ENTREVISTA A JEREMY RIFKIN, DEFENSOR DEL 15-M Y DE LA “TERCERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL”

“Noticias y Actualidad”

Jeremy Rifkin es un escritor y economista defensor del movimiento 15-M que ha publicado un libro titulado “La Tercera Revolución Industrial”, donde pide a los jóvenes que tomen las riendas de una tendencia que modificará por completo el modelo energético, político y empresarial. El periódico “La Vanguardia”publicaba una entrevista con motivo del la presentación del libro:

El cambio climático, el agotamiento de los hidrocarburos, la crisis económica, el movimiento del 15-M y sus franquicias alrededor del mundo, todo está relacionado y, según el economista, escritor y asesor político Jeremy Rifkin, tienen una solución común: abandonar el modelo agotado de la Segunda Revolución Industrial y abrazar la tercera, basada en las energías renovables e Internet. No hay tiempo que perder ni otra solución posible, el futuro es ahora y está en manos de las nuevas generaciones nacidas en la era de Internet.

¿Internet y energías renovables son el binomio de la economía del futuro?

Si, se trata de una nueva revolución industrial, la Tercera Revolución Industrial, que creará millones de empleos en España y miles de oportunidades para pequeñas y medianas empresas. Hará que la economía vuelva a crecer y enderezará la seguridad energética y el cambio climático en el mundo.

La Segunda Revolución Industrial está agotada, el petróleo se están acabando, la tecnología es muy vieja, estamos inmersos en una crisis económica que ha dejado a millones de personas en España y en el mundo sin trabajo y la gente joven sale a la calle por todo el planeta para decir “basta”. La Tercera Revolución Industrial, basada en las energías verdes y organizadas y administradas desde Internet es la esperanza para las nuevas generaciones.

Jeremy Rifkin. FUENTE: lavanguardia.com
Jeremy Rifkin. FUENTE: lavanguardia.com

¿Y en que se basa exactamente esta Tercera Revolución Industrial?

Se basa en cinco pilares. El primero: La UE se ha comprometido a que el 20% de su energía sea renovable a partir del 2020. El segundo pilar se basa en la recolección de la energía verde. Las energías renovables se encuentran en todas partes; en el sol, el viento, las olas, incluso en la basura. Tenemos suficiente energía limpia como para proveer a la raza humana hasta el final de la historia, pero, cómo la almacenamos? En los edificios. El objetivo es conseguir que cada edificio en Europa y España se convierta en una pequeña planta de energía verde que lo haga autónomo para que no necesite ninguna energía extra. El pilar tres se basa en lograr un almacenaje óptimo para aprovechar al máximo esta energía. El cuarto pilar es Internet, que se convertirá en el sistema nervioso de esta revolución. En la Tercera Revolución Industrial las tecnologías de la comunicación convergen con las nuevas energías para convertirse en el canal de transmisión de la energía verde. La energía limpia almacenada en los edificios podrá ser redirigida y vendida por todo el mundo a través de un software instalado en nuestras casas igual al que ahora usamos para compartir y almacenar información en Internet. Por último, el quinto pilar se basa en el transporte verde. Podremos recargar nuestros coches eléctricos en cada esquina gracias a las pequeñas plantas de energía instaladas en los edificios.

Estos cinco pilares deben de desarrollarse al unísono, si uno crece más rápido que otro o se ponen en marcha de forma aislada se perderá la inversión. En el momento en que se pone en marcha esta nueva infraestructura se crean miles de trabajos. Es más, España podría crear miles de trabajos mañana por la mañana si lo hiciera.

¿Entiendo que para usted la salida a la crisis española pasa por apostar por la Tercera Revolución Industrial?

Si, España vive una crisis inmobiliaria que ha dejado a millones de personas que se dedicaban a la construcción sin trabajo. Apostar por los cinco pilares de esta nueva revolución permitiría reconstruir rápidamente el sector inmobiliario transformado los edificios en microplantas de energía verde. Esto crearía de forma inmediata millones de trabajos. En Alemania lo han probado y ha funcionado, si ellos lo han hecho, porqué no España?

La UE se tomó muy en serio la Tercera Revolución Industrial. ¿Con la crisis económica este proceso se ha ralentizado? ¿Está en riesgo?

El problema es el siguiente: si apostamos por la austeridad, como pide el mercado financiero internacional para que países como España demuestren que pueden pagar sus deudas, una vez que hemos hecho recortes se quejan de que no hay crecimiento.

Un plan de crecimiento no es en estos momentos una prioridad para los estados pero el economista opina que debería serlo:

De otro modo no habrá esperanza para la gente joven. Las nuevas generaciones han salido a la calle en un movimiento histórico que empezó en Madrid con el 15-M y que se ha ido extendiendo por todo el mundo. Pues yo les digo, la Tercera Revolución Industrial es vuestra revolución, una revolución del siglo XXI basada en el poder lateral y la democratización de la energía y de la información. Creo que este movimiento tiene el mismo potencial que el de 1848 y el de 1968, aunque hay un gran ‘pero’: saber si la gente joven puede ser más sofisticada e ir más allá. Las nuevas generaciones deben de empezar a tomar el mando, las generación mayores no lo van a hacer por ellos. Deben movilizarse no sólo en la calle, sino en las urnas, en las empresas y la industria, en la sociedad civil. Es su turno.

Sus teorías no deben gustar mucho a las compañías energéticas. ¿Hay presiones desde este sector para que este cambio no se produzca?

El problema es que son un lobby muy poderoso, gastan miles de millones de dólares en comprar candidatos, cargos políticos, elecciones… Pero lee mis labios: No les necesitamos. Ahora la gente podrá tener su propia energía sin ellos, además, tenemos a industrias más poderosas de nuestro lado; como la de la construcción, la inmobiliaria, la automovilística… No me preocupa la industria energética, pronto serán dinosaurios.

Estoy convencido de que Internet y las energía distributivas crearán una poderosa economía que será sostenible y limpia, que creará millones y millones de trabajos y detendrá el cambio climático. Se que es una gran desafío, que será muy difícil, pero no veo un plan B. La otra opción es no hacer nada, pero entonces el mundo se desmoronará, de hecho, ya se está desmoronando. Así que la pregunta que cada humano de este planeta debe hacerse es: “¿Dónde quiero estar de aquí a 20 años?”.

Para acceder al texto completo, PINCHA AQUI

6 Comentarios

  1. Y es que rebelarse sigue vendiendo, como planteaba muy bien joseph heat, y este guru de la nueva economia ahora se suma al carro de mov. 15.M, el cual ha sido fagocitado por todos hace tiempo incluso tuvo su simulacro consumista en un spots d movistar que todos recordaremos con una acampada.
    lo que parece que se le olvida decirrnos es que esa soc. que profetizó reconozco que bastante bien el fin del trabajo, ya tiene sus consrcuencias y no nos puede plantear ahora modelos productivos tal y como plantea en la entrevista a España como los de Alemania,entre otras cosas y salvando las distancias hoy día con la llamada economia red y con la aldea global las ciudades y sistemas urbanos casi no ariticulan e integran un territorio nacional, hoy dia el ascenso de sectores desmaterializados, y digitalizados y financiarizados han difuminado todo sistema economico y han creado subsitemas economicos orientados a un sistema mundial.
    por tdo ello, plantear que la tercera rev. industrial hay que contextualizarla en un sistema mundializado pero con el problema de que en las economias nacionales no tendra la repercusion que tuvo en su momento la deslocalizacion durante el gran consumo d masas en la primera etapa postindustrial.

  2. Permíteme, amigo Juan Carlos que hoy, que tengo un mal día, me dirija al señor Jeremy Rifkin. Señor, usted quiere lanzar la idea de una “tercera revolución industrial”. Maravilloso, señor, maravilloso. Y comienza usted por lanzar la idea de convertir los hogares mundiales en plantas de producción energética “verde”. Se da la coincidencia, que nuestro Ministerio de Industria, allá por los años 1995, proponía la instalación de acumuladores eléctricos de 3000€ cada uno y mediante la tarifa reducida nocturna efectuar una carga eléctrica para un posterior uso diurno. ¡Correcto! Pues la idea topaba con la economía, porque una vivienda de unos 100 metros cuadrados, necesitaría dos o tres acumuladores eléctricos. ¡Si!, de aquellos que desde principios del pasado siglo, siguen siendo igualitos que los actuales, es decir que los investigadores no avanzaron nada en su técnica de funcionamiento…!claro!… que ahora están las baterías de litio, con el problema que a los 7 años se han de renovar mediante un gran desembolso monetario. ¡Genial! Pero el ministerio español modifico el tarifario de consumo que por no extenderme, le diré que el acumulador queda inservible a partir (probablemente) del próximo julio-2012. Menor el mal, porque según La Vanguardia Española, todo esto generaría millones de empleos.
    Y se refiere usted al 15-M. Al fruto humano de muchachos jóvenes y no tan jóvenes que nacieron en la época de la gran siesta económica mundial y que hoy no tienen proyecto laboral al que acogerse, fruto como digo, de esa pléyade de economistas, investigadores y políticos que con el paso de los tiempos han llenado sus bolsas y barrigas, lanzando llamadas de lo “progresivo”, “sostenible”, “conservador”, “revolucionario”, “nacionalismo o aldeanismo trasnochado”, “capitalismo decadente”…etcétera, etcétera. Y esta juventud del 15-M, ya sabemos que su “revolución industrial”, dará sus frutos cuando ya jubilados, el Estado, no tenga fondos para su amparo social. ¡Alucinante!
    Mire usted, tantos que llenan sus arcas en conferencias, sobre esta revolución, o el apocalipsis y calentamiento global y otras majaderías. Lo que hay que hacer es trabajar desde hoy, con los medios que tenemos y crear valores humanos positivos que ilusionen y den pan y trabajo, al que no lo tiene. GRACIAS

  3. Considero que el planteamiento que Jeremy Rifkin, en lo que ha venido llamando “La tercera Revolución Industrial “ es, no solo acertado, sino también imprescindible e inevitable.
    Explicar las bondades de las energías limpias en este blog que lleva por título LCC me parece que sobra por reiterativo y conocido . Opino que la 3ª revolución industrial no es una opción porque no existe nada fuera de ella, ya que hay fecha de caducidad para muchas energías fósiles y materias primas. Creo, como nos apunta Paco Picó, que debemos aprovechar lo que tenemos ( sol, viento ) , trabajar duro, que no es una voluntad exclusiva de ninguna opción energética y crear valores humanos aunque necesitariámos una renovación taxonómica de los mismos.

  4. Manuel. Muchas veces, soy corto. Si no he llegado a entender esa genial idea de la “3ª Revolucion Industrial”, al adjetivarla de “taxonómia”. Ahora, es cuando menos la entiendo. Aclaramelo. GRACIAS

  5. Perdóneme Paco por utilizar el vocablo taxonomía al pretender una clasificación de los valores humanos acorde con los tiempos. Un saludo

  6. No, amigo Manuel. No tiene importancia cuando se maneja el teclado, en lugar del dialogo personal. Soy nadie para perdonar, porque en ese caso yo necesito más perdón que otros. Lo que no tiene perdón, es cuando se lanzan teorías sin un cimiento o silleria solida, para un futuro incierto. Lo que se necesita es poner el “codo” y “otras cosas más” para paliar esta juventud (15-M) de los errores encadenados en décadas, a infantes que fueron lanzados al mundo con ilusión y amor y que los olvidos de las altas esferas, les han despojado de horizonte y senda para caminar con honestidad. Y ellos, los ya hombres y mujeres, lo único que utilizan es la voz, quizá porque no tienen representación formal para enviar al cubo de basura a gentes que manejando el capital y la partidocracia, se “alimentan” dialogando en foros nacionales. No es el sistema el que falla, somos nosotros que no aplicamos la inteligencia para el prójimo. Y no existe doctrina política que ampare la solución, también porque no les importa que los “brotes verdes de valores”, sean utilizados y amparados. Y todo es porque a mas incultura, mas revolución y a mas revolución los “cabecillas”, tendrán mas campo para sus juegos florales, en los que el PUEBLO, nunca tendrá entrada. Bueno. Ya sabes donde tienes un amigo. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *