donde vive el alcalde. Los socialistas están sobre el tema pero han transcurrido dos semanas y han dejado que la noticia muera por sí sola.

Y antes incluso de que el alcalde se pusiera nervioso por la moción de censura con la que amenazó Luis Salvador, fueron los socialistas quienes se anticiparon a rechazarla.

Y en estas estaba, negando que el PSOE se prestara a revivir a Torres Hurtado con tal de debilitar a Sebastián Pérez, cuando la secretaria provincial, Teresa Jiménez, emitió el domingo por la noche un comunicado pidiendo explicaciones a Sebastián por la denuncia que el alcalde puso contra los concejales socialistas y que finalmente ha terminado archivada.

Otro día le pondré nombres a la teoría de la conspiración. No me los han contado, los he visto.

3 Comentarios

  1. Quico, la verdad que con el artículo de ayer de Dimision en Bandeja y esta de hoy estas “sembrado” sabes bastante más de lo que cuentas y esto solo acaba de empezar. Como ayer decías en clave, mas pronto que tarde… y tu sabes perfectamente el porque lo decías, esto va a ser un tsunami.. ¿Donde acabara? Pronto lo vamos a ver. Al igual antes de comernos el turrón .

  2. Es evidente que el enemigo a batir es Don Sebastian, no Pepe Torres. ¿ Por qué?. Pues porque Pepe Torres está amortizado y el Sr. Pérez no. También porque la oposición ha comprendido ya que el único responsable e interesado en la operación política para derribar a Pepe Torres es Don Sebastian. Y no están dispuestos a hacerle el gusto a este personaje taimado y conspirador, que ha tratado a los socialistas siempre con la punta de la bota y sin piedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *