gordian_knot

El Albaicín continúa con sus movilizaciones y sus protestas. No decaen. Un año largo después de la peatonalización de la Carrera del Darro y del Paseo de los Tristes; y unos meses después de que la Plataforma SOS Albaicín pactara con el anterior presidente de la Asociación de Vecinos, Manuel Vargas, conocido en toda la ciudad como ‘Chavalote’, repartirse la junta directiva vecinal, el disenso es completo.

Al menos, así lo afirman desde SOS Albaicín, que una vez integrados en la junta directiva de la asociación de vecinos del barrio patrimonio de la Humanidad, no han sido capaces de llegar a ningún tipo de acuerdo con el nuevo ‘alcalde de barrio’, el concejal, portavoz del equipo de gobierno y teniente de alcalde Juan García Montero.

El también concejal de Cultura, pese a llegar al cargo con buenas y nuevas ideas y con ganas de llegar a acuerdos puntuales que lograran un consenso que llegara a ser aprobado por todos los grupos en el pleno, tampoco ha sido capaz de reducir la tensión que anida en los órganos representativos del barrio granadino.

Hasta el punto que la junta directiva vecinal, integrada totalmente por la Plataforma SOS Albaicín en todos sus cargos menos en el de presidente, que se reservó en el acuerdo para ‘Chavalote’, hizo ayer público que ha decidido no asistir a las convocatorias de las Juntas Municipales de Distrito. Alegan, tras una asamblea con votación final, «que no iremos a la siguiente Junta de Distrito, el día 19 de este mes (mañana, miércoles)».

Según expresan, «es una medida desesperada ante el fraude de dichas juntas» Y se preguntan: «¿Dónde queda la participación ciudadana?»

Los miembros de la junta directiva recorrieron ayer el distrito y lograron que se sumaran a este plante El Fargue y Haza Grande. «Faltan los otras dos y estamos todos en ello», terminaron.

Y, ahora, la pregunta, ¿quién corta el nudo gordiano del problema-Albaicín?

2 Comentarios en El nudo gordiano del Albaicín

  1. No es dificil encontrar la punta y deshacerlo, simplemente oyendo a los vecinos que son quienes padecen el deseo de inmortalidad de algunos políticos. Pero obviamente no se va a conseguir con esta corporación. Habrá que hacer campaña para la próxima y, aunque no somos muchos, tenemos familiares y amigos concienciados que también sufren esta incongruencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *