El lector de IDEAL Francisco Luna Morales se ha puesto en contacto con nosotros para que, desde esta sección, se recuerde la figura de Conchita Barrecheguren y el esfuerzo de muchos granadinos que participaron en la reconstrucción del carmen donde falleció la joven granadina. Esta historia comenzó en 1956. El famoso terremoto del mes de abril afectó gravemente a la casa de la familia Barrecheguren en la Antequeruela, donde murió Conchita el 13 de mayo de 1927, y en el que se conservaban todas sus reliquias. Desde este periódico se puso en marcha una suscripción para restaurar el carmen, cada vez más visitado por los devotos de la joven que, a pesar de morir con 21 años, fue un ejemplo de santidad. El 14 de enero de 1958, IDEAL hacía el primer llamamiento: el carmen amenazaba ruina y su reconstrucción urgía. A la colecta por el sepulcro de Fray Leopoldo, se unió la petición de donativos para apuntalar, reforzar y reconstruir la vivienda-relicario. Cada día la sección “suscripciones” de IDEAL daba cuentas del dinero recaudado. Nuestro lector, por ejemplo, hizo su aportación desde Melilla, donde estaba haciendo la mili, pero, poco a poco, iba llegando dinero desde todos los puntos de España. El 4 de mayo de ese año se habían recaudado más 63.000 pesetas. La colecta fue despacio pero, finalmente, en 1965, se bendijo la capilla donde se sigue oficiando misa cada día 13 a las 12 de la mañana y a las seis de la tarde. Desde el 29 de noviembre de 2007 los restos de Conchita descansan en el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro junto a su padre, Francisco Barrecheguren también en proceso de canonización.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *