Cofrade

 

Querido Juanjo,

No huele.

Este año no huele a cera por ningun rincón.

Ni tampoco a incienso.

No he visto palmas trenzadas en las manos de niños, creyentes, devotos, beatos, capillitas, meapilas, frailazos, damas, camareras, hermanos, cofrades, costaleros o guiris.

Solo hay eco que viene, profundo, de otros tiempos.

Los de ahora, se desmoronan.

Simplemente

Ya no hay luz que guía, solo lluvia.

La metáfora de las lágrimas que nos recuerda que gotas somos y que en gotas nos convertiremos.

Solo entonces, desde la humildad, el compromiso, el trabajo y todas las virtudes que atesora el alma humana, cuando existe, levantaremos la cabeza con entusiasmo y felicidad.

Solo queda el golpe de riñón en espera, porque no hay absolutamente nada que levantar.

Hemos creado entre todos el vacío, incluso entre los fans de la Semana Santa que la veneran para cultivar su propia contradicción de tener fe en lo que no creen.

Por lo demás, brilla la huella de los grandes que se fueron.

Sigue brillando.

No queda sino seguirla

Se despide,

en el Realejo de Granada,
antigua judería arrasa por los Reyes Católicos hace medio milenio,
en el año del Milenio de 2013

Tu amigo Javier

—————

LA TRADICIÓN
-Carta al Acólito Turiferario: Abril de 2012
-Carta al Acólito Turiferiario Abril de 2011
-Carta al Acólito Turiferario: Diciembre 2010
-Carta al Acólito Turiferario: Abril de 2009
-Carta al Acólito Turiferario: Marzo de 2008
-El mítico blog del Acólito Turiferario
-En respuesta a ‘Carta a un viejo periodista’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *