Easy rider, nos vamos a olvidar del estúpido título con que la colocaron en España, es uno de los grandes mitos de la cinematografía. Hasta el punto que inaugura un género, como lo es el drama, la comedia, el terror, el musical o la ciencia ficción. Se trata de las road movies, de la que se dice que es la primera. Es mucho más cosas todas juntas. Es un puñetazo cargado de ganas de contar un ahistoria que no tenía hueco en las productoras del momento.

Por eso, aunque ganadora de numerosos premios y candidata a otros muchos, la película Easy Rider es considerada un hito de la contracultura de 1960 y un paradigma fundamental en la historia del cine de su país y del mundo.​ Es también una de las precursoras de la producción independiente, y con ella se recaudó cien veces más que su costo de producción. Tienes toda la historia en Wikipedia.

A mí me gusta porque la he visto mil veces y me sigue pareciendo actual. ASí que ahí tenemos una buena forma de definir un clásico. Y en l apeli hay tensión, aventura, drogas, desmadre y sexo. Pero nada es explícito. Hay tanto lugar para la aventura que nada mejor que te imagines lo que va a pasar.

Sobre todo me gusta porque yo diría que es la primera película en la que la música va directamente asociada a la historia y juntas, en comunión, construyen una narrrativa pluscuamperfecta. Una de mis escenas favoritas, que es un clásico reclásico multiclásico:

En estos apenas tres minutos está todo. El día que amanece, el atardecer y la noche que llega. El paisaje y los colegas. Las carreras y el ralentí, el ritmo de la carretera y el placer del asfalto. Nadie ha hecho nunca una escena mejor y desde entonces, una de las imágenes de la felicidad es darle al play y escuchar The Weight, interpretado por The Band.

I pulled into Nazareth, was feeling ‘bout half past dead
I just need some place where I can lay my head
Hey, mister, can you tell me, where a man might find a bed?
He just grinned and shook my hand, «No» was all he said

Take a load off Fanny, take a load for free
Take a load off Fanny, and you put the load right on me

I picked up my bags, I went looking for a place to hide
When I saw old Carmen and the Devil, walking side by side
I said, «Hey, Carmen, c’mon, let’s go downtown»
She said, «I gotta go, but my friend can stick around»

Take a load off Fanny, take a load for free
Take a load off Fanny, and you put the load right on me

Go down, Miss Moses, ain’t nothin’ you can say
It’s just old Luke, and Luke’s waiting on the judgment day
Well, Luke, my friend, what about young Annalee
He said, «Do me a favor, son, won’t you stay and keep Annalee company»

Take a load off Fanny, take a load for free
Take a load off Fanny, and you put the load right on me

Crazy Chester followed me, and he caught me in the fog
Said, «I will fix your rag, if you’ll take Jack, my dog»
I said, «Wait a minute Chester, you know, I’m a peaceful man»
He said, «That’s okay, boy, won’t you feed him when you can»

Take a load off Fanny, take a load for free
Take a load off Fanny, and you put the load right on me

Catch the cannonball, now to take me down the line
My bag is sinking low, and I do believe it’s time
To get back to Miss Fanny, you know she’s the only one
Who sent me here, with her regards for everyone

Take a load off Fanny, take a load for free
Take a load off Fanny, and you put the load right on me

Pistas para agosto

-Peter Fonda, Jack Nicholson y Denis Hopper juntos los tres en una película en 1969. ¿Qué podría salir mal?
El mundo infinito de Dennis Hopper. El estadounidense Dennis Hopper se zambulló sin recato en todos los excesos que se encontró, en los cinematográficos también. En su vida hubo droga, alcohol y cinco matrimonios; el segundo de los cuales duró solo ocho días. Pero además de un anecdotario infinito, su biografía custodia actuaciones en más de 130 películas de toda índole y un título para la historia, «Easy Rider», que estrenó en 1969 y convirtió en un emblema de la contracultura de los sesenta.
Sexo, mujeres y talento: La biografía de Jack Nicholson. Nicholson es uno de los únicos tres actores que tienen tres premios Oscar: por “One Flew Over the Cuckoo’s Nest” (1975), “Terms of Endearment” (1983) y “As Good as it Gets” (1997). Su carrera despuntó con “Easy Rider” (1968)
‘Easy Rider’, medio siglo en la carretera. Hace 50 años, Dennis Hopper estrenó una road movie que cambió Hollywood para siempre. Un icono de la contracultura que demostró la existencia de un público juvenil, introdujo el rock en las bandas sonoras y abrió la puerta a una nueva generación de cineastas

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas

6 comments on “31 días de agosto: Easy rider (Día 6)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *