Lo vi en el escaparate de una tienda de discos de San Sebastián. Probablemente llovía, así que el color amarillo chillón de la portada sería lo que me llamó la atención. Paré y leí «The Last Waltz». Seguí leyendo y aparecían todos. TODOS. TODOS: Paul Butterfield: armónica y coros Bobby Charles: coros Eric Clapton: guitarra y voz Neil Diamond: guitarra y voz Dr. John: piano, guitarra, congas y voz Bob Dylan: guitarra y voz Emmylou Harris: guitarra acústica y voz Ronnie Hawkins: voz Joni Mitchell: guitarra acústica y voz Van Morrison: voz Pinetop Perkins: piano y voz Carl Radle: bajo Cleotha Staples coros Mavis Staples: coros Roebuck Staples: guitarra y voz Yvonne Staples: coros Ringo Starr: batería Stephen Stills: guitarra Muddy Waters: voz Ron Wood: guitarra Neil Young: guitarra, armónica y voz. Y, por supuesto, The Band, que no tenía ni idea de quiénes eran en aquél 1976.

Recuerdo que ahorré y ahorré y ahorré para tener aquél disco TRIPLE!. Costaba 1.300 pesetas de 1978, cuando yo tenía trece tiernos añitos y ya estaba turulato por la música. SI te lo estás preguntando la respuesta es sí. Todavía lo conservo y recuerdo también que incluía un librillo lleno de fotos a color del concierto. En aquellos años en blanco y negro en nuestro país podías considerar que tenías un tesoro. Y lo sigue siendo.

El concierto es, simplemente, una maravilla. Te recomiendo que te busques un buen sábado por la tarde y te lo pongas como en los viejos tiempos, a toda pastilla. Y verás cómo suena.

Pistas para agosto

-Tienes en YouTube las cuatro horazas del concierto completas. No te abalances a darme las gracias.

-Tienes también en YouTube el documental completo (en varios clips) de Martin Scorsese.

-Pero si hay algo que me estremece y me sigue estremeciendo es la canción It makes no difference. Y ese momento en que dice; «Well, I love you so much / That it’s all I can do / Just to keep myself from telling you / That I never felt so alone before».

It makes no difference where I turn
I can’t get over you and the flame still burns
It makes no difference, night or day
The shadow never seems to fade away

And the sun don’t shine anymore
And the rains fall down on my door

Now there’s no love
As true as the love
That dies untold
But the clouds never hung so low before

It makes no difference how far I go
Like a scar, the hurt will always show
And it makes no difference who I meet
They’re just a face in the crowd on a dead-end street

And the sun don’t shine anymore
And the rains fall down on my door

These old love letters
Well, I just can’t keep
Just like the gambler says:
«Read ‘em and weep»
And the dawn don’t rescue me no more

Without your love, I’m nothing at all
Like an empty hall, it’s a lonely fall
Since you’ve gone it’s a losing battle
Stampeding cattle, they rattle the walls

And the sun don’t shine anymore
And the rains fall down on my door

Well, I love you so much
That it’s all I can do
Just to keep myself from telling you
That I never felt so alone before

Recuerda. Hay que besarse más. Y en verano, mucho más

 

Todos los posts de #31diasdeagosto
-Día 1: Los 400 golpes
-Día 2: A todo gas
-Día 3: The Motorcycle Boy Reigns
-Día 4: On the road
-Día 5: Trece Rosas
-Día 6: Easy rider

5 comments on “31 días de agosto: The Last Waltz (Día 7)”

  1. Vi el último vals hace poco más de un año. Buscando sobre scorsese lo vi y dije: está banda no era la de Dylan?. Me compre el Big Pink y obviamente me enamoré de el. Tuve q comprar su segundo disco y por supuesto necesitaba ver ese concierto. Aún recuerdo la que sentí al sonar stage fright, al oír a levon cantando the night they Drove…, cuando garth Hudson toca la intro de chess fever o ver a rick Danko aullar It makes no difference. Por supuesto ver desfilará a otros genios como clapton o Neil Young le daba aún más interés. Ojo a la bolita de coca en la nariz de Neil Young. Scorsese y the band nos regalaron el último canto de una generación irrepetible, de una música q siempre me llena el alma. Ver a van marrison cantar Caravan de esa manera o presenciar esa reunión final con el I shall be released aún me pone la piel de gallina. En mi opinión the band fue la banda más grande que existió. Es solamente una opinión claro está. Son imprescindibles para cualquiera que guste de la buena música. Yo m los llevo conmigo a Madrid este año para seguir escuchandolos antes de las clases de la facultad. Me ha sorprendido mucho ver esto en ideal y m ha alegrado increiblemente ver q se conocen aquí en granada. Recomendaría seguir con the basement tapes, disco de Dylan y the band, magnífico por supuesto. Y también recomendaría q se hiciese una entrada del Berlín de lou reed, mi disco favorito y q en España tiene su historia. Bueno y hablando de dylan, también recomendaría una peli, Pat garret and Billie the kid. En fin, perdón por la turra, pero me ha entusiasmado muchísimo esta entrada. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *