Miles Davis estaba encima del escenario. Empezó y un segundo después, yo había cerrado los ojos para dejarme inundar de un músico sinfónico lleno de música e historias, había terminado…

Luego, nos dimos cuenta de que había pasado una hora y media.

Miles Davis nos había llevado por sus vericuetos, sus universos, sus demonios, sus paraísos. Probablemente, el mejor concierto de la historia.

El diario El País lo cuenta: 
«Miles, con 60 años recién cumpliditos, no dudó ni un momento y entró arrasando con todo el potencial sonoro de su nuevo grupo. Desde la primera nota de trompeta y por espacio de 125 intensos minutos nadie osó ni respirar y los más de 8.000 asistentes se mantuvieron en vilo, apabullados por una música que a cada nueva audición suena más fresca y contundente. Miles fue el rey de la noche, tocó con ganas, con sensibilidad, con fuerza, bromeó con los fotógrafos, salpicó el escenario con su sudor, acorraló al pobre cámara televisivo, lució diferentes modelitos, a cual más espectacular, y, convenció a todo el mundo»

Miles Dewey Davis III (Alton, 26 de mayo de 1926-Santa Mónica; 28 de septiembre de 1991), conocido como Miles Davis, fue un trompetista y compositor estadounidense de jazz.

Se trata de una de las figuras más relevantes, innovadoras e influyentes de la historia del jazz, junto con artistas como Louis Armstrong, Duke Ellington, Charlie Parker o John Coltrane. La carrera de Davis, que abarca cincuenta años, recorre la historia del jazz a lo largo de toda la segunda mitad del siglo XX, caracterizándose por su constante evolución y búsqueda de nuevos caminos artísticos: Davis participa con igual fuerza del bebop y del cool, como del hardbop y de la vanguardia jazzística, sobre todo en su vertiente modal y de fusión con el rock. El sonido de su trompeta es característico por su uso de la sordina de acero Harmon, que le proporcionaba un toque más personal e íntimo; el sonido es suave y melódico, a base de notas cortas, tendente al lirismo y a la introspección.

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider
-Día 7: The Last Waltz
-Día 8: Martin Rock and Roll Scorsese
-Día 9: Travis, Luke, Beatrix, Catherune y Léon
-Día 10: Natalie
-Día 11: BB
-Día 12: París
-Día 13: Sex
-Día 14: Un Negroni
-Día 15: Poke
-Día 16: Moloko
-Día 17: Tarantino Sound
-Día 18: Nick
-Día 19: Corto Maltés
-Día 20: Distopías
-Día 21: Baricco
-Día 22: La Estrella
-Día 23: BBQ
-Día 24: Vinilos
-Día 25: Last Sunday
-Día 26: No Surf
-Día 27: Piscinas
-Día 28: James Joyce

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *