Etiqueta: Cine

31 días de agosto: Corto Maltés (Día 19)

 

He quedado esta noche con Corto Maltés. No nos vemos desde el verano, que pasamos la velada paseando por París, por la orilla del Sena, al atardecer, cambiando cromos de nuestras vidas extrañas, almas complejas, flores rotas. Me gusta cómo acompasa las ideas con las aventuras sin inmutarse. Me gusta cómo, pase lo que pase, cumple sus reglas a rajatabla. Mejor dicho, su única regla: «No me gustan las reglas, pero respeto solo una, la de no traicionar nunca a los amigos».

Estaba Corto Maltés preparando unos mapas y unos papeles y me pasó su autobiografía. Me dio tanta rabia no haberla escrito yo mismo que os la pongo por aquí. Ya me diréis entonces que estáis haciendo con vuestras malditas vidas.

«Me llamo Corto, Corto Maltés. Nací en Malta el 10 de julio de 1887, o al menos eso me han contado. De mi primera infancia recuerdo una bandera llena de cruces y una barba roja, la de mi padre. ¿Mi madre? Una gitana de Sevilla. Era tan hermosa que el pintor Ingres se enamoró locamente de ella; no sé si será verdad, pues ella nunca hablaba de estas cosas. Recuerdo una casa preciosa con su patio lleno de flores junto a la mezquita de Córdoba, y recuerdo bien el día en que una amiga de mi madre me tomó la mano izquierda y la miró con horror, pues me faltaba la línea de la suerte. No lo pensé mucho, tomé una navaja de afeitar de mi padre y yo solo me tracé una, larga y profunda. No creo que aumentase mi dosis de suerte, pero siempre he sido libre y eso es suficiente. Mi padre desaparecía continuamente y volvía cada vez menos. Era oriundo de Tintagel, en Cornualles, un lugar lleno de hadas y magos. Afirmaba ser nieto de una bruja de Man que tenía un gato rojo, y decía una barbaridad de cosas cuando se perdía entre las botellas. Estudié en la escuela judía de La Valeta y luego en Córdoba con el rabino Ezra Toledano, que fue quien me inició en la Torá y me contó otras historias ocultas. En cualquier caso, lo que mejor recuerdo fue el día en que salí de Malta y me embarqué en el Vanidad Dorada, un magnífico buque de tres palos, y desde entonces navego dando vueltas por el mundo. Conocí a Rasputín, a Jack London y a tantos otros, aprendí a bailar el tango en Buenos Aires, en las Antillas y Brasil conocí a Esmeralda y los ritos del vudú. Y luego fueron las Indias, la China, las islas del Caribe entre apacibles verandas y tiroteos, y las del Pacífico, con Escondida, la más extraña de todas, entre monjes y piratas. He visto un tren cargado de oro precipitarse en un lago helado de Mongolia, he compartido los silencios del desierto con un guerrero, el verde y las lágrimas con una hermosísima hada irlandesa, he buscado joyas y sueños imposibles por los canales y sobre los tejados de Venecia».

-Si quieres bailar navegando nada mejor que Los Rodríguez

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider
-Día 7: The Last Waltz
-Día 8: Martin Rock and Roll Scorsese
-Día 9: Travis, Luke, Beatrix, Catherune y Léon
-Día 10: Natalie
-Día 11: BB
-Día 12: París
-Día 13: Sex
-Día 14: Un Negroni
-Día 15: Poke
-Día 16: Moloko
-Día 17: Tarantino Sound
-Día 18: Nick

 

31 días de agosto: Tarantino Sound (Día 17)

Anoche me perdí en el Hollywood de 1969 de la mano de mi amigo Tarantino. Me lo pasé bomba. Bailé a raudales, conocí unas mujeres estupendas y nos peleamos. bBebimos cócteles a cascoporrillo, entre ellos whisky sour y margaritas. Todos de lo muy apropiados para ir al día siguiente a currar. Me gusta escuchar música a toda pastilla en coches descapotables y que aparezcan las hippies haciendo autostop. Esas mismas hippies que te quieren asesinar. Mi consejo es, vete a ver la peli de Tarantino pero luego tienes que saber que te vas a tomar unos cuantos cócteles como los anteriores y a bailar el musicón. Así que no hagas como yo y vete al cine acompañado. Tú ya me entiendes. Y otro más de propina. No hagas caso de las críticas a la peli.ñ Si te gusta Tarantino, el bueno de Quentin no te va a fallar.

-Érase una vez en Hollywood
Es una película estadounidense de crimen y misterio centrada en los asesinatos de la Familia Manson, escrita y dirigida por Quentin Tarantino. La película se estrenó el 26 de julio de 2019. 

-Out of Time.
Salen los Rolling Stones con un Out of Time que te descubre cantando a voz en grito en la sala de cine.

-En Pulp Fiction, esta canción se convirtió en un mito de la historia del cine

-Aunque siempre está Bruce Springsteen para quedarse contigo y hcarlo mejor

-Y, por supuesto, La Teta Enroscada

-Jackie Brown, para mí, una maravilla. Y la música, sin comentarios.

1. 0:00 «Beaumont’s Lament» 2. 3:48 «Across 110th Street» by Bobby Womack 3. 4:38 «Strawberry Letter 23» by The Brothers Johnson 4. 9:36 «Melanie, Simone and Sheronda» ( 5. 10:08 «Who Is He (And What Is He to You?)» 6. 13:20 «Tennessee Stud» by Johnny Cash 7. 16:14 «Natural High» by Bloodstone 8. 21:07 «Long Time Woman» by Pam Grier 9. 23:59 «Detroit 9000» 10. 24:06 «(Holy Matrimony) Letter to the Firm» by Foxy Brown 11. 27:32 «Street Life» performed by Randy Crawford 12. 31:49 «Didn’t I (Blow Your Mind This Time)» 13. 35:10 «Midnight Confessions» by The Grass Roots 14. 37:54 «Inside My Love» by Minnie Riperton 15. 41:52 «Just Ask Melanie» 16. 42:35 «The Lions and the Cucumber» by The Vampires’ 17. 47:42 «Monte Carlo Nights» by Elliot Easton’s Tiki Gods

-Y la primera escena de Reservoir Dogs, pues que sin palabras

Con este diamante en bruto

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider
-Día 7: The Last Waltz
-Día 8: Martin Rock and Roll Scorsese
-Día 9: Travis, Luke, Beatrix, Catherune y Léon
-Día 10: Natalie
-Día 11: BB
-Día 12: París
-Día 13: Sex
-Día 14: Un Negroni
-Día 15: Poke
-Día 16: Moloko

 

 

 

 

31 días de agosto: Moloko (Día 16)

Stanley Kubrick llevó al cine en 1971 la novela de Anthony Burgess La Naranja Mecánica (1962). ¿Qué podría salir mal cuando hay dos genios entre medias? La película es una distopía extrañísima pero la fuerza narrativa y la fuerza audiovisual, el ambiente y el musicón logran envolverte desde el principio. Termina la película y tú también terminas, pero con ansiedad. Es una película de la que luego sigues hablando y hablando. Y es una película también que forma parte de la cultura pop.

La primera escena es soberbia. Es en el Moloko, nombre del bar en el que los protagonistas se juntan. Nada más ver esta primera escena del bar Moloko, ya nos damos cuenta de que van a suceder cosas raras.

La película, filmada en el Reino Unido, relata las desventuras de Alex DeLarge —Malcolm McDowell—, un delincuente juvenil cuyos placeres son: escuchar música clásica —en especial de Beethoven—, el sexo, las drogas y la «ultraviolencia». Y quien es el líder de una pandilla de ladrones (Pete, Georgie y Dim), a quienes llama drugos y con los que comete una serie de violentas fechorías, hasta que es traicionado por ellos y capturado por la policía. En un intento por salir de prisión se somete voluntariamente a una técnica psicológica de rehabilitación conductista experimental conocida como método Ludovico. La terapia funciona, Alex es liberado y ahora debe enfrentarse a su pasado desde su nueva conducta social condicionada. La mayor parte del filme se narra en nadsat, una jerga adolescente ficticia que combina lenguas eslavas —especialmente ruso—, inglés y la jerga rimada cockney. En España e Hispanoamérica, algunos términos fueron adaptados al idioma.

Y como toda obra maestra, dejó huella. Por ejemplo, mi bar favorito de Madrid se llama Moloko. Y la primera vez que fui me cautivó. En su fachada mostraba un enorme grafiti de The Jam. No se puede empezar mejor.

Nació por el empeño de un melómano, Sabi Palacios, entonces un chaval de Madrid que buscaba darle una salida a su pasión por la música. Había empezado escuchando canciones de los Beatles, The Who y Tequila. En muy poco tiempo se convirtió en un coleccionista empedernido de discos. Un día, decidió crear un club donde pincharlos. Peinó Malasaña hasta que dio con el local perfecto. Dos meses después, tras una reforma que ejecutó con sus manos, el número 12 de la Calle Quiñones se convirtió en Moloko Sound Club, en homenaje al bar donde se reunían los protagonistas de La Naranja Mecánica, según publica El Mundo.

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider
-Día 7: The Last Waltz
-Día 8: Martin Rock and Roll Scorsese
-Día 9: Travis, Luke, Beatrix, Catherune y Léon
-Día 10: Natalie
-Día 11: BB
-Día 12: París
-Día 13: Sex
-Día 14: Un Negroni
-Día 15: Poke

 

31 días de agosto: Sex (Día 13)

JEANNE: No sé cómo te llamas

PAUL: No tengo nombre

JEANNE: ¿Quieres saber el mío?

PAUL: No, no, no me lo digas, no quiero saber tu nombre, tú no tienes nombre y yo tampoco tengo nombre, no hay nombres, aquí no tenemos nombre

JEANNE: Estás loco

PAUL: Es posible que lo esté, pero no quiero saber nada de ti. No quiero saber dónde vives ni de dónde eres, no quiero saber absolutamente nada de nada, ¿has comprendido?

JEANNE: Me asustas

PAUL: Nada… Tú y yo nos encontraremos aquí, sin saber nada de lo que nos ocurra fuera, ¿de acuerdo?

JEANNE: ¿Pero por qué?

PAUL: Pues porque… aquí no hace falta saber nombres, no es necesario. ¿No lo comprendes? Venimos a olvidar, a olvidar todas las cosas, absolutamente todas, olvidaremos a las personas, lo que sabemos, todo lo que hemos hecho, vamos a olvidar dónde vivimos, olvidarlo todo

JEANNE: Yo no podré. ¿Tú sí?

PAUL: No lo sé. ¿Tienes miedo?

JEANNE: No

Una mañana de invierno, Paul (Marlon Brando), un hombre de 45 años recién enviudado, y Jeanne (Maria Schneider), una actriz amateur de 20, se encuentran casualmente mientras visitan un apartamento de alquiler en París. La atracción entre ellos es muy fuerte, tras mediar apenas unas cuantas palabras y sin conocerse, hacen el amor apasionadamente en el piso vacío. Es El último tango en París.

Hay polémica sobre la polémica, años después.

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider
-Día 7: The Last Waltz
-Día 8: Martin Rock and Roll Scorsese
-Día 9: Travis, Luke, Beatrix, Catherune y Léon
-Día 10: Natalie
-Día 11: BB
-Día 12: París

31 días de agosto: París (Día 12)

Estuve en París en 1977. He vuelto muchas veces, la última el verano pasado, con los enanos, que les encantó subir a la Torre Eiffel. Los mayores, una vez arriba, brindamos con Moet Chandon, que no está mal. Y cuando paseábamos me convertí en el Flâneur que siempre he querido ser. Y me dio por pensar en todo loq ue ha sido, todo lo que es y todo lo que puede ser.

Y me acordé de Casablanca, al película mítica una noche de agosto en verano, escuchando bobadas como «el mundo se derrumba y nostros nos enamoramos». Bobadas sí, pero qué bobadas tan tiernas y bobaliconas y enamoradiscas.

Y bobadas también insuperables en plan «siempre nos quedará París». Mírate ahora un segundo y pregúntate si tienes algún París en el bolsillo para tener a mano.

También está Supertramp, con un concierto mítico que se llama así a secas, París. «Se trata del álbum en directo por excelencia del grupo. Paris contiene las canciones más memorables de Supertramp, cuenta con su formación clásica, y las interpretaciones son casi impecables. Además de eso, fue grabado poco antes de la salida de Roger Hodgson, por lo que es el testamento final del Supertramp clásico. Si alguna vez quieres saber qué es lo más grande de esta banda, éste no es un mal punto de partida. Si ya conoces su trabajo, es el álbum en directo a conseguir»

Que Subway, que la recomiendo siempre que puedo, aquél verano de 1986 que acabé en brazos de la otra BB mientras me iba a Londres pensando en el metro de París. Pero It’s only mistery, but I Like it!

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider
-Día 7: The Last Waltz
-Día 8: Martin Rock and Roll Scorsese
-Día 9: Travis, Luke, Beatrix, Catherune y Léon
-Día 10: Natalie
-Día 11: BB