López de Haro, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Foto: Ramón L. Pérez

Este lunes día 25 de enero se celebran elecciones en la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos. La cita es por la tarde en la sede, en la Plaza de la Ilusión.

Al frente de ella, y el único que ha presentado candidatura, Francisco López de Haro, que lleva, se puede decir, toda la vida al frente. Y es de agradecer. A cambio, recibe pitos y flautas, críticas y parabienes, pero hay que reconocer que ahí sigue al frente.

Él mismo explica que en el censo solo quedan ya las asociaciones de vecinos de la capital. Mientras, los grupos municipales valoran cada uno desde su esquina la actualidad y el futuro de esta asociación.

Hay cierta sensación de fracaso. No de la Federación sino de la sociedad. Cuando más se necesitan instrumentos de intermediación con la ciudadanía, más viejunos parecen y más aislados se quedan. Supongo que es culpa de todos. de no haber renovado la sangre del movimiento vecinal, de haberse mirado el ombligo capitalino, de la ausencia de voz en la provincia, de la falta de presupuesto para encarar proyectos, de…

Mientras perece o sobrevive, una foto en la sede, que data de mediados de los años ochenta, muestra al entonces alcalde, el socialista Antonio Jara, sonriente, en el centro, con toda la junta directiva de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos. Se les ve fuertes, orgullosos, contentos, activos.

Si te fijas, aparece Jesús Quero, que luego sería alcalde y ahora está al frente del PTS, y junto a él está López de Haro.

Mucho tiempo ha pasado, y desde todos los rincones, lo único que llegan son señales de alerta.

López de Haro, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Foto: Ramón L. Pérez
López de Haro, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Foto: R. L. Pérez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *