¿Manipulación o necesidad de vender la fotografía?

Como vemos en esta foto de los activistas pro-rusos después del intento fallido de asaltar un edificio Estatal en la ciudad de Odessa. Ucrania, del 3 – 4 – 2014. AFP/ALEXEY Kravtsov. Está claro que en un gran acontecimiento como Ucrania en estos momentos, hay cientos de fotoperiodistas de infinidad de medios y agencias de noticias, dispuestos a captar la mejor instantánea para enviarla rápidamente y de esta forma poder venderla, porque no nos engañemos, tan importante es hoy en día hacer una buena fotografía como la ser el primero en enviarla, el que golpea el primero, golpea dos veces.

Esta fotografía de Alexey Kravtsov para la agencia AFP (Agence France Presse), es un claro caso de cómo el fotógrafo ha buscado el mejor punto de vista para que la imagen tenga fuerza.

En la fotografía se ven en primer plano y ocupando dos de los cuatro puntos de interés de la imagen, dos jóvenes ensalzando una pata de una mesa a modo de arma, incluso el que está delante le ha incrustado unos tornillos a modo de pinchos.

La fotografía tiene mucha fuerza por estos dos jóvenes en actitud desafiante, pero si nos fijamos bien son los únicos en toda la fotografía que aparecen en esa actitud, no se exactamente cuanta gente aparece en la imagen, calculo que un centenar de personas. Mi pregunta es: ¿El dos por ciento de la gente que aparece en la imagen representa al resto?.

Lo que es cierto es que esas dos personas le dan a la foto toda la fuerza y tensión. Imaginaros que la imagen se toma desde otro punto de vista y  no están esas dos personas que sostienen en su mano los garrotes, la fotografía resultaría insulsa y muy poco “vendible” para las agencias.

Mucha gente se cree que la manipulación fotográfica con Photoshop, pero la verdad es que desde el inicio de la fotografía sea intentado, con más o menos éxito, dar tu versión de los hechos.

Desde retocar los negativos de placas en la época de Stalin o juntar los muertos tras alguna batalla en la guerra de secesión americana, para dar más sensación de tragedia como hacía Mathew Brady y que dejó de hacer cuando vio que no era negocio.

Pero nada más lejos, la decisión del fotógrafo a la hora de tomar la imagen desde un punto de vista u otro, hace que el resultado sea muy diferente. ¿eso es manipular?, en verdad la toma del fotógrafo es una realidad que está sucediendo, igual que otras muchas que suceden al mismo tiempo y que son descartadas.

Ramón L. Pérez / FOTOPERIODISTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *