El 19 de enero de 1972 el Teatro Isabel la Católica fue el escenario de una doble sesión de los “Conciertos de Rock y Amor”, la gira que traía de vuelta a Granada a Miguel Ríos cuando cumplía diez años de profesión. «Presentarme en Granada, mi tierra, en un recital totalmente mío, ha sido mi gran deseo de siempre», decía el cantante en el cartel promocional del espectáculo. Este recital fue el primero de una gira de conciertos que se materializaron en el que sería el primer disco de rock en vivo grabado en España, producido por Hispavox y grabado en el Teatro Monumental de Madrid. Por 50 pesetas, el público granadino vivió uno de los directos más espectaculares del momento. Un show audiovisual en el que las proyecciones de películas y diapositivas ponían el contrapunto a la voz de Miguel. La selección de canciones fue magnífica, decía la crítica de IDEAL, que destacaba las interpretaciones de “Yo solo soy un hombre”, “Somebody help me”, “El rock de la cárcel” o “Abraham, Martin & John”. Un profundamente sentido “Vuelvo a Granada” cerró el concierto. No ofrecería otro recital en la ciudad hasta noviembre del 77, para la presentación de los discos “La huerta Atómica” y “Al Andalus”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *