Querido Juanjo
La Semana Santa está a punto de terminar sin haber siquiera comenzado. Es por esta pandemia del coronavirus que nos mantiene encerrados y nos saca lo mejor que llevamos dentro. Quiero pensarlo. Quiero quedarme con esta idea. Necesito quedarme con esta idea.

Veo a sanitarios de todo tipo -médicos, enfermeros, celadores, limpiadores-, haciendo un esfuerzo cuyo eco resonará en la Historia de este país. Veo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto al Ejército, patrullan las calles y siento al verlos que si sonara un día a las cinco de la mañana el timbre de la puerta de mi casa será que es el panadero, que en España ya no se reparte leche como en la vieja Inglaterra de Wiston Churchill. Confiamos en ellos.

Veo a la gente que le ha tocado ser esencial en su trabajo afrontar desafiante al virus; al cirujano y al cajero del Mercadona. Al presidente del Gobierno y al alcalde del último pueblo de Andalucía. Veo a la sociedad mirando a su mayor tesoro, que no es otro que ella misma con su fuerza para ser una y reconducir a este país desde los lodos en los que él solo se ha metido.

Para ello lucharemos por la sanidad pública primero, y la educación después. Nuestros héroes serán los sanitarios, esos médicos que se han pasado toda la vida estudiando y junto a todos los demás sanitarios, enfermeros a la cabeza-, han demostrado que lso héroes no levan capa, que los influencers no sirven para nada, que la gente del cuore son ellos. La gente de corazón.

Y los profesores. Transformandodigitalmente la educacióin en un fin de semana para que sus alumnos no pierdan conocimientos, no se sientan solos. Mandando deberes por la red y corrigiéndolos a su vuelta, Buscando soluciones por sí mismos Sacando, una vez más, el compromiso y la vocación que ahora se les reconoce. Por fin. Ya era hora.

Todos ellos, con farmacéuticos, quiosqueros, los basureros, los bomberos, los panaderos, la gente del campo, la del mar. Hay tanta gente buena en este país.

El redactor de IDEAL Javier F. Barrera se traslada al Realejo para informar sobre cómo vive el barrio el aislamiento por coronavirus
en
Videos

 

Por eso quiero decirte, querido Juanjo, que esta carta extraña de este año más extraño todavía quiero que quede como un canto de esperanza. Un momento en el que todos nos volvimos mejores. Todos sacamos lo mejor que llevamos dentro. Todos juntos para derrotar una pandemia que ya ha cambiado el mundo, el planeta, el sistema y nuestras vidas para siempre. Quiero que sea para mejor. Espero que sea para mejor. Necesito que sea para mejor.

Y mientras recorro a diario las calles de Granada para cumplir fielmente con nuestros lectores, llevando la última nueva de cada barrio de la ciudad, me doy cuenta que en el Realejo, por primera vez en generaciones, huele a azahar.

Es un olor único, diferente, que nunca se había olido en el barrio, según me comenta Enrique, nacido hace más de sesenta años en el barrio y que el otro día me crucé porque iba a la compra.  «El Realejo huele a azahar. Nunca había olido así en toda mi vida». Nunca todo es malo. Siempre podemos ser mejores. Ahora es el momento.  Mañana saldrá el sol.

Te quiere Juanjo,
Tu hermano Javier

LA TRADICIÓN
-Carta al Acólito Turiferario 2014
-Carta al Acólito Turiferario: Abril de 2013
-Carta al Acólito Turiferario: 
Abril de 2012
-Carta al Acólito Turiferiario Abril de 2011
-Carta al Acólito Turiferario: Diciembre 2010
-Carta al Acólito Turiferario: Abril de 2009
-Carta al Acólito Turiferario: Marzo de 2008
-El mítico blog del Acólito Turiferario
-En respuesta a ‘Carta a un viejo periodista’.
-Periodismo al Pil Pil lo cuenta hace diez años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *