Gorrillas

Los gorrillas han encontrado en el nuevo acceso a la Alhambra un suculento negocio. Así lo denuncia la asociación de vecinos del Barranco del Abogado, que ve a diario a una cuadrilla completa de aparcacoches que se turna para aparcar coches de turistas despistados que buscan el acceso al aparcamiento del Generalife.

Los problemas sin variados porque, en primer lugar, en el Secanillo Alto, que es como se llama este paraje, está prohibido aparcar. Además, denuncian los vecinos que los gorrillas “nos amenazan, porque logran sacarse todo un señor sueldo”.

Por su parte, la Policía Local continuamente les pide la documentación y les retira el dinero, según indica la ordenanza.

Al final, queda como siempre un problema que resolver porque, cada mañana, los aparcacohes vuelven.

8 Comentarios en Los gorrillas y el eterno retorno

    • Buenas
      Me consta que el Ayuntamiento hace todo lo que puede, pero son insolventes y no es una falta para que le caiga el peso de la ley.

  1. Yo soy informático y mi trabajo es resolver problemas del que me paga, si fuera incapaz de hacerlo 1) me dedicaría a otra cosa, por vergüenza torera 2) ya se encargaría mi cliente de hacerme ver que me dedique a otra cosa.

    ¿Por qué no hacemos lo mismo los ciudadanos con los que nos des-gobiernan?

    Y esto no es un problema de Granada ni del PP, es común a este país de caraduras (gorrillas), pasotas (usted y yo) e incompetentes (los que nos gobiernan) que es España.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *