En Granada han sido numerosos los centros dedicados a la beneficencia a lo largo de la historia. Desde el Maristán, en la época musulmana, al hospital de San Juan de Dios, pasando por las Hermanitas de los Pobres, el Hospital Real,  el Refugio para ancianos, el de la Tiña, el de Santa Ana en el Campo del Príncipe o el Asilo de Huérfanos de San José, por citar algunos.

Inauguración del hospital de la Virgen

 

 

[*] Rafael García y García de Castro, arzobispo de Granada, saluda a las enfermeras en la inauguración del Hospital de la Virgen. (05/11/1955) Torres Molina/Archivo de IDEAL

Entre ellos está el Hospital de San Lázaro, fundado por los Reyes Católicos en el siglo XV para el cuidado de los enfermos de lepra. Este hospital, cuya primera ubicación fue la placeta de las Tomasas, se trasladó en 1514 al barrio de San Lázaro, en la zona que hoy ocupan los juzgados de La Caleta. Dependía de la caridad para su mantenimiento pero, en el siglo XVIII, la escasez de limosnas lo pondría en peligro. El rey Carlos III lo puso bajo su protección, hasta que en 1839 pasó a Diputación que encargó a las Hijas de la Caridad el cuidado de los enfermos.

El hospital constaba de tres patios, una capilla de estilo gótico construida en 1497 y una pequeña capillita donde estaría la imagen del patrón iluminada por un farol, tal y como cuenta Juan Manuel Barrios Rozúa en su “Guía de la Granada desaparecida”.

Poco a poco el edificio se fue ampliando: se edificó un oratorio, nuevos pabellones (el más amplio era el de Victoria Eugenia construido en los años veinte del siglo pasado), y se acometieron importantes reformas, como la llevada a cabo en 1937 para adaptar el centro a las necesidades de la Guerra Civil, hasta que quedó en desuso para leprosos y se dedicó especialmente al cuidado de enfermos de tuberculosis.

Hospital de San Lázaro

 

[*] Chicas en el patio del hospital. Fecha desconocida. Torres Molina/Archivo de IDEAL

Sin embargo, poco a poco, el hospital fue quedándose viejo. Este periódico denunció en alguna ocasión el mal estado en el que se encontraban los enfermos, rodeados de humedad y roedores. En 1971 el hospital cerró sus puertas y, en mayo del 73, hace ahora cuarenta años, comenzó su derribo. Del solar del viejo centro se consiguieron diez parcelas, subastadas por diputación por un valor de entre unos cinco millones de pesetas la más barata, a más de 26 millones la mayor. El terreno total del edificio se valoró en unos 91 millones de pesetas que la diputación empleó en el capital fundacional de la Caja Provincial de Ahorros de Granada.

Hospital de San Lázaro

 

[*] Reparto de mantas entre los enfermos del Hospital. Fecha desconocida, aproximadamente años cincuenta. Torres Molina/Archivo de IDEAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *